24 septiembre 2007

Recopilación Reforma Constitucional (38)

PJ alerta ante apatía sobre la reforma

Carlos Ocariz, secretario general de Primero Justicia, en el marco de la Junta Metropolitana del partido, mostró su preocupación por la apatía que despierta en los venezolanos la reforma constitucional.
El dirigente mostró una encuesta de la empresa Consultores 21, donde destaca que si las elecciones se realizaran hoy, 60 % de los venezolanos no saldría a votar.
"El 30% de los caraqueños apoya la reforma constitucional, lo que quiere decir que la mayoría no está de acuerdo con la reforma. Pero cuando nosotros vemos entre lo que quieren y no quieren votar, en el rango de los que participarían destaca que el 50,4 % votaría que sí a la reforma, lo que superaría al los que están en desacuerdo con ella. Pero cuando revisamos la opinión de la gente que no iría a votar, nos damos cuenta que el 64,7 de los que no irían a votar votarían que no están de acuerdo", explicó Ocariz según nota de prensa de la organización.
Aseguró que "la abstención no le hace ningún beneficio al país, pues la mayoría del pueblo está en contra de la reforma constitucional y trabajaremos para evitarla".
Debate de la reforma trasciende fronteras venezolanas
Muy en serio se ha tomado el Gobierno venezolano la campaña en el exterior para dar a conocer su visión acerca de la propuesta de reforma constitucional, en cambio, del lado opositor, el tema se trabaja, pero "sin coordinación".
En la acera oficialista, se creó una comisión presidida por el diputado Alfredo Murga, la cual trabaja en conjunto con la Cancillería y todas las embajadas venezolanas en el exterior.
El asambleísta explica que la intención es aclarar a sus homólogos parlamentarios las dudas sobre los cambios propuestos, en espacios como el Parlamento de Mercosur, el Andino y la Unión Interparlamentaria.
Debido a esto, varios diputados a la Asamblea Nacional se han mantenido muy ocupados viajando a varios continentes, pero no de turistas, sino en funciones "patrióticas", para defender los "revolucionarios" cambios a la Carta Magna, fuera de las fronteras.
Murga aclara que pretenden "enfrentar una campaña internacional de tergiversación y desinformación que ocurre en algunas naciones del mundo, fundamentalmente en América y Europa, tratando de desvirtuar el contenido, propósito y razón de la reforma".Dudas sobre el tema
Entre los planteamientos que más requieren aclaratoria de los enviados venezolanos, Murga señala que en los medios informativos "se hace mucho énfasis en la reelección presidencial y se obvia la reducción de la jornada laboral, el fondo social para los trabajadores independientes, la prohibición del latifundio, la transferencia del poder constituido al Poder Popular y las reivindicaciones sociales y económicas de la reforma".
Resalta que esa tendencia se observa en España, Italia, Inglaterra, entre otros países. "Son las mismas nociones confusas e insuficientes, y eso quiere decir que se trata de una campaña internacional", explica.
Dice que han tenido que argumentar, por ejemplo, que la autonomía de los bancos centrales tiene que ver con modelos capitalistas, pero que Venezuela se enrumba a uno socialista. "Cuando la gente entiende que es el pueblo quien tiene la decisión de aceptar o no la propuesta, la actitud cambia, incluso organizaciones de izquierda nos han dicho que ellos pensaba otra cosa", admitió.Oposición descoordinada
En el campo opositor, sus contradicciones parecen hacer mella. El ex embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, Milos Alcalay, señala que el hecho de que cada organización tenga su propia visión se refleja no sólo en el ámbito nacional, en el debate sobre cómo enfrentar la reforma (votar o no en el referendo), sino que también se observa en el plano internacional, donde cada uno hace su propio esfuerzo.
Alcalay habló de algunas iniciativas particulares como el encuentro de Teodoro Petkoff con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y el planteamiento del tema por Eduardo Fernández en la Internacional Democratacristiana en Roma. No obstante, admitió que en ese sentido, no hay un trabajo coordinado.
Reconoce que cuando ocurrió el cierre de Radio Caracas Televisión, fuera del país "se logró tanto peso en la opinión pública, porque había un vocero que era Marcel Granier, quien era aplaudido en las internacionales políticas, en parlamentos y distintas instancias en el extranjero, pero ése ahora no es el caso".
No obstante, resaltó que la reforma "es una carrera de resistencia y todavía falta para llegar a la fecha", por lo que hizo votos para que "los esfuerzos unitarios prevalezcan".Lo que preocupa afuera
El ex funcionario diplomático dijo que entre los temas que causan preocupación sobre la reforma en el exterior están la constitución de un estado socialista, la posibilidad de que el Presidente se perpetúe en el poder, la militarización y los contenidos autoritarios, que "violan principios fundamentales internacionales, contenidos en la Carta Democrática".
Para Alcalay, a pesar de que "el Gobierno tiene muchos recursos para dar viáticos a sus funcionarios", de poco les ha servido. "Tiene una campaña muy aislada, con muchas metidas de pata", destaca.
Catalogó de torpe el planteamiento de la reforma por parte del embajador Jorge Valero anta la OEA el 6 de septiembre pasado y anunció que la oposición denunciará internacionalmente "el maquillaje democrático" que el Gobierno pretende darle a la Carta Magna en los foros que organiza en el exterior.
Publicar un comentario