21 octubre 2007

Más que un huracán

Los acontecimientos se precipitan a medida que se acerca la fecha escogida por Chávez y seguida obedientemente por la AN y por el CNE para la realización del plebiscito en que han convertido lo que debería ser la consulta para una Asamblea Nacional Constituyente.

La urgencia es tal, que sus amanuenses atropellan normas electorales y parlamentarias antes de que comience la irrupción del volcán en que se ha convertido Venezuela. Las protestas exacerban el desgastado ánimo del teniente coronel: Su afán de exterminar la meritocracia por considerarla una rémora capitalista, le ha rodeado de ineptos.

No hay leche ni azúcar pero los buhoneros exhiben esos productos desviados por los corruptos que Chávez enquistó en Mercal y que les venden el kilo de leche a 18 mil bolívares para que luego esquilmen 25 mil a los pobres. No hay pollo, carne, ni aceite. Escasean otros productos básicos y aumentan los impuestos de las cervecitas y del licor de fin de semana. Comienzan a racionar las medicinas y muchos vehículos y equipos están inactivos por falta de repuestos, pues Cadivi restringe las divisas. El crimen ha decretado tal estado de sitio que ni la represión calla las quejas de los barrios, al saber que Chávez cuenta con siete anillos de seguridad, mientras ellos y sus hijos no saben si llegarán vivos a su casa. Ahora sí dicen que el comandante está enterado de la indefensión de los pobres, del engaño en la entrega de viviendas, del desastre de Barrio Adentro y de las escuelas, muy distintas a como las describe en el Aló Presidente. Saben también que miente al decir que se ha reducido la desnutrición infantil y la mortalidad materna. Les indigna el despilfarro y la regaladera a sus compinches polìticos: Fidel, Kirchner, Evo, Ortega y Correa. "La corrupción va creciendo consistentemente en las encuestas como uno de los problemas que preocupa o molesta a los venezolanos. Y para angustia de Chávez, por primera vez un porcentaje lo responsabiliza" (Descifrado 18.10-07). Muchos conocen las truculencias del "maletín" y ven las camionetotas de quienes vivían en el barrio cuando eran pobres. Los cambios brutales en 25 artículos más, han causado alarma: HRW y Reporteros sin Fronteras califican a varios de esos cambios de dictatoriales y la CIDH ha resaltado que violan acuerdos internacionales. La propuesta chavista ha puesto en guardia al Congreso de Brasil, en el que hay diputados que dicen que Chávez tiene que dar "garantías evidentes" de que no conducirá al país hacia el autoritarismo para que le aprueben su entrada al Mercosur. Aquí se le alzan el PCV y el PPT que rechazan el art. 337 y están dispuestos a salir a la calle. Y en la calle está valientemente Podemos, enfrentado a los atropellos oficiales.

Chávez ha insuflado sus miserias y resentimientos hasta en las obligaciones de Estado. Rinde honores a un forajido como el Che Guevara y su gobierno estuvo ausente de las exequias del Cardenal Castillo Lara. Este fin de semana la Iglesia habrá dado a conocer un documento crítico sobre la reforma a través del cual, con toda seguridad, hablará la voz beligerante del cardenal Rosalio Castillo Lara. En su premonitoria homilía en Barquisimeto el día de la Divina Pastora (14-01-06) advertía los visos de dictadura del régimen, "donde todos los poderes están prácticamente en manos de una sola persona que los ejerce arbitraria y despóticamente, no para procurar el mayor bien de la nación, sino para un torcido y anacrónico proyecto político: el de implantar en Venezuela un régimen desastroso como el de Fidel Castro (¿). Si el pueblo venezolano no toma conciencia de su gravedad y no se pronuncia categóricamente a favor de la democracia y la libertad, nos encontraremos sometidos a una dictadura de tipo marxista". Concluía su homilía invocando la ayuda de la Divina Pastora para "aprender la lección y darnos a todos la claridad de la mente (¿) y la fuerza para superar democráticamente este momento difícil".

Entre tantas críticas Chávez obtuvo un solo halago: el "poema" que las FARC le dedicaron en su página Web donde le califican como "huracán político", "guerrero del amor" y "sembrador de conciencia". Las mismas FARC que hace días irrumpieron en la población de Guasimal, municipio Achaguas del estado Apure, a 60 km de San Fernando, con 20 guerrilleros al mando de una mujer, gritando que la seguridad del pueblo estaba en sus manos. La verdad de este supuesto "huracán político" es que tiene miedo a los estudiantes y a la gente de Podemosen la calle y por eso ordena a la GN, cuyo honor no se divisa, que detenga en las alcabalas a quienes venían a Caracas para protestar a las puertas del CNE. Las FARC pronto comprobarán que el verdadero huracán que arrasará con el "sembrador" de tempestades, se está incubando en el sordo descontento que bulle en los barrios y urbanizaciones de todo el país.

Publicar un comentario