04 septiembre 2007

¡Atención firrr!

Con la propuesta de modificación constitucional se concreta la militarización del país y, como dicen por allí, Venezuela se uniforma.

La propuesta presidencial elimina el carácter institucional, profesional y apolítico de la FAN. Ya no sería una institución al servicio de toda una nación que responde a los intereses de un país en su totalidad y no a un régimen, personalidad, ideología o partido. Se acabó el carácter democrático de la FAN.

Califica a la FAN de Bolivariana; calificativo que se amoldará de acuerdo a los intereses gubernamentales y no va a responder al respeto que todos los venezolanos podamos tener por nuestro Libertador. El Presidente determinará el significado de "Bolivariana" a su simple antojo. A la FAN se le define como un cuerpo patriótico y antiimperialista, términos estos utilizados en la Constitución de Cuba, lo cual no es una casualidad, sino una manifestación inequívoca del proceso de ideologización en el que se pretende insertar a la institución armada.

Se propone que la FAN asuma tareas permanentes en materia de seguridad ciudadana y orden público, lo que constituye un signo inequívoco del proceso de militarización del país. Ahora los ciudadanos que pretendan reivindicar sus derechos serán agredidos por el uso de la fuerza militar y las armas de guerra.

La FAN, como sucedió en las dictaduras militares del cono del sur, tendrá una "participación activa en planes para el desarrollo económico, social, científico y tecnológico de la nación". Con ello la institución armada puede intervenir en cualquier asunto propio de la vida civil. Ello se agrava en la medida que se reafirma que la FAN tiene facultades de policía administrativa e investigación penal.

A la FAN se le impondría una estructura armada paralela, institucionalizando un sistema "paramilitar" o "fuerza de guerrilla" al servicio del régimen. El Presidente tendría el poder para promover a los oficiales en todos los grados y jerarquías, lo cual auspiciará el carácter totalitario de la gestión presidencial. La idea no es una FAN para asegurar la paz, sino para hacer la guerra.

Publicar un comentario