08 noviembre 2007

Protestas Estudiantiles (04)


Cinco estudiantes heridos en el interior

Cinco estudiantes y un reportero del diario El Impulso resultaron heridos durante la marcha pacífica realizada ayer por los jóvenes de las diferentes casas de estudio superior de Barquisimeto, estado Lara.

José Aguinaraldos, decano de la Facultad de Medicina de la UCLA, denunció que la policía obligó a los estudiantes a cambiar el rumbo para llevarlos a una emboscada, donde les esperaban encapuchados armados.

Los estudiantes acusaron al alcalde Henri Falcón y al gobernador del estado de estar detrás de la violencia generada por simpatizantes oficialistas, quienes agreden a los manifestantes con el amparo de la policía.

En vista de la situación, el rector de la universidad, Lisandro Alvarado (UCLA), anunció la suspensión de clases hasta el próximo jueves.

Motorizados

Por las principales avenidas de San Cristóbal marcharon estudiantes universitarios y de educación media para exigir al Poder Judicial que suspenda el referendo pautado para el próximo 2 de diciembre y permita la convocatoria de una Asamblea Constituyente.

Los manifestantes llegaron hasta la sede de los tribunales, donde entregaron un documento a la juez rectora del Táchira, Ana Casanova. Tras recibir el documento, la representante del Poder Judicial se comprometió a estudiar la solicitud y a enviarla al TSJ.

Aunque la jornada transcurrió con normalidad, los estudiantes denunciaron que el martes en la noche unos motorizados encapuchados y con franelas rojas arremetieron violentamente contra las instalaciones de la Universidad Católica del Táchira.

Según los educandos, los violentos dispararon al aire, lanzaron piedras y tumbaron un portón del recinto universitario.

En Mérida, por tercer día consecutivo los estudiantes de la Universidad de Los Andes (ULA), del Instituto Universitario Tecnológico Antonio José de Sucre y del Instituto Universitario Tecnológico de la Frontera (Iufront) salieron a las calles de Mérida para rechazar la reforma constitucional y apoyar la marcha de Caracas.

Los estudiantes protagonizaron enfrentamientos con funcionarios policiales en las afueras de la ULA. La policía trató de dispersar la protesta lanzando gases lacrimógenos, mientras que los jóvenes se defendían lanzando piedras, botellas y objetos contundentes.

Un grupo de motorizados encapuchados recorrió las calles de Mérida disparando al aire para amedrentar a los manifestantes. Testigos aseguraron que los grupos anárquicos dijeron identificarse con el oficialismo.

Disturbios e incendios

Unos 400 estudiantes de siete institutos universitarios del Zulia manifestaron en contra de los cambios a la Constitución, quemaron cauchos, un aviso de la Alcaldía de Maracaibo y cerraron temporalmente las calles de la ciudad, creando caos vehicular y congestión vial.

Piden suspensión

En Anzoátegui y Bolívar, los universitarios marcharon hasta la sede de los tribunales regionales respectivos, para entregar un documento que solicita la suspensión del referendo.

Si bien los estudiantes de Anzoátegui rompieron el cordón de seguridad para lograr su objetivo, sus pares de Bolívar lograron entregar el documento.


Universitarios solicitaron al TSJ posponer el referendo

El aplazamiento del referendo sobre la reforma constitucional, previsto para el próximo 2 de diciembre, solicitaron a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo delegados estudiantiles de cinco universidades del país, los cuales ayer se acercaron a la sede del ente rector del Poder Judicial después de haber marchado desde la Universidad Central de Venezuela.

La petición la formularon los estudiantes Freddy Guevara, Stalin González, Eduardo Torres, Yon Goicoechea, Douglas Barrios, Alex Cabrera, Rafael Rojas, Virigina Zamora y Rayma López, al interponer un recurso de amparo en el cual denuncian que si a los ciudadanos se les obliga a votar el mes entrante, se les violaría sus derechos a la participación política y a la información.

Durante la conversación que sostuvieron con la presidenta de la Sala y del máximo juzgado, magistrada Luisa Estella Morales, Goicoechea explicó los motivos de la acción.

"Creemos que los venezolanos necesitamos información, porque muchos no saben por ejemplo de qué va el tema de la reelección indefinida, no saben que el Estado decidirá en qué van a emplear las horas libres que les quedaran con la reducción de la jornada laboral a seis horas", afirmó, al tiempo que agregó: "No tuvimos la oportunidad de participar activamente en el proceso de elaboración de esa reforma, porque si bien es cierto que había cabildos abiertos para la participación, esos cabildos tenían unos voceros rojo-rojitos".

El dirigente estudiantil también esgrimió la decisión del TSJ, por la cual en el año 2000 se pospusieron las llamadas "megaelecciones" que estaban previstas para celebrarse el 28 de mayo de ese año.

