31 octubre 2007

Universidades autónomas estarán bajo poder popular

A toda marcha avanzan los funcionarios del Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior (Mppes) para adaptar el sistema universitario al socialismo.

Dos sendos proyectos van en ese sentido; el primero, publicado en El Universal el día lunes 22 de octubre se titula Propuesta metodológica de planificación para la transformación del sector universitario, cuyo objetivo es "construir las nuevas universidades socialistas y al servicio del pueblo y del desarrollo integral del país".

El segundo se titula Análisis político estratégico del Mppes, el cual se enfoca en la reestructuración interna del despacho para que esté acorde con el proceso de "construcción del Estado socialista".

El papel analiza la burocracia interna del despacho y propone nuevos ingresos y estructuras. En ese aspecto, destaca, de acuerdo con el organigrama del Mppes, el ingreso del ex rector de la UCV y ex director de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), Luis Fuenmayor Toro, quien sería adscrito a la Misión Sucre. Igual, tendría cierta injerencia en el Viceministerio de Políticas Académicas y parcialmente en el Viceministerio de Políticas Estudiantiles. Todo bajo el nombre del Grupo Equidad.

Rol de la Misión Alma Mater

Las sesiones de creatividad de los técnicos del Mppes plantean una nueva estructuración regional, que iría a contracorriente a la centralización que encarna la reforma constitucional.

Así las cosas se plantea en el aparte "Rol de la Misión Alma Mater en la construcción del Estado Socialista" la figura "Centro Universidad Regional, especie de oficina del Mppes cuyo fin será "absorber funciones administrativas, fortalecer la transformación. Trabajar con el Poder Popular, profundizar el pensamiento y solucionar los problemas locales".

Esta nueva instancia trabajaría con los consejos comunales, y tendrá bajo su administración a las universidades autónomas, experimentales, Misión Sucre e institutos universitarios.

El afán chauvinista de los funcionarios no conoce límites. Como Alma Mater es de un "latín europeizante" es necesario que "la denominación deba migrar hacia nuestras raíces". Por ahora el nombre sustituto no aparece.

Pero lo que sí está plasmado es la creación de un viceministerio para las universidades autónomas, otro para las experimentales, institutos privados e institutos públicos.

Otras nuevas instancias serán: cuatro viceministerios para igual número de regiones, a saber: Región Occidental, Llanera, Central y Oriental.

Por último, la nueva educación superior desecha los pilares de: docencia, investigación y extensión. Ahora se propone: transformación, poder popular, profundizar pensamiento e internacionalización.


Bueno, el que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga. Además que "Guerra avisada no mata soldado. Y si lo mata es por descuidado". Si los universitarios no se ponen las pilas, el Régimen también le va a echar garra... Por favor, despertemos de una vez... En el afán de buscar cambiar los nombres, ahora me imagino que harán un concurso para ver a quien se le ocurre la manera más autóctona de llamar al "Alma Mater"...
Publicar un comentario