21 junio 2007

País de iguales

Reconciliación nacional, algunos se preguntan qué será eso. ¿Un nuevo producto? ¿Acaso un chiste? ¿Cómo se come eso? Es lógico que cuando se habla de reconciliación nacional en un país donde se auspicia y propulsa una campaña de odio, de división, durante los últimos 8 años, la gente no tenga ni la más mínima idea del gran significado y cambio que implica la reconciliación nacional.

Los estudiantes nuevamente vamos por la calle del medio, sin temor a enfrentar la realidad que vivimos hoy en día, por muy compleja y dura que sea. Como jóvenes que hemos crecido con este gobierno, y que cuando los sucesos de abril 2002 éramos unos adolescentes sin derecho a voto, estamos cansados de un país donde existen ciudadanos de primera y de segunda, estamos cansados de la discriminación, estamos cansados de tanta polarización y división entre nosotros mismos.

Como universitarios creemos en el libre pensamiento, en el diálogo entre las partes, en reconocer y respetar las ideas de los demás. Por eso elevamos la bandera de la reconciliación nacional, porque creemos que todos podemos convivir en nuestro país, dentro de un clima de respeto y reconocimiento del otro. La elevamos porque creemos que la gran mayoría se cansó de la división y del odio, y que son unos pocos los que siguen creyendo en jugar a la división entre los venezolanos. La elevamos por un país de iguales, porque creemos que nosotros como jóvenes tenemos que dar el paso por la libertad y hacia la lealtad con todo el país y con todos los ciudadanos. No creemos en la confrontación y sí en la paz. Sabemos que este país es presente y futuro y nadie nos detendrá hasta alcanzar el objetivo de la reconciliación nacional.


Publicar un comentario