14 agosto 2007

Chávez: Proyecto y maletín

Chávez anunció que si Cuba no es invitada a la próxima Cumbre de Las Américas Venezuela no asistirá. Chávez ha sostenido que Venezuela y Cuba son una sola nación. Hace ya tiempo Chávez había adelantado que Venezuela y Cuba marchaban hacia una "fusión" de Estados, que debe leerse como fusión entre la revolución cubana y la revolución bolivariana.

Chávez se ha trazado un proyecto geopolítico-multipolar-petrolero que tiene como principales objetivos hacer de Venezuela una potencia energética mundial y crear un Nuevo Orden Mundial Multipolar (NOMM). Irán y Bolivia son piezas fundamentales en el proyecto.

Con Irán se ha constituido una alianza estratégica con base en la OPEP. En la medida en que el Nuevo Orden Mundial Multipolar avance en su confrontación contra el Nuevo Orden Global Unipolar (NOGU) que intenta implantar la Casa Blanca, la alianza Irán-Venezuela puede hacer desaparecer del mercado petrolero alrededor de 6 millones de barriles de crudo al día -o más- y estremecer la economía mundial. Por eso la alianza Irán-Venezuela es estratégica.

Cuando Chávez desarrolla con fuerza la relación Venezuela-Bolivia aplica la tesis de "Eje Energético Regional". Petrosur, Petroandina, Petrocaribe y Opegasur forman parte del criterio expresado meses atrás por Fidel Castro: "hoy la revolución pasa por la energía". Es decir, por el control y el manejo de la energía. Chávez no le regala nada a Morales. Chávez invierte en su proyecto -compartido por Morales-, entendido como "voluntad nacional" después de su triunfo -legitimado por la dirigencia de la oposición- de diciembre de 2006.

Para Chávez la ayuda a Argentina es la posibilidad de cambiar la hipótesis del "Eje de Liberación Estratégico" Caracas-Brasilia-Buenos Aires por otra: la del "Eje Energético Venezuela-Bolivia-Argentina", que busca neutralizar el poder regional de Brasil y la geopolítica del etanol de la alianza Brasilia-Washington.

Si Chávez decide construir refinerías en Nicaragua, en Ecuador o en Siria no hace sino ser coherente con su plan de establecer un eje intercontinental petrolero, que además pueda contribuir a asociar parte del mundo musulmán con el bloque antiestadounidense latinoamericano. Para ese fin cuenta con la ayuda decidida de Irán, que ya ha establecido convenios con Cuba, Venezuela y Nicaragua mientras discute otros con Ecuador y Bolivia.

Chávez anuncia que Venezuela asumirá la deuda de Bielorrusia con Rusia porque considera que la apuesta por aliados estratégicos mundiales no solamente pasa por Irán y por Siria. En esa lista figuran Rusia y Bielorrusia.

Todo está claro. Por eso Maduro dice que más vale proyecto en mano que maletín volando.

Alberto Garrido
Publicar un comentario