"Este mismo tribunal decidió suspender las elecciones para que el pueblo tuviera mayor oportunidad de conocer por qué iba a votar y cuáles eran las opciones. Ateniéndonos a ese criterio estamos solicitando que se suspendan las elecciones y que se fije una nueva fecha para el momento en el cual la población pueda participar de manera responsable", señaló.

Goicoechea aprovechó para recordarle a la presidenta del TSJ que "una Constitución no es Chávez ni la oposición, que una Constitución es el alma de un pueblo (...) Una Constitución parcializada nos conduciría al desastre y a la violencia. Muestras históricas hay muchas. No hay Constitución arbitraria que dure mucho tiempo en un país".

Prometen prontitud

La magistrada Morales escuchó con atención los argumentos de Goicoechea, primero; y de Eduardo Torres, después, pese a que en un momento recibió una llamada telefónica.

Garantizó que llamaría a sus seis compañeros de la Sala Constitucional a conocer el recurso "inmediatamente", sin embargo a finales de la tarde la misma no se había producido. "Vamos a tratar (la petición) con la mayor celeridad, tratándose de un amparo, con la finalidad de poder dar una pronta respuesta".

El amparo, recurso con el cual se busca impedir o restablecer un derecho violado, debe ser admitido lo antes posible. La legislación venezolana no establece un lapso. Una vez aceptado, entonces debe celebrarse una audiencia oral y pública en las 96 horas siguientes. En ese acto los estudiantes, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, la Asamblea Nacional y cualquier otra persona que desee participar en el debate, expresarán sus opiniones y allí los magistrados deberán emitir un fallo.

El Universal

Marcha reivindicó la no violencia

Los estudiantes cumplieron su palabra. De forma pacífica y ordenada marcharon hasta la sede del Tribunal Supremo de Justicia. El dispositivo interno de seguridad generó buenos frutos. Ataviados con franelas de color rojo, amarillo, verde, naranja y azul y cascos blancos, los bachilleres conformaron una cadena para mantener el control en el avance.

Un solo grito retumbó en la avenida La Salle: "¿Quiénes somos?, estudiantes, ¿qué queremos?, libertad. Al fondo, una alfombra humana cubrió toda su extensión. Al pasar por la Nunciatura Apostólica, un fuerte saludo fue ofrecido al dirigente Nixon Moreno, quien aún espera por asilo diplomático.

El recorrido fue sin novedad. Amenizado por el poeta Rubén Blades: "Prohibieron ir a la escuela e ir a la universidad. Prohibieron las garantías y el fin constitucional. Prohibieron todas las ciencias, excepto la militar. Prohibiendo el derecho a queja, prohibieron el preguntar".

Por momentos, lejos de ayudar, los motorizados de la PM frenaban el avance de la marcha que iba a un frenético ritmo por la avenida Andrés Bello. Sólo un pequeño impasse se presentó con un chavista que se atravesó a la marcha, pero sin mayor problema. En todo momento se recordaba el carácter pacífico de la marcha.

Desde las ventanas de los edificios de oficinas y residenciales brotaban banderas, cacerolas y aplausos. En la calle, la gente apoyaba con un grito, con un aplauso. Los oficinistas dedicaron su hora de almuerzo a respaldar con su sonrisa, con su aplauso, a los estudiantes, y éstos avanzando como una tromba.

Y en la ruta se escuchaba : "Prohibidas las discusiones. Prohibida la realidad. Prohibida la libre prensa y prohibido el opinar. Prohibieron la inteligencia con un decreto especial".

Sin placas

La avenida Panteón fue desbordada por la marea estudiantil. Su extensión fue corta para tanta gente. Las fuerzas policiales y de seguridad ejercieron una efectiva labor de protección.

No obstante, llamó la atención que muchas motocicletas adscritas de la Disip no tuvieran placas. Los funcionarios, al igual que otros, se dedicaron a grabar a los manifestantes.

Los chavistas hicieron acto de presencia en la sede de la Biblioteca Nacional. Pero sólo fueron una sombra al amparo del poder. La sólida presencia juvenil junto al grito "¡Esstudiantessss!", los neutralizó.

Así la marcha llegó a su meta junto a la voz del poeta. "Prohibieron los comentarios sin "visto bueno" oficial. Prohibieron el rebelarse contra la mediocridad. Prohibieron las elecciones y la esperanza popular".

El Universal

Pistoleros balearon 9 estudiantes en la UCV

Un grupo de encapuchados armados entró a la Universidad Central de Venezuela y arremetió contra los estudiantes que regresaban de la marcha que realizaran este miércoles hacia el Tribunal Supremo de Justicia.

