06 julio 2007

Pdvsa afirma que expiró concesión del hospital

Total, a mi no me importa. Yo no uso ese Hospital. ¿Eso es lo que pensará la mayoría de los marabinos? Parece que así es. ¿A nadie le importa que cambien la imagen de la Patrona de Venezuela, por un Guerrillero Argentino (con la excusa que fue médico)? ¿Es que una persona que actuó y murió al margen de la ley es más relevante que la Virgen patrona de Venezuela?



En medio de un notorio hermetismo acerca de la suerte que correrá el hospital Coromoto, ubicado en Maracaibo, la empresa estatal Pdvsa EyP de Occidente confirmó que a partir de agosto próximo asumirá el control administrativo de ese centro de salud, toda vez que fue dado a particulares en calidad de comodato por 10 años que se vencen el mes próximo.

Ayer, médicos y trabajadores del hospital guardaban silencio por segundo día consecutivo, luego de informaciones que indican que el nombre de la institución, considerada una de las mejores de América Latina por su unidad de quemados, sería cambiado por el de Che Guevara, en honor al revolucionario de origen argentino.

El director del hospital Coromoto, Crispín Marín, en parcas declaraciones suministradas este miércoles, dijo que no tenía información sobre los cambios ni el destino de los 150 médicos que laboran en ese centro.

Sin embargo, ayer Pdvsa de Occidente salió al paso de las denuncias formuladas por el diputado opositor zuliano, Juan Carlos Velazco, a través de un comunicado en el que se limita a explicar.

El comunicado dice textualmente: "Pdvsa EyP Occidente, cumpliendo con los artículos de la Carta Magna y los lineamientos del Gobierno Bolivariano de Venezuela, avanza en las obras de remodelación del nuevo hospital Coromoto para garantizar el acceso a la salud de todo el pueblo".

"Estos trabajos de mejoramiento forman parte de las acciones que permitirán a partir del mes de agosto de 2007 tomar el control administrativo del centro de salud, período en que la concesión expira y que actualmente mantiene la empresa capitalista, al ser otorgada por la vieja Pdvsa bajo la modalidad de comodato por un período de 10 años".

"Para cumplir de manera exitosa este proceso de transferencia administrativa, la industria petrolera designó una comisión de enlace para asegurar los derechos laborales del personal que trabaja en la institución y reparar los daños en la infraestructura por falta de mantenimiento de la empresa privada".

En la actualidad se avanza en la mejora de las instalaciones y todo el insumo médico, a fin de fortalecer las necesidades de salud del pueblo. Además, Pdvsa remodela el altar y la imagen de la virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela, que exalta con su nombre la labor de la institución y guía el trabajo que por años se ha hecho en este centro, el mejor de Latinoamérica".

El Universal

Publicar un comentario