07 noviembre 2007

Baduel se volteó... (04)

Ex ministro de la Defensa se "aisló" tras pase a retiro

El 18 de julio de este año, cuando entregó el Ministerio de la Defensa y pasó a retiro en un acto celebrado en Fuerte Tiuna, fue la última vez que el general en jefe (r) Raúl Isaías Baduel vio al presidente Hugo Chávez. Desde entonces, se retiró con su familia a su residencia de Maracay, donde se tomó un tiempo para "reflexionar y meditar sobre el rumbo que lleva nuestra patria".

Fuentes castrenses aseguraron que en los últimos tres meses intentaron comunicarse con el ex titular castrense, sin obtener de su parte respuesta alguna. "Él se aisló", sentenciaron, para luego señalar que la actitud del alto oficial en retiro no levantó mayores sospechas, hasta hace unos días, cuando informaciones de inteligencia revelaron la estrategia del general en jefe.

Extraoficialmente aseguraron que, luego de fijar posición en torno al proyecto de reforma constitucional, Baduel se comunicó con algunos militares activos y retirados. "Él estableció contacto con algunos oficiales para que se sumaran a su pronunciamiento, pero no tuvo eco en la FAN", dijeron.

El ministro del Interior, Pedro Carreño, desestimó el impacto que pueda tener en la FAN la conducta del general en jefe, recordando que "hasta ahora Baduel estuvo colgado de la chaqueta del presidente Chávez". "Ahora que se deslindó, tiene que demostrar que arrastra gente", dijo. MDE


Baduel dijo sentir la "obligación moral" de seguir andando el país

Puerto La Cruz.- Ya comenzó el ex ministro de la Defensa Raúl Isaías Baduel a sufrir las consecuencias de su disidencia.

El general denunció que quedó sin el personal militar que custodiaba su seguridad y la de su familia, al tiempo que exhortó a la FAN, sin ánimo de soliviantar, a que tenga presente el mandato que el pueblo le dio, establecido en la Constitución vigente, "pues no debe estar al servicio de partidos políticos ni de personalidades".

El general retirado participó en un foro donde afirmó que se siente "en la obligación moral de seguir recorriendo el país" promoviendo el No contra la reforma. No descarta, en este nuevo ciclo de su vida, convertirse en actor político.

En el evento se debatió el contenido del texto constitucional. Inicialmente se realizaría en el hotel Maremares, pero "una orden superior" canceló la actividad y ésta tuvo que ser mudada al Centro de Ingenieros regional, en Lechería, lo que, a juicio del desalojado, "lejos de amedrentarnos, es un acicate para seguir diciéndole a la gente que la propuesta de Chávez, de ser aprobada, sería un golpe constitucional".

Responsabilizó al Gobierno de cualquier agresión física que pudieran sufrir él y su familia y agradeció a sus compañeros de armas que, "con lágrimas en los ojos", cumplieron la orden de retirarle la seguridad.

Al referirse a los calificativos proferidos en su contra por el presidente Chávez, por algunos parlamentarios nacionales y varios de sus compañeros militares, por su rechazo a la reforma, sostuvo que no es vocero de ningún sector del país, como se ha dicho de manera descalificatoria, y que no pretende erigirse como vocero de nadie.

"Las declaraciones emitidas este lunes son las opiniones del ciudadano responsable que es Raúl Baduel". Dijo creer en la pluralidad, y consideró que esas opiniones no lo detendrán en su afán de pedirle al pueblo que estudie y conozca a fondo el contenido de la reforma "para enfrentarla cívicamente, con una contundente participación en el proceso del referéndum".

Dijo que sus criterios pueden ser coincidentes con algunos sectores de la sociedad venezolana y acotó que aspira a que la discusión central se centrará en asuntos como el contenido del artículo 342 de la Carta Magna, que señala que la reforma no debe violentar la estructura y principios fundamentales de la Constitución y sobre el poder constituyente que no puede estar por debajo del poder constituido, que es lo que se pretende.

El hecho de que el vicealmirante Maniglia lo haya llamado "señor" y no general, es motivo de orgullo para el militar retirado, y valiéndose de una frase del Libertador, expresó que con gusto aspira a ser un ciudadano y que no se siente ofendido cuando se le llama "señor".

Instó al presidente Chávez con "sus capacidades adivinatorias" a que explique sus acusaciones de un presunto plan golpista. "Sería bueno preguntarle a los que dicen que Baduel es un rajado y traidor, dónde estaban cuando se sucedieron los hechos del 11, 12 y 13 de abril".


