05 agosto 2007

Cuestionan "adoctrinamiento" en cursos de formación docente

Socialismo del siglo XXI, Tercer Motor "Moral y Luces", consejos comunales, contraloría social, valores socialistas, fundamentos filosóficos, pedagógicos y legales de la educación bolivariana y misiones educativas.

Ese fue parte del temario que estudiaron los maestros que asistieron a las Jornadas de Formación Docente auspiciadas por el Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE), las cuales concluyeron la semana pasada y se reiniciarán el 10 de septiembre. Ni por error se impartieron técnicas para mejorar el desempeño docente, ni para mejorar la enseñanza de los aprendizajes, mucho menos para evaluar la calidad educativa.

Los talleres, con una duración de ocho horas diarias, fueron planificados para que los docentes se capacitaran como multiplicadores de la buena nueva del socialismo, y para que la escuela, que a duras penas cumple con su fines, se integre a plenitud a trabajar en la creación del nuevo hombre. El tópico de las escuelas bolivarianas, tal como lo refirieron las personas consultadas, fue apenas una referencia en los extensos cursos.

"A mi juicio fue una gran pérdida de tiempo. Los instructores ni siquiera sabían explicar qué es el socialismo. La sesión de la mañana se dedicaba a los cinco motores, a la ética socialista y al colectivismo, al árbol de las tres raíces -Simón Rodríguez, Simón Bolívar y Ezequiel Zamora- y la formación del nuevo republicano. La reunión de la tarde era para evaluar nuestros conocimientos y opinión sobre el temario", refirió una docente adscrita a la Unidad Educativa Especial Audición y Lenguaje en San Juan de Los Morros, estado Guárico.

En el Liceo La Ovallera en Palo Negro, estado Aragua, la situación no fue distinta tal como lo expresa un profesor. "Nos dijeron lo mismo que dice Chávez en sus cadenas. Es decir, el socialismo, el nuevo hombre. Nada nuevo, y nos hablaron de valores que nosotros ya conocemos y practicamos, como son la solidaridad y la ética".

Si bien no aseguró que los facilitadores fueran cubanos, acotó que el acento era "extraño". Eso sí, la única certeza fue el atropello y el maltrato por parte de los facilitadores y funcionarios de la Zona Educativa del estado Aragua.

"Se nos advirtió que quienes no estuviéramos de acuerdo con el modelo educativo solicitáramos la renuncia o la jubilación. Lo peor fue que nunca se abordaron los problemas y carencias de las escuelas, hay un desfase entre lo que ellos pretenden y la realidad educativa".

Además de la desconexión pedagógica, las exposiciones fueron deficientes en contenido.

El gran misterio

La eliminación de la escuela básica es un hecho. Habrá sólo tres niveles: el inicial, la escuela de primer a sexto grados y el liceo de primer a quinto años. El currículo no se salvó a las reformas y ahora será por áreas de conocimiento -Lengua y Literatura, Matemática, Ciencia y Tecnología, Ciencias Sociales, y Deportes y Recreación.

La modificación del horario y cronograma escolar sólo la conocen el ministro Chávez y el presidente Chávez. Esa desinformación ha generado entre los docentes el temor, dado que los cursos se reanudarán en septiembre hasta diciembre, que a última hora se informe sobre el nuevo cronograma, y que las clases se inicien en enero de 2008.

"¿Si maestros, profesores y directores estarán en esas Jornadas hasta diciembre, quiénes ejercerán sus funciones? A menos que cubras las vacantes con suplentes, lo cual no se ha hecho aún. Creo que al final, a última hora, o en un Aló, Presidente, nos anunciarán las reformas", analizó un funcionario del Ministerio del Poder Popular para la Educación.

Lo que sí es una concreción es el bautizo como bolivarianos de todos los planteles oficiales. "Será sólo de nombre. Pues en la gran mayoría no será posible implantar un solo turno pues funcionan dos instituciones distintas. Además, los docentes, por sus bajos salarios, deben trabajar en otras escuelas. Creo al final de tanto cambiar no cambiarán nada", reflexionó.

Formación política

La directora de una escuela adscrita a la Alcaldía Metropolitana, cuyos nombres por obvias razones se omiten, resume la jornada de la siguiente manera:

"Fue un curso de teoría y formación política. Muchos quedamos con dudas, no comprendimos buena parte de los contenidos. Las exposiciones básicamente versaron sobre el árbol de las tres raíces, la construcción de ciudadanos del socialismo del siglo XXI y la ética socialista. Fue un taller de adoctrinamiento donde se postula una educación socialista y bolivariana, no hay espacio para otro modelo, aunque ellos hablan de democracia.", detalló.

Como en el socialismo del siglo XXI todo es posible, la educación no podía escapar a ese imaginario. Por eso, la infraestructura de las escuelas "será lo de menos para que sean bolivarianas". Por lo menos así le comentaron los facilitadores a la directora; lo importante será el nombre.

En sus conclusiones, la docente resalta que a la final nadie entiende, desde lo pedagógico, cómo se darán las clases con los cambios previstos en el currículo ya que los docentes no están preparados para ello, y los programas son los mismos.

Pero no todo es tan malo, la directora destacó que respalda la iniciativa de inculcar los valores ciudadanos. "No creo que se hayan perdido, pero sí están dormidos, y desde esa perspectiva es bueno trabajar para que los niños y niñas no caigan en desviaciones. Se quieren retomar los proyectos de aulas, lo cual es positivo porque los alumnos aprenden a conocer su historia y su entorno".

Su colega de la UEDB José Gregorio Hernández, en Caracas, si bien no desaprueba el trabajo escuela-comunidad subraya: "Se le están dando atribuciones a la escuela que no le competen, y que sólo afectarán su desempeño. Mientras no se resuelvan los problemas elementales de infraestructura, dotación y calidad no podremos avanzar. Además, para ellos comunidad es todo grupo que sea chavista".

La maestra fustigó la dinámica de las Jornadas pues fue nula la participación. "Se habla de democracia pero se imponen los contenidos. Los docentes sólo pueden hablar si apoyan lo que ellos dicen".

El nuevo programa escolar sólo generó incertidumbre. El nuevo currículo no ha sido discutido y mucho menos dado a conocer a los maestros. Ante esa panorama los maestros no saben a qué se enfrentarán cuando se inicie el nuevo año escolar.

"Los docentes son especialistas en un ámbito determinado, pasar a enseñar diversos contenidos desmejorará la formación de los alumnos. Un tema es la transdisciplinaridad y otra la superficialidad de los contenidos", aclara la directora de una escuela en Caracas.

En ese aspecto, su colega de Guárico advierte que siendo una escuela de educación especial no es fácil el cambio de programa sin previa fase experimental. "En pedagogía lo que se impone no funciona".

Por lo visto, a los docentes y a todo el país sólo les resta esperar el devenir educativo de los próximos meses.

Publicar un comentario