16 agosto 2007

Caso del Maletín. Recopilación (7)




Causa de la maleta con $800 mil vuelve a manos de la juez Novatti

Buenos Aires.- Un tribunal de alzada de Argentina ordenó a la jueza Marta Novatti que retome la investigación de la causa del empresario venezolano que intentó ingresar en el país con 800 mil dólares no declarados, de la cual se había separado el pasado viernes, alegando "razones de decoro" y "violencia moral", luego de las críticas recibidas.

Ricardo Echegaray, jefe de la Aduana argentina, acusó a la magistrada de no haber detenido a Guido Alejandro Antonini Wilson y de haber ordenado, el pasado domingo, que el organismo tramitara el incidente como una infracción aduanera.

La decisión fue adoptada por la Cámara de Apelaciones en lo Penal y Económico, a la que remitió el expediente Diego Zysman Quirós, el juez que quedó a cargo de la causa tras la decisión de Novotti y quien también declinó llevar adelante la investigación, reseñó Efe.

Ahora la jueza deberá decidir si hace lugar al pedido que realizó la fiscal María Luz Rivas Diez para que ordene la captura internacional de Antonini Wilson por "retirarse del país, no constituir domicilio y no presentarse a las autoridades".

El juez federal Jorge Ballesteros investiga por separado una denuncia por los presuntos delitos de "lavado de dinero" y sobornos, aunque aún no ha hecho avances sustanciales en esas actuaciones.

Colaboración de Antonini

Antonini Wilson se ofreció a comparecer ante la justicia de Argentina para explicar lo sucedido el pasado 4 de agosto, cuando las autoridades aduaneras de este país le retuvieron un maletín con 800.000 dólares que no había declarado.

Así lo informaron a Efe fuentes del estudio de abogados que dirige Héctor Vidal Albarracín, quien ha asumido la representación en Argentina del empresario venezolano.

"Antonini Wilson pidió a Vidal Albarracín, por teléfono desde Miami, que presentara un escrito mediante el que el empresario se pone a disposición de la justicia cuando sea citado para aclarar lo sucedido", dijeron las fuentes.

Según La Nación, el abogado explicó al juez que "no hay ninguna necesidad de librar una orden de detención (en contra de Antonini)". "Él no se fugó, sino que se fue del país sin que existiera ninguna restricción para hacerlo, y nunca fue citado por ninguna autoridad, ni siquiera por la fiscal", dijo Vidal.

Reacio a dar cualquier otra información sobre su defendido, Insistió en que el misterio que rodea a Antonini nada tiene que ver con el trámite de la causa. "El hecho de que no quiera atender al periodismo en Miami no autoriza a sostener que se complica dar con su paradero", sostuvo el abogado, que señaló que si la justicia quiere citar al venezolano, puede hacerlo a su estudio jurídico.

Relaciones intactas

Tras reiterar que "siguen esperando que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) dé una explicación" y "adopte medidas" sobre el caso de la maleta, el jefe del gabinete argentino, Alberto Fernández, aseguró que el incidente no afecta las relaciones bilaterales entre su gobierno y Venezuela.

"Acciones particulares de un funcionario no pueden determinar los vínculos diplomáticos entre dos países", afirmó el coordinador de ministros en declaraciones a Radio América, de Buenos Aires.


Oposición uruguaya exige saber negocios con el venezolano

Montevideo.-La oposición parlamentaria uruguaya interrogará al ministro de Industria, Energía y Minería, Jorge Lepra, acerca de la posible participación del empresario Guido Antonini Wilson en negocios entre ambos países "que no están claros", dijo a Efe el diputado José Amorín Batlle.

Antonini Wilson, que generó un escándalo en Argentina, "estuvo por lo menos seis veces en Uruguay y acompañó a autoridades venezolanas en visitas previas a concretar negocios", agregó el legislador del opositor Partido Colorado.

En los recientes negocios acordados entre la empresa estatal uruguaya de combustibles, Ancap y Pdvsa, "hay falta de transparencia", agregó el legislador. Dijo que lo interrogará sobre las reuniones de autoridades de Ancap "con personas que tienen parámetros de corrupción desconocidos en el país".

Lepra concurrirá a la Comisión de Industria de la Cámara de Diputados el 22 de agosto para exponer otros temas.

Sin embargo, "la oportunidad será buena para preguntarle cómo y con quién se hacen esos negocios, porque, hasta ahora, ni los legisladores ni los uruguayos en general tenemos información", agregó.

