19 junio 2007

Chávez y el desafío estudiantil

Antes del inicio de la Copa América Chávez tratará de cerrar el cuarto ciclo de movilizaciones de la oposición contra su gobierno. Chávez sabe que centenares de periodistas de todo el mundo se concentrarán en Venezuela para seguir las incidencias de la Copa América. Chávez no quiere un Tlatelolco.

La gran derrota de Chávez sería que la Copa América se transformara en un evento político, con un sector de la juventud movilizado para exigir libertad y apoyado por los medios de oposición ("tiranía mediática"). Por eso Chávez alertó a sus seguidores que en el transcurso de la Copa América no se dejen "sorprender".

Para no sufrir ese traspié, que se transformaría en un golpe a su imagen internacional, Chávez ha decidido cortar de raíz ese movimiento "sui generis" que ha unido a estudiantes chavistas y antichavistas en el deseo de discutir el país que prefieren.

Para el líder de la revolución, el debate que se ha dado -libertad de expresión- es "estéril". Debe discutirse sobre la nueva realidad (multipolaridad, papel de la FAN en el desarrollo nacional, revolución agraria, entre otros puntos). La movilización estudiantil, aseguró Chávez, está impulsada por el imperio. Colorín, colorado, la agenda del debate impuesta por la oposición se ha acabado, al menos para los estudiantes revolucionarios. Llegó el comandante y mandó a parar.

Para que no queden dudas sobre cuál es el temario sugerido para la discusión, Chávez anunció que se inaugurarán próximamente 200 fábricas socialistas. Por otra parte, productor agropecuario que desabastezca el mercado será castigado.

También advirtió que finaliza la autonomía de los entes del Estado: "Se acaba la autonomía administrativa, la autonomía gerencial, la autonomía de planificación". Resta saber si las Universidades (autónomas) son entes del Estado.

Para que nadie se olvide que la revolución es pacífica, pero está armada -y armándose-, Chávez trajo a colación que el Gobierno "está haciendo los primeros cohetitos, que no llegan muy lejos (¿) y granadas también".

El Presidente anunció que viajará a Rusia, Irán y a otros países. La Agencia Federal Exportadora de Armas (Rosoboronexport) informó que Venezuela adquiriría a Rusia de 5 a 9 submarinos de última generación, que se sumarían a los 24 aviones Sukoi-30, los sistemas de defensa antiaérea Tor M-1, los 35 helicópteros Mi y los 100 mil fusiles AK-103 ya comprados. En Irán Chávez hablará sobre el avance de las inversiones conjuntas (17 mil millones de dólares) y los alcances de la alianza estratégica a la luz de la nueva situación del Medio Oriente.

Por ahí va la agenda presidencial. Esa es la realidad que Chávez quiere que se discuta en los escenarios estudiantiles. Ese es su desafío.


Publicar un comentario