12 noviembre 2007

Chávez Vs el Rey (02)


"Señor Rey, responda: ¿Sabía usted del golpe de Estado en 2002?"

El presidente Hugo Chávez se mostró "sorprendido" por la "furia" del rey de España, Juan Carlos de Borbón,"un hombre tan maduro como él, se supone sabio", cuando le mandó a callar por interrumpir al jefe de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una sesión de la XVII Cumbre Iberoamericana, clausurada este sábado en Santiago de Chile.

Juró que no escuchó a su Majestad y que, según le dijeron, "tuvieron que agarrarlo, porque estaba como un toro bravío". "Si él se para, yo no soy torero pero ¡Olé! hubiese hecho", comentó entre risas con los periodistas que lo abordaron al salir del hotel en Santiago, antes de regresar a Caracas. "Cómo tú vas a pelear con un rey", bromeó.

No obstante, luego de "reflexionar" sobre el incidente y haberse "dado cuenta, qué inocente yo, de que es el mismo Rey (de 2002) y que es el Rey quien dirige la política exterior de España, no es el Presidente del Gobierno", el primer mandatario "entendió" la reacción que tuvo Don Juan Carlos de Borbón cuando criticó al ex mandatario español José María Aznar, a quien calificó de "fascista" por apoyar el golpe de Estado en su contra en 2002.

"¿Será que el Rey sabía del golpe contra mí?", preguntó, para luego emplazarlo directamente. "Ya empezó el debate, señor Rey, responda: ¿Sabía usted del golpe de Estado contra Venezuela en 2002? Porque es muy difícil pensar que el embajador (de España en ese momento, Manuel Viturro, va a estar en el palacio (de Miraflores), apoyando a los golpistas, sin autorización de su Majestad (...) Yo le digo lo siguiente, tenemos 500 años aquí y nunca nos callaremos y muchos menos a la voz de un monarca", sentenció el presidente Chávez en declaraciones transmitidas, vía satélite, por VTV.

Dejó claro que no se arrepiente de sus palabras, "no tengo ninguna culpa, porque yo lo que hice fue decir mi verdad", al tiempo que manifestó también "sorpresa" por la respuesta de su hómologo español. No cree que su conducta obedezca a una "solidaridad automática".

"Me sorprende sobre todo por la posición política-ideológica de ambos (Zapatero y Aznar)", precisó, para luego manifestar: "Puedo entender que sea una solicitud del Rey (...) pero en todo caso lo lamento mucho, no dije lo que dije para molestarlo. Ahora, lo voy a seguir diciendo cada vez que lo crea conveniente, espero que tengan la madurez política, la altura y la majestad del monarca, del jefe de Estado, para aceptar (la crítica)".

Chávez espera que "esto no dañe las relaciones (bilaterales)", pero de antemano aclaró que "si las dañara, no es por culpa mía". A su juicio es "exabrupto que venga un rey a gritarle a un presidente: 'Ahora cállate'".

Dijo que le "extrañaron muchísimo" unos señalamientos del canciller español, Miguel Ángel Moratinos, según los cuales el Gobierno de España presentará su malestar. "Yo le dije a mi canciller, Nicolás (Maduro), para evitar una escalada, porque uno huele ya las escaladas posibles, el conflicto, le dije: habla con Moratinos".

Reveló que, después del altercado en la Cumbre, le tocó almorzar al lado de Zapatero, incluso brindaron por "los pobres del mundo", y "no me dijo nada de malestar alguno y tuvo bastante oportunidad".

Aunque apuntó que "no tienen referencias" de que la mandataria chilena, Michelle Bachelet, se haya molestado, advirtió que "no hay razón para ello, (porque) si yo soy anfitrión de una cumbre, donde se da el debate entre dos gobiernos (...) esa es una demostración de la intensidad de las ideas".

El Universal

Españoles en Caracas convocan a marcha

Miembros de la comunidad española en Venezuela invitaron a la Marcha de las Antorchas, que convocaron para hoy lunes, al expresar su respaldo a la respuesta que dio el rey Juan Carlos de España al presidente Chávez en la Cumbre Iberoamericana, realizada en Santiago de Chile.

Belén Ferrer, vocera del grupo que manifestó en la plaza Francia, en Altamira, dijo a Globovisión que el rey Juan Carlos es un hombre y le tenía que decir que se callara la boca. Aseguró que el gobierno de Chávez ha dividido a los venezolanos porque "incita, irrespeta y descalifica".

El Universal
Para Borges impasse en Chile es un alerta para Iberoamérica

Para el dirigente de Primero Justicia, Julio Borges, el choque verbal entre Chávez y Rodríguez Zapatero, en la Cumbre Iberoamericana, es muestra del "peligro" de aprobar el proyecto de reforma de la Constitución y de la fractura de la convivencia que procuraría en toda la región.

"Lo que sucedió en la Cumbre de Chile tiene que ser un llamado de alerta, para que el mundo entero se dé cuenta de que Chávez fractura la convivencia de toda Iberoamérica. Allí reside el peligro de la aprobación de la reforma constitucional, para toda la región".

Borges, quien asistió a un foro de Jóvenes Líderes de América Latina, organizado por la Fundación FAES del Partido Popular de España, explicó que "el proyecto de reforma busca fortalecer su papel como presidente de la revolución americana y por lo tanto actuar con total impunidad en los países de la región a través de la concentración del poder en Venezuela, el control de la economía, la reelección vitalicia y la politización de la FAN".