Antonini y el gobernador Yánez Rangel visitaron en 2006 la empresa Umissa. Los acompañó la entonces embajadora venezolana María Urbaneja, dijeron fuentes de Umissa.


Bolivia aclara que "autorizó sobrevuelo de la aeronave"

La Paz.- El Gobierno de Bolivia afirmó ayer que el avión que transportó a Argentina al empresario venezolano Guido Antonini Wilson, sólo sobrevoló y no aterrizó en el aeropuerto de la ciudad oriental de Santa Cruz.

El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, dijo que la Dirección de Aeronáutica Civil de Bolivia certificó que la indicada aeronave únicamente "realizó un sobrevuelo en territorio boliviano, no aterrizó en ningún aeropuerto del país". El opositor Podemos pidió al gobierno del presidente Evo Morales explicaciones sobre la autorización para el presunto aterrizaje y aclarar si ese dinero salió de Bolivia, citó Efe. Rada declaró que lamenta esos comentarios e insistió en que "no hubo registro alguno" de un aterrizaje y que "lo único que hubo fue un permiso de sobrevuelo". De su parte, el portavoz presidencial, Alex Contreras, dijo que para el gobierno de este país "el avión oficialmente no aterrizó".


Solicitan al FBI que investigue a Antonini

Organizaciones y ciudadanos venezolanos en Miami solicitaron al Gobierno Federal que investigue al empresario Guido Alejandro Antonini Wilson por el caso de la maleta cargada con 790 mil 550 dólares que intentó ingresar a Argentina sin declarar.

Misivas firmadas por el economista Federico Alves, un venezolano residente en Tampa, y la organización Venezuelan American Citizens (IVAC), con sede en Miami, fueron enviadas, por separado, a los departamentos de Estado y Justicia, así como al FBI, solicitando una pesquisa sobre un presunto delito de tráfico y lavado de dinero cometido por Antonini.

Mientras la denuncia interpuesta por Alves fue transferida a la oficina homóloga del distrito de Miami "para más revisiones", según conoció El Nuevo Herald, el FBI no ha iniciado una investigación formal sobre el caso, dijo Judy Orihuela, portavoz de la agencia de Miami.

El grupo de venezolanos pidió al Gobierno Federal investigar "el origen y el destino de esa enorme cantidad de dinero" y encausar a "los cerebros que están detrás de la operación".

"El hecho de que Antonini, un ciudadano estadounidense, fuese detenido con este dinero en efectivo, viola todos los convenios internacionales contra el lavado de dinero que han sido firmados por EEUU, Venezuela y Argentina", afirmó Alves al diario norteamericano. "Este es un delito universal y si Antonini está en Miami, el Gobierno Federal tiene que arrestarlo".

Por su parte, Ernesto Ackerman, presidente de IVAC, espera conocer cuál es el destino del dinero.


Fiscalía requirió información sobre el vuelo de Enarsa

¿Desde dónde partió el avión rentado por la petrolera argentina Enarsa? ¿Cuál era su destino? ¿Quiénes iban a bordo de la aeronave? y ¿cuáles fueron los funcionarios de tráfico aéreo que debían revisar los equipajes de los viajeros? Estas son algunas de las informaciones que el Ministerio Público solicitó al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) y a las autoridades del aeropuerto internacional de Maiquetía, al inicio de la investigación sobre el escándalo de la maleta de los 800 mil dólares.

La información la ofreció ayer el fiscal Nelson Mejías, uno de los dos funcionarios comisionados para indagar la procedencia y destino de los fondos retenidos al empresario Guido Antonini Wilson en Buenos Aires (Argentina), quien afirmó: "Ya ordenamos una serie de diligencias y entre las que podemos mencionar, está la documentación sobre el vuelo".

El funcionario confirmó que la institución garante de la legalidad ya recibió de la Procuraduría General de la Nación sureña todos los datos que le fueron solicitados el pasado 10 de agosto (hora y fecha del vuelo, itinerario, procedencia, rutas características del avión; nombres de las personas que arribaron con Antonini e información sobre el delito del que se le acusa, entre otros).

Evadió adelantar cuáles serán los siguientes pasos que darán él y el fiscal Fernando Hércules. A las preguntas de los representantes de los medios de comunicación respecto a si citarán a los funcionarios de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) que viajaron junto a Antonini o si solicitarán a los bancos que les informen sobre las cuentas del empresario, las respuestas fueron siempre las mismas: "No podemos decir nada, porque podríamos revelar las estrategias de la investigación".

Asimismo se excusó de ofrecer más detalles alegando que la averiguación apenas se abrió este lunes.

