27 julio 2007

Presidente confía en que AN no cambiará mucho su proyecto

El presidente Hugo Chávez dijo que tiene confianza en que la Asamblea Nacional no realizará demasiados cambios en el proyecto de reforma constititucional que próximamente enviará para su discusión.

"Si la reforma no funciona, que me cuelguen a mí, yo soy el responsable y haré todo lo posible para que sea aprobada", dijo el mandatario durante una cadena nacional de radio y televisión.

Sobre el aspecto más controversial de la reforma, la reelección sin límite de veces del Presidente, explicó que "no es indefinida porque esa palabra significa que no existe definición y por eso es negativa. Tampoco es vitalicia, no es como dice la oposición que Chávez va a ser presidente hasta que se muera".

Indicó que un aspecto crucial de la reforma será la consolidación del Poder Popular. "Es esencial este concepto, que no está en la Constitución Nacional aprobada en 1999, porque la Constituyente estuvo infiltrada por sectores que no querían un verdadero cambio revolucionario y lograron matizar lo que debió ser un cambio profundo. Dejaron el mismo modelo anterior, hablan de democracia participativa y protagónica pero el poder popular quedó cercenado, casi clausurado. Ahora sí se va a incluir y no como un sexto poder sino como un poder transversal".

Mantuvo la tensión en torno al contenido de la reforma al señalar que presentará el proyecto en su momento. "No estoy desesperado. El que está ganando el juego pasa la pelota: olé, olé. La verdadera propuesta casi nadie la conoce, la tengo en un maletín chiquitico por ahí. Estoy haciéndoles el favor a los de la oposición de adelantarles algunas propuestas porque sé que están desesperados. Algunos puntos los dejaré para el último día, no crean que les voy a contar todo antes", bromeó.

Disculpas al cardenal

Chávez expresó sus disculpas al cardenal hondureño, Oscar Andrés Rodríguez, por haberle llamado "payaso y loro del imperio".

"Si he ofendido al cardenal, presento mis excusas, no me cuesta nada. Es más, lo invito a que venga y se pasee por los pueblos de Venezuela", puntualizó Chávez, quien, sin embargo, recordó que fue el prelado quien emitió declaraciones ofensivas. "De mí dijo que era un dictador, pero los ofendió a ustedes porque son unos tarados, unos imbéciles que me respaldan", argumentó.

Chávez espera que el cardenal venga y recorra los pueblos de Venezuela.

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien ha mediado en este caso, dio gracias a Dios y a la sapiencia de Chávez por la solución del impasse. "En nombre de mi pueblo agradezco la satisfacción que Venezuela nos ha dado", expresó Zelaya, según AP.


Publicar un comentario