12 julio 2007

Inteligencia de Estados Unidos ve en riesgo democracia del país

Washington.- El "mayor riesgo'' para la democracia en América Latina está en Venezuela y Bolivia, según un análisis de inteligencia difundido ayer que destaca también a "críticos de la economía de libre mercado'' en Ecuador y Nicaragua, dijo AP.

El análisis fue presentado por Thomas Fingar, subdirector de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), al Comité de los Servicios Armados de la Cámara de Representantes en una audiencia de evaluación de la seguridad global.

En Venezuela y Bolivia, los presidentes Hugo Chávez y Evo Morales "están sacando ventaja de su popularidad para debilitar a la oposición y eliminar cualquier control de su autoridad'', dijo Fingar, cuya agencia centraliza el trabajo de todos los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Los gobernantes Rafael Correa en Ecuador y Daniel Ortega en Nicaragua son "individuos que son críticos de la economía de libre mercado y tienen estrechas relaciones'' con Chávez, agregó.

El análisis atribuye esas elecciones y los buenos resultados electorales que obtuvieron el año pasado políticos de izquierda en la región a la "creciente impaciencia de los electores ante la corrupción e incapacidad de los gobiernos de turno para mejorar los patrones de vida de grandes segmentos de la población''. "La insatisfacción pública con la forma en que funciona la democracia es especialmente preocupante en los Andes'', dijo.

Esta es la primera vez que la DNI habla en el Congreso de "riesgo'' de la democracia en Bolivia. Sobre Venezuela ha dicho lo mismo en años recientes.

El análisis refresca una lista de acciones de Chávez, incluyendo la incursión del Estado en el campo energético, la nacionalización de las telecomunicaciones y el cierre de RCTV.

"Chávez está entre los líderes antiestadounidenses más estridentes en el mundo y continuará tratando de evitar la influencia estadounidense en Venezuela, el resto de América Latina y cualquier otra parte del exterior'', afirmó.

DNI reitera que el "esfuerzo de Chávez de politizar'' a las fuerzas armadas venezolanas y crear una enorme y bien armada reserva militar" son indicios de que está rompiendo con la tendencia regional de fuerzas militares más profesionales y apolíticas''. Junto con Fingar se presentaron John Kringen, director de inteligencia de la CIA y Robert Cardillo, subdirector de análisis de DIA, la agencia de inteligencia para la defensa.

Publicar un comentario