11 noviembre 2007

Los pistoleros de Chávez

Las encuestas llegan implacables a Miraflores. La de hoy es peor que la de ayer pero mejor que la de mañana. Oscar Schemel, director de Hinterlaces, nos revela datos que explican la desesperación de Chávez : "En menos de un mes, el apoyo a la reforma se redujo de 43 a 31%". Después del 12 de octubre, como efecto de hechos coincidentes tales como el viaje a La Habana en el que Chávez afirmó que Cuba y Venezuela eran "un solo Gobierno y una sola nación" y propuso la confederación entre ambos países; las manifestaciones estudiantiles y populares; el desabastecimiento y la inseguridad, el apoyo a la reforma cayó 12 puntos.


El gobernador de Sucre dijo a Unión Radio que diferentes sondeos registran que Chávez está "perdiendo la reforma 2 a 1". Alfredo Keller, presidente de Keller y Asociados, informaba que en las técnicas de grupo con adeptos al chavismo y de sectores populares descubrió "que el electorado chavista describe su relación con el presidente Chávez como francamente utilitaria y, por tanto, su apoyo depende de los beneficios que considera estar recibiendo del Gobierno, pero les permite diferenciar lo que es Chávez y su propuesta de reforma constitucional".

Al ser interrogados sobre la intención de voto, la encuesta descubre que cerca de la mitad de los chavistas está votando en contra de la reforma, lo que demuestra que la famosa lealtad a pies juntillas no le está funcionando a Chávez", así que "la reacción de violencia del Gobierno es porque las encuestas no le están favoreciendo". Ante tales cifras Chávez apela a la estrategia que le ha funcionado otras veces, pero que ahora se le rebela: la de convertir el referendo en un plebiscito. A pesar de la desinformación existente en torno al contenido de la reforma (RC), Keller dice que a la pregunta de "si se está votando por el presidente Chávez o por la reforma (¿) La gente no es tonta y sabe por lo que está votando" a pesar de la estrategia de desinformación oficial para hacer ver que lo que estaría en juego es la Presidencia.

Esta tendencia adversa a Chávez no es gratuita. Tiene su origen -como indica Darwin Chávez en el semanario Informe -en el documento suscrito y entregado al propio Presidente por 126 alcaldes y 9 gobernadores chavistas que están en total desacuerdo con la RC, sobre todo respecto a la reelección continua sólo para Chávez y la nueva geometría del poder que descabeza a los mandatarios regionales y municipales y los deja como un jarrón de utilería. Tal disconformidad explica la mermada concurrencia a la concentración del domingo en la Av. Bolívar, a esta legión de descontentos, se unen los que conspiran desde el entorno presidencial porque la reelección continua los aleja de la silla de Miraflores. Por si fuera poco, esta semana Raúl Baduel lanza su artillería pesada que, dada su influencia en el seno del chavismo popular y de la FAN, le abrió un gigantesco boquete a la propuesta constitucional. Tan atribulado está Chávez que "espera más traiciones dentro de su entorno". Por eso acelera su encuentro con las FARC con la esperanza de que el show "humanitario" le ponga sordina a su debacle interna.

Sin embargo, para quien alardea de su condición militar, la peor de las derrotas es la infligida por un "enemigo" desarmado: los estudiantes democráticos que dicen "No" a la RC y que se han ganado el respeto y el afecto del pueblo, incluido el pueblo chavista. Eso enardece a Chávez, porque va en contra de su plan plebiscitario. Por eso los llama terroristas, y les lanza la "ballena", las lacrimógenas y la brutalidad policial. La enorme marcha al TSJ y su intervención en el tribunal fue una lección de valentía, organización, capacidad discursiva, conocimiento legal y espíritu de conciliación. Cuando caminaban por el centro, el pueblo les aplaudía y llenaba de bendiciones. Esta vez estuvieron atentos a que no hubiera infiltrados, por eso la marcha fue pacífica. Lo fue hasta su regreso a la UCV, donde fueron emboscados por los pistoleros de Chávez y 9 estudiantes resultaron heridos. Los medios nacionales e internacionales captaron cientos de pruebas de que los pistoleros eran fichas del chavismo, portaban armas de fuego, capuchas y consignas oficiales. Esas imágenes recorrieron el mundo y son prueba de la escalada totalitaria de Chávez... Por eso la jauría también arremete contra Globovisión. Su intolerancia no resiste la verdad desnuda. El diario 2001 reporta que sus fotógrafos fueron golpeados y despojados de sus equipos. Robaron hasta las mochilas estudiantiles

Los expertos indican que estos pistoleros actuaron como milicias entrenadas. Añada que el 23% de los integrantes de la reserva militar tiene antecedentes delictivos y el cuadro paramilitar que sustituirá a la FAN está completo. En eso ha devenido Chávez y su revolución. A falta de pueblo que lo apoye, crea un ejército de delincuentes.

Marta Colomina
Publicar un comentario