No obstante, fuentes cercanas al Ministerio Público aseveraron que los fiscales ya tienen en su poder los videos grabados por las cámaras de seguridad del aeropuerto de Maiquetía el 3 de agosto pasado, fecha cuando los ejecutivos petroleros argentinos y venezolanos salieron rumbo a Buenos Aires.

Esos mismos informantes aseveraron que en las cintas se observa a cuatro personas portando sus respectivos equipajes. Igualmente trascendió que cuatro valijas eran idénticas y que los fiscales que investigan el caso tienen indicios de dónde fueron adquiridas y el peso de las mismas.

Mejías dijo que todavía no han determinado si la maleta con los dólares salió del país o si fue embarcada en algún otro destino donde la aeronave realizó escala, tal y como lo dejó entrever el ministro del Interior y Justicia, Pedro Carreño, quien el fin de semana pasado dijo que el avión de Enarsa hizo reposta en el aeropuerto boliviano de Viru Viru, en Santa Cruz.

Sobre este último detalle aseveró no tener información.

Mejías no descartó que él o Hércules tengan que trasladarse hasta Argentina para recabar más datos y garantizó a las autoridades de esa nación toda la cooperación y ayuda.

Por último, reiteró que presuponen que Antonini pudo haber incurrido en dos delitos penados por la Ley de Ilícitos Cambiarios, tal y como lo señaló el fiscal general, Isaías Rodríguez, en un comunicado publicado hace dos días.


Atribuyen a "rumores" dimisión de Uzcátegui

El director de la oficina de la presidencia de Petróleos de Venezuela y presidente de la filial en Argentina, Diego Uzcátegui, renunció ayer en la tarde a la petrolera, según informaron fuentes extraoficiales, luego de que su hijo, Daniel Uzcátegui, apareciera involucrado en el caso de la maleta con casi 800 mil dólares que llegó a Argentina en manos de Guido Antonini Wilson.

Pese a que la información se difundió rápidamente incluso por medios audioviduales, el presidente de Pdvsa y titular del Ministerio de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, lo atribuyó a "rumores". Uzcátegui, por su parte, no estuvo disponible para confirmarlo.

La noticia de la dimisión de Uzcátegui se produce días después de que funcionarios del Gobierno argentino le exigieran a Venezuela explicar la presencia de Antonini en el avión, fletado por la estatal Enarsa para trasladar personal de esa empresa y de Pdvsa como parte de los acuerdos bilaterales existentes.

Horas antes Ramírez se había pronunciado con respecto al caso al decir que "no podemos desbocarnos". Reiteró que Pdvsa investiga la presencia de tres de sus funcionarios en el avión, siguiendo lo que dicta su normativa interna. "No es competencia nuestra involucrarnos en la investigación que está en manos de los organismos competentes de Venezuela y Argentina. Estamos esperando que este lamentable incidente se dilucide de manera inmediata".

Contra el capital transnacional

Una tarima, un toldo y varios grupos musicales mantuvieron ayer a los "rojos rojitos" entretenidos hasta que a las 12 del mediodía el ministro y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, se dirigió a quienes atendieron la convocatoria para apoyar su gestión en La Campiña, el que se suponía sería el punto de llegada de la marcha del "maletinazo".

"Aquí lo que se está disputando es el poder político", advirtió de entrada Ramírez y atribuyó a los mismos grupos que organizaron el paro de 2002, "a los mismos canales golpistas y a los mismos expertos vomitando su odio" las denuncias hechas sobre corrupción en Pdvsa, así como a raíz de la aparición del maletín con dólares.

"¿Qué les duele? Que la revolución avanza. ¿Qué les provoca tanta piquiña y odio? Que el liderazgo del presidente Chávez está más fortalecido que nunca, que el pueblo está organizado y con poder, que la Fuerza Armada es más patriótica que nunca. Pero lo que les duele más que es que la nueva Pdvsa es un instrumento de redención de los pueblos de América del Sur".

Se preguntó en dónde estaba el grupo de oposición que anunció que llegaría a La Campiña. "Sólo cuentan con los medios".

Tras los gritos de "no volverán" de los trabajadores agrupados en La Campiña, el ministro atacó a las transnacionales petroleras. "Pdvsa está ahora subordinada a los intereses del Estado (...) Comenzó la batalla frontal contra el interés transnacional, contra los intereses económicos que medraron la industria. Los taladros son de Pdvsa, de los trabajadores, cáiganos lo que nos caiga: curas, traficantes, lo que sea".

