05 agosto 2007

El Hospital Coromoto inicia un servicio médico "socialista"

Maracaibo.- Durante un acto especial se espera que durante el día de hoy, Pdvsa retome el control administrativo del Hospital Coromoto de Maracaibo, tras la culminación de la concesión de 10 años -otorgada bajo la modalidad de comodato- a la empresa privada General Servicios de Salud (GSS).

El gerente general de Exploración y Producción de la estatal petrolera en la zona, José Luis Parada, informó en una rueda de prensa que "a partir del domingo, el hospital prestará un servicio médico socialista, de atención gratuita para todas las personas de bajos ingresos y que no tienen recursos para asistir a un centro privado".

Precisó además que unos 45 médicos y cerca de 530 personas, entre personal obrero y de servicios del hospital, decidieron continuar sus labores dentro del centro asistencial. Según confirmó a los medios, existe una lista de más de 300 médicos que desean ingresar al emblemático centro hospitalario para prestar sus servicios de manera gratuita. "Ellos desean colaborar con aquellas personas de bajos recursos que nunca han tenido dinero para recibir una excelente atención hospitalaria. Esos son los médicos que requiere el país y la patria".

Parada manifestó que en el hospital, al que no se le cambiará el nombre tal como aseguraban voceros de la oposición en la región, se ejecutará una inversión que gira alrededor de los siete millardos de bolívares en obras externas. Explicó que en infraestructura y reacondicionamiento de algunas áreas quirúrgicas y de hospitalización se invertirán más de 18 millardos de bolívares.

Renuncias a granel

Por su parte, un grupo de 100 trabajadores, compuesto por médicos y enfermeras, decidió no continuar laborando bajo la nueva administración y el pasado jueves se despidieron, realizando una ceremonia religiosa en las areas del recinto.

En una declaración conjunta, indicaron que 70 por ciento del personal médico se retiró de manera definitiva y un 30 por ciento aún no se ha definido.

Crispín Marín, director médico, aseguró, entretanto, desconocer el nombre de la persona que asumirá su cargo luego que se retire de la institución, así como la cantidad exacta de médicos que renunciaron y los que ingresarán. ''Cada médico toma su decisión y las nuevas autoridades podrán aceptar o no que se queden'', dijo.

Darío Merchan, gerente corporativo de salud de Pdvsa, afirmó que garantizarán la estabilidad laboral a todo el personal del Hospital Coromoto.

"Pdvsa garantizará la paz y estabilidad laboral a todo el personal que está bajo la figura de contratación colectiva. La industria les va a respetar a todos sus condiciones, nosotros les vamos a dar continuidad a todas las cláusulas firmadas", acotó.

En relación con la unidad de Quemados, única en su tipo en el occidente del país, esta estará a la disposición de todos los ciudadanos que la necesiten, se aseguró.


Publicar un comentario