Para Rangel, discurso del general no llegará a la Fuerza Armada

Para el ex vicepresidente José Vicente Rangel, el llamado del su ex colega de gabinete Raúl Isaías Baduel a votar en contra de la reforma constitucional no tendrá acogida en el seno de la Fuerza Armada Nacional. "Estoy convencido de que Baduel es uno más de los que ejerció el Ministerio de la Defensa y eso no tiene ningún peso en la FAN", dijo Rangel, quien igual que el general de los tres soles también ocupó el despacho castrense.

A juicio del ex funcionario Baduel, sólo expresó "una posición política (...) aquí se respetan todas las opiniones políticas, lo que no se acepta es ocultar otros propósitos e intereses cuando se asume una posición política".

"Creo que eso hay que asumirlo con tranquilidad y talante democrático, vivimos en una democracia, y la mejor demostración es que un hombre como Baduel que viene de ser ministro de la Defensa puede hacer este tipo de declaración sin que le pase absolutamente nada", declaró el también periodista a Unión Radio.

"No creo que Baduel ni ningún oficial en particular tenga un ascendiente en la institución armada, hoy en día la institución ha cambiado como han cambiado todas las instituciones, el único que tiene un ascendiente, no sólo en la FAN sino en el país, es el presidente Chávez", recalcó.

Rangel aclaró que Baduel es su amigo, por el cual tiene un respeto y es partidario de "no maltratarlo y aceptar con talante democrático ese tipo de declaración".


Podemos defendió argumentos de Baduel y llamó a votar No

"Por la Patria, mejor es No, Patria, socialismo en democracia y vida". Con esta consigna el secretario general de Podemos Ismael García puso punto final a un documento presentado a la prensa en la sede del Poder Electoral, donde enumera razones para no apoyar la propuesta presidencial de la reforma constitucional y así unirse al llamado hecho por el ex ministro de Defensa Raúl Baduel de votar por el No en el referendo del 2 de diciembre. Contrario a lo que opinan casi todos los voceros del Gobierno, García, a quien el chavismo considera de oposición, señala que Baduel no es ningún traidor ni ningún contrarrevolucionario.

"Ha habido una campaña desproporcionada en contra de uno de los hombres más claros de este proceso de cambio, como el general Raúl Baduel. No lo creemos contrarrevolucionario, no lo creemos traidor. El general Baduel está llamando al respeto de la Constitución, como lo hizo el 11 de abril", dijo García antes de agregar, como lo hizo Baduel el lunes, que la reforma podría ser un "golpe de Estado".

A juicio de García, los electores deben sufragar en el referendo sobre la reforma y no apostar a la abstención: "La gente tiene que salir a votar en masas y si salen a votar esa reforma va a ser derrotada. Pero es importante que voten, y por el No. Todos deben hacerlo". En este sentido explicó que lo que está en discusión en el país "es un asunto que se llama pensamiento único, una forma de actuar" y aseguró que de ningún modo está actuando en contra del Presidente ni contra el Gobierno sino que está defendiendo la Constitución.

"No nos estamos oponiendo al gobierno del presidente Chávez. Toda cosa buena de su gobierno la aplaudimos. Estamos defendiendo la Constitución que hoy pretende ser violada para imponer un nuevo modelo de país que la mayoría no apoya. Siempre hemos sido incondicionales con la Constitución", manifestó García.

El dirigente argumentó que si se quería cambiar el modelo de Estado más fácil era convocar una Constituyente y luego se decidía si ese era el Estado que se pretendía. "En ese caso nadie puede chistar, pero lo que no se puede aceptar hoy es que el Estado venezolano imponga a través de uno de sus poderes, como es la Asamblea Nacional, eso que es un golpe. Del atropello vienen respuestas negativas", enfatizó.

-¿El Gobierno con su actitud con respecto a las críticas a la reforma está oxigenando los extremos?

-Eso que aparece en todas la calles de "Baduel traidor" lo que hace es generar violencia porque cuando escribes eso hay gente que se siente agredida, gente que piensa que Baduel no es ningún traidor y entonces pone otra consigna distinta. Así es como la gente en la calle termina confrontándose. Las reacciones (del Gobierno) dan oxígeno a la violencia y, ojo, eso lo condenamos. Hasta ahora el discurso que hemos oído ha estado cargado de mucha violencia y uno puede decir cosas duras sin necesidad de agredir a nadie. La amenaza de decir que meterían un millón de personas en el Este es mucho más grave que todo lo que dijo Baduel. Yo le digo a Baduel que este camino que escogemos es espinoso, pero al final del camino vamos a encontrar la luz del túnel.


Publicar un comentario