14 octubre 2007

Masificación de la propaganda en el socialismo del siglo XXI

Directa, definida, dirigida a las masas e ideologizante. Así es la propaganda del socialismo del siglo XXI que, a pesar del moderno nombre, se parece mucho a la del comunismo del siglo pasado y, específicamente, a la de la revolución soviética, la de Lenin y Stalin, que se impuso cuando la centuria de 1900 era apenas un estreno.

Está sustentada en la técnica del "agit prop" que, como se intuye, es propaganda de agitación. Se trata de mensajes de rápido impacto dirigidos al ámbito político, social o religioso. Recurre también a la imposición de símbolos e íconos. Y su público es la masa social, la de menor capacidad socioeconómica.

En los últimos años, y en Venezuela, la utilización de este tipo de propaganda política ideologizante resulta clara, a juicio del semiólogo Manuel Bermúdez. Y, al decir del ex diputado de la Comisión de Medios y miembro de la primera Constituyente, Alberto Jordán Hernández, su uso será repotenciado y masificado si se aprueba el proyecto constitucional propuesto por el presidente Hugo Chávez.

"El Gobierno ya recurre en el abuso de los medios y promueve su proyecto constitucional. La propaganda es indiscriminada en los seis canales de televisión sobre los que manda, en las televisoras y radios llamadas comunitarias y, como si fuera poco, a través de las cadenas presidenciales que se convocan sin previo aviso. El Gobierno abusa de los medios. Con la reforma será peor, pues le otorgan rango constitucional a su política de hegemonía comunicacional", dice Jordán.

Es el control férreo de los medios de comunicación lo que generaría la masificación de esta propaganda de ideologización de masas. "No habrá alternativa", dice Jordán, "la hegemonía comunicacional intentará cubrir, incluso, los canales por suscripción".

Así está pautado en el proyecto. Este control se incluye en lo que sería el artículo 156 de la nueva Carta Magna, aquel que refiere a las facultades del Poder Público.

Hasta ahora, el proyecto que redacta la Asamblea Nacional especifica que, entre las funciones del Poder Público, se encuentra el "régimen general de los servicios públicos y, en especial, los servicios domiciliarios de electricidad, telefonía por cable, inalámbrica y satelital, televisión por suscripción, agua potable y gas".

Para Jordán, entonces, se acaban las opciones y es cuando "se extiende a la propaganda porque con el abuso a los medios de comunicación no hay otra alternativa y llega a la ideologización de las masas".

La imposición de un solo mensaje ha sido una constante en regímenes autoritarios, según la percepción del semiólogo Manuel Bermúdez. Sin embargo, entre uno y otro, ha habido diferencias, incluso tratándose de regímenes comunistas. Para Bermúdez, la propaganda política venezolana actual comparte muchas semejanzas con la de la revolución soviética, incluso más que con la castrista: "La venezolana es una propaganda soviética y el lenguaje gráfico es esquemático y estereotipado como el que se usaba en la revista soviética Joven Guardia".

Publicar un comentario