11 septiembre 2007

¡Confunde y reinarás!

Nueve años llevamos ya oyendo el mismo cuento, la misma cantaleta, viendo cambio tras cambio, y que todo se mantiene igual detrás de un nuevo nombre, logo, colores y hasta una nueva directiva. Este Gobierno ha seguido varias estrategias en lo que lleva en el poder; entre ellas, una que parece ya haber cumplido es "divide y vencerás", con la que logró partir este país en dos, dos grupos notablemente marcados por una característica: chavista o no chavista.

Hay una segunda, "confunde y reinarás". Esta estrategia es más sencilla; sigue las reglas de cambiar todo lo que se pueda cambiar y que nadie esté muy claro de qué está bien y que no lo está. Sólo aquel que tiene cierta idea de cómo funciona el nuevo régimen es el dios sobre todos los demás.

Esa es una de las metas de la presente reforma constitucional que busca llevar a cabo el presidente. Una reforma que lo coloque a él como el único que entiende cómo se sigue la receta del país. Si nadie entiende, nadie preguntará, supongo que es lo que pensará en su cabeza. Así, confundirá a cada uno de los venezolanos acostumbrados a sus instituciones tradicionales, buscando así que cada una de las infamias que hace contra este país pasen por debajo de la mesa porque, después de todo, quién sabe como funciona el sistema realmente más que él.

"Confunde y reinarás". Ese debería ser el nuevo lema de la revolución. Confunde y estarás por siempre en el poder; confunde a todos y nadie preguntará. ¿Qué será de los venezolanos si se dejan confundir de esa manera, con ofertas tan simples que ocultan pérdidas mucho mayores para el país; si siguen ciegamente a un ser que busca únicamente confundirlos y arrebatarles poco a poco su capacidad de decidir lo que quieren para su futuro y el de sus hijos? Después de todo, sólo él decidirá sobre el país.


Publicar un comentario