Destacó en su intervención cómo la reforma propuesta por el presidente Chávez le daría más fuerza a su proyecto hegemónico continental, donde una de sus metas más corrosivas es minar la gobernabilidad de Colombia y la región entera. "Para Chávez, Colombia es la joya de la corona. Él está tratando por todas las vías de convertirse en un actor político relevante para ayudar en el surgimiento de su clon colombiano", dijo en boletín de prensa.

Enfatizó que ningún país de la región puede sentirse ajeno a lo que pasa en Venezuela."De aprobarse el proyecto de reforma, se pone en jaque la estabilidad de toda la región a punta de petrodólares, regalos, alianzas con grupos subversivos y creación de frentes anti-Occidente con países como Irán o Cuba", expresó el coordinador nacional de PJ, quien llamó a los jóvenes hacer una vía alternativa al socialismo del siglo XXI.

El Universal

"Chávez fue a la Cumbre a defender la desintegración social"

Para el sociólogo y docente del posgrado de la UCV, Carlos Raúl Hernández, tras el incidente protagonizado por el rey Juan Carlos de España y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en Chile, quedan elementos simbólicos que vale la pena destacar, así como en términos formales, los asistentes y observadores de la Cumbre Iberoamericana habrían comprobado que la desintegración social que enfrenta nuestro país es producto de un proyecto político, más allá de la ineptitud del Gobierno.

"No por casualidad el Rey increpa a un golpista como es Chávez. El Rey es visto en España nada menos que como un héroe de la transición, que derrotó al golpista (Antonio) Tejero y garantizó que la democracia no zozobrara en febrero de 1981".

"Frente a la tradición democrática europea el incidente perjudica mucho la imagen que Chávez quiere proyectar de un progresista que se enfrentaba a factores conservadores que lo tratan de sabotear".

En general, Hernández opina que "la gente vio que a Siete Machos se le plantó uno por delante, y eso lo afecta". "Los venezolanos están viendo que por primera vez hay alguien que le da una bofetada a Chávez, que se la da de guapo. Pero lo más patético es que Chávez se quedó mudo".

Precisó que a Chávez se le han venido cerrando los espacios y que al mandatario "lo toleran con una mezcla de displicencia, oportunismo, provecho y rabia".

Aunque da por descontado que el chavismo "duro" repetirá el mismo argumento que diga el mandatario en su defensa, cree que los simpatizantes menos duros y dirigentes medios del Partido Socialista Unido de Venezuela "sienten la humillación que significa que a su líder lo hayan tratado de esa manera y ni siquiera haya respondido".

Sobre cómo podría afectar esto las relaciones bilaterales entre Venezuela y España en lo económico, Hernández espera que "el disparate" no llegue hasta emprenderla contra los capitales españoles en el país, como por ejemplo, Telefónica o el sector bancario.

Consultado sobre la evaluación de la Cumbre Iberoameriocana y el papel del presidente Hugo Chávez, dijo que "fue cacofónica".

"Allí se estaba hablando de cohesión social, de resolver los conflictos sociales y económicos, las desigualdades, y Chávez fue allá a defender la desintegración social, un tema absolutamente demencial. Cómo va a a ir a ningún organismo internacional a defender el caos, la anarquía y la desintegración. En términos sociológicos lo contrario de cohesión social es desintegración social y uno ve que esto es perfectamente coherente con lo que se está haciendo en el país. Eso también lo leen los observadores".

El Universal

Vicepresidente califica de vulgar y grosero al monarca

El vicepresidente ejecutivo de la República, Jorge Rodríguez, calificó de "vulgar y grosera" la actitud del rey Juan Carlos de España.

"No puede venir nadie con la grosería y la vulgaridad de mandar a callar al jefe de Estado venezolano, al que no callará nada ni nadie", dijo Rodríguez a la prensa. "Que se olviden de veleidades imperiales. El señor Juan Carlos puede tratar así a sus súbditos, si sus súbditos lo permiten, pero los venezolanos somos un pueblo libre y soberano", dijo.

El vicepresidente consideró que Chávez mantuvo una posición "serena y responsable" en el incidente y se limitó a dejar claro que no era gratuito el calificar de fascista al ex presidente español.

"¿Cómo no va el presidente Chávez a denunciar el golpe de Estado que fue apoyado por el presidente de EE.UU. y por el jefe de Gobierno de España de esa época, el señor Aznar?", dijo el vicepresidente.

Sobre las repercusiones que pueda tener el incidente, el funcionario dijo que la voluntad venezolana es que "las relaciones políticas, económicas y comerciales de Venezuela con España se mantuvieran con la misma intensidad".

El vicepresidente ejecutivo advirtió, sin embargo, que "si las relaciones se perjudican sería por culpa de España y en ese caso quien saldría perjudicada es España".

Crean equipo antiterrorista

El ministro del Poder Popular para el Interior y Justicia, Pedro Carreño, informó que su despacho confirmó la creación de un equipo antiterrorismo que trabajará de manera expedita, "bien activado y distribuido", para que coordine y esté preparado ante situaciones irregulares.

El ministro le pidió a la oposición tanto fuera como dentro del país permitir que Venezuela viva su proceso en paz. Además los exhortó a expresar sus razones a favor del No el 2 de diciembre.

El Universal

Cachicamo llamando a morrocoy "conchúo", se podría decir...



Publicar un comentario