24 julio 2007

La barrera de los 100 dólares y la guerra

Los cambios que están desarrollándose en el sector militar fueron anunciados por Hugo Chávez durante el acto de salutación de fin de año (2006) a la Fuerzas Armadas Nacionales (FAN). Algunas de las frases pronunciadas por Chávez en ese momento permiten encontrar una coherencia absoluta entre pensamiento y acción. Chávez proporcionó dos elementos que regirán el accionar de la FAN en la etapa socialista: a) "La fusión cívico-militar es una de las columnas sobre las que estamos construyendo la patria nueva, que nadie lo olvide"; y, b) "Las FAN son actores fundamentales del proceso revolucionario" (Ámbito Cívico-Militar, febrero-marzo 2007).

Ya Pdvsa, la Universidad Bolivariana de Venezuela, el Banco Industrial de Venezuela, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, la Coordinadora Nacional de Médicos y Médicas de Venezuela, el Seniat, Pequiven, el Metro de Caracas, el Instituto Autónomo de Ferrocarriles, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social y el Puerto de La Guaira; poseen cuerpos Combatientes de la Reserva, "con el fin de asegurar la paz en las instalaciones que conforman el estado venezolano" (Ibidem, p.38). Es decir, el concepto de "fusión cívico-militar" o "pueblo en armas" ya rige en las empresas y dependencias del Estado consideradas estratégicas.

El General (en Jefe) Gustavo Rangel Briceño, actual Ministro del Poder Popular para la Defensa, viene de desempeñar el Comando General de la Reserva y Movilización Nacional. En una entrevista que le otorgó a Ernesto Villegas (07-04-07), informó que la Reserva ya cuenta con 42 batallones, que tienen 110 mil personas, un número similar al del servicio activo.

Rangel Briceño también definió, en su conversación con Villegas, el enemigo a vencer: Estados Unidos. Pero -aclara- la confrontación con la potencia del Norte no será en el campo de la guerra convencional: "Saddam Hussein se equivocó y enfrentó las Fuerzas Armadas (de EEUU) directamente". Se trata de practicar de una vez (con EEUU) la Guerra Asimétrica.

El principal detonante previsto es un posible ataque de Estados Unidos contra Irán: "Claro, porque si llegan a tocar a Irán el precio del petróleo les va a pasar por encima de los 100 dólares, y le venderían fácilmente a su población la necesidad de manejar directamente una fuente que les garantice el petróleo más barato", afirmó Rangel Briceño.

Chávez acaba de decir en Nicaragua que el petróleo se encamina hacia los 100 dólares por barril. Y la Guerra de Irán no ha comenzado. Por eso la radicalización será cada vez más decidida.

Chávez ahora sí cuenta con el hombre indicado en el cargo indicado para el momento que estima decisivo: el cruce del barril de crudo por la barrera de los 100 dólares.


Alberto Garrido
Publicar un comentario