El Universal

El maletín de Antonini

La reacción habitual ante cosas como la que ocurrió en Buenos Aires con el maletín del señor Antonini, era la de considerarlas como un trapo rojo, un pote o una cortina de humo que lanzaba Chávez para distraer la atención de los problemas del país. Se ponderaba la habilidad con que lo hacía, se subrayaba la subestimación en que sus adversarios incurrían al estimar sus capacidades, y se comentaba la facilidad con la que todos -menos el que hacía el comentario- caía en las trampas que ponía ese diestrísimo político.

Sin entrar a discutir cuánto había de verdad en ello y cuánto de una curiosa tendencia sadomasoquista en muchos comentaristas políticos, lo que en este momento corresponde es constatar que esa idea de los trapos rojos ya no aplica.

La idea del trapo rojo, de la cortina de humo, etcétera, supone que el que lo pone o la tira puede separar la maniobra de distracción de aquello que quiere ocultar con ella. Que puede, digamos, mantener aparte un determinado escándalo y sus efectos, de los problemas sustanciales que tiene el país, de modo que cuando la gente pone su atención en aquel, la quita de éstos.

Una estopa

Ahora todo converge, se mezcla, constituyendo una estopa donde cualquier hilo conduce a todos los demás. La atención que se pone sobre una cosa no nos aleja de las otras, porque esas otras están cerca, muy conectadas con la que nos atrae en el momento. De modo que por poco que se quiera seguir la pista del escándalo que supuestamente debía desviar la atención, nos encontramos con los problemas sustanciales, aquellos de los que Chávez quiere que nos olvidemos. El maletín de Antonini, por poco que tiremos de él, nos lleva a los reales que se están gastando fuera, a la corrupción en Pdvsa, a la impunidad, al problema de los taladros, al descenso de la producción petrolera, a la carretilla del padre Palmar, a que el dinero comienza a no alcanzar, a que el financiamiento de las misiones empieza a flaquear, a que la inflación no cede, a que el PSUV no arranca, a que el PCV se alegra de no haberse disuelto, a que en tales circunstancias Chávez no halla cómo meter su reforma petrolera.

Lo mismo pasó con la Copa América. Una combinación de cosas echó por tierra las esperanzas políticas que el Gobierno seguramente puso en ella.

Las letanías

La posición oficialista es netamente defensiva. El compás argumental oficialista es cada vez más estrecho. Se reduce a dos temas, que ya tienen nivel de letanías: la conspiración mediática y la mano del imperio. La propaganda oficial tiene el tono gris de los regímenes totalitarios, y los márgenes de libertad que quedan lo hacen ver con nitidez. La posición tiene que ser defensiva porque, en cuanto al Gobierno se refiere, no existe, ni va a existir, ningún elemento de dinamismo positivo en el país. Las tendencias son todas negativas. Hace tiempo que el Gobierno no sale airoso en nada. Lo único que podría ser un elemento dinámico, la organización popular que este Gobierno dice promover, tiene que ser mantenido al nivel de la farsa y del control, porque si se le deja que desarrolle su fuerza democrática, su tendencia natural será a chocar con el proyecto de poder total de Chávez. Ya no hay trapos rojos. Cualquier noticia negativa incendia el pajonal de hechos negativos que tiene al lado, y todo viene a la mente al mismo tiempo.

Todo lo cual nos lleva al verdadero tema de Chávez: la reforma constitucional. Chávez no encuentra ángulo de tiro. Las cosas que han salido no le interesan a la gente y mayormente tienen que ver con el poder de Chávez. Ninguna significa un adelanto de lo que existe en la Constitución del 99. Chávez no encuentra qué ponerle que vaya en esa dirección. Indicio de ello es su oferta más reciente: darle a las misiones rango constitucional. Es decir, lo que ya hay, y en proceso de desgaste, pero ahora en la Constitución. Lo tomo como señal de que aún no ha encontrado nada nuevo que ofrecer. Seguro que lo está buscando.

Las encuestas, en cuanto a la figura de Chávez se refiere, se mueven de un lado para el otro. Es difícil encontrar un patrón, una tendencia. De manera que no es seguro que las tendencias objetivas negativas se estén traduciendo en un descenso del respaldo popular de Chávez. Pero algo hay, algo sabe o intuye Chávez, que lo hace sentirse inseguro en cuanto al lanzamiento de la reforma constitucional, siempre temiendo que cosas como el maletín de Antonini revuelvan un avispero general que no va en su favor y que desnuda o recuerda demasiadas cosas.


Diego Bautista Urbaneja
El Universal
dbu@etheron.net
Publicar un comentario