El decano de la Facultad de Derecho, Jorge Pabón, señaló que hay varios estudiantes heridos de balas y un autobús fue quemado por estos grupos armados.

Asegura que “esta es una violencia producto de los levantamientos que se están haciendo para tratar de impedir que la gente se exprese, ya no sólo se trata de aprobar una constitución fraudulenta, a través de procedimientos que no lo establecen, sino que las mismas declaraciones del presidente decían que era un cambio total lo que se iba a hacer en el país y que eso era más importante que el referendo aprobatorio de la Constitución del ’99, dando a entender que se trata de un cambio de cosas fundamentales”.

La escuela de Trabajo Social fue tomada por estos grupos afectos al oficialismo y se presentaron enfrentamientos, igualmente se comenzó a ver fuego en la sede de esta escuela, mientras que algunos estudiantes y personal que labora en la misma permanecían en el interior de la misma.

El general Antonio Rivero, director nacional de Protección Civil, se hizo presente para tratar de mediar y sacar a las personas ajenas al enfrentamiento y que están dentro de la escuela de Trabajo Social, donde al parecer permanecen algunas personas afectadas por el pánico.

SEGUNDA ARREMETIDA

Más tarde, un grupo importante de motorizados identificados con signos alusivos al gobierno, entraron a la universidad por Las Tres Gracias, para tratar de rescatar a sus compañeros que estaban encerrados dentro de la escuela, arremetiendo de nuevo con cohetones y disparando armas de fuego, resultando herida una persona con los fuegos artificiales.

El rector encargado de la UCV, Eleazar Narváez afirmó que aún no cuentan con la cifra exacta de heridos de balas y que los mismos fueron trasladados al Hospital Universitario para ser atendidos.
“Se ha identificado a uno de ellos como perteneciente a la escuela de Trabajo Social”, reveló Narváez, quien también informó que fue detenida por la seguridad interna de la universidad una persona que participó en la quema de autobús y que posteriormente fue rescatado por grupos violentos.
El rector encargado dijo que se había comunicado con el vicepresidente ejecutivo de la República, Jorge Rodríguez, para avisarle que no han autorizado el ingreso al campus de las fuerzas de seguridad.

Con el apoyo de la Fiscalía General de la República se trasladaron al edificio de Trabajo Social, para que quedara asentado todo lo que ocurrió en la UCV.

CIFRAS EXTRAOFICIALES

Rodolfo Tapa, decano de la Facultad de Medicina, señaló que en el Hospital Universitario están siendo atendidos los afectados de este enfrentamiento. Dijo que por los momentos hay 2 estudiantes heridos de balas (Eduardo Olivares, estudiante con disparo al pecho y en situación delicada), uno por politraumatismo y varios afectados por asma por los gases de las bombas lacrimógenas. Mientras en la Facultad de Medicina mantiene bajo resguardo a un grupo de estudiantes mientras se normaliza la situación.

ESTADO ESPERA LLAMADO DE AUTORIDADES DE LA UCV

Por su parte el ministro de Educación Superior, Luis Acuña, dijo que las autoridades de la UCV, son las responsables del recinto y de controlar la situación, y que “si esta situación los rebasa estamos a la espera de su llamado, en este caso del rector Narváez nos haga saber para poder dar apoyo en una situación interna, que está planteada en un conflicto entre sectores que tienen posiciones diferentes”.

Agregó “Nos han manifestado que en lo interno hay una situación de conflicto, que que ellos consideran muy peligroso, al igual que sucedió en la Universidad del Zulia, donde hay armas de fuego y la presunción de haber conatos de incendio y estamos prestos a atender cualquiera sea la magnitud de estos acontecimientos por el llamado de las autoridades de la UCV como respetuosos de la Ley que somos o atender ellos el problema”.

“Esto es un asunto que maneja directamente el ministro de Interior y Justicia, nosotros sólo estamos abogando para que nos atienda el caso o nos solicite con base al artículo 7 de la Ley de Universidades”.

HERIDOS REPORTEROS DEL DIARIO 2001

Mientras se encontraban realizando su trabajo periodístico dentro de la UCV, el grupo reporteril del diario 2001, fue salvajemente agredido por grupos exaltados.

Simón Clemente, jefe de fotografía del diario 2001 resultó herido con un objeto contundente en la cabeza; mientras que Julio César Suárez, reportero gráfico del 2001, resultó con una pierna fracturada y varias contusiones, a la vez que le fue arrancado su equipo de trabajo. Ambos fueron trasladados de emergencia al Hospital Periférico de Coche.

2001

Carreño dice que se evitó una masacre

El ministro de Interior y Justicia, Pedro Carreño, deploró los hechos violentos ocurridos en la Universidad Central de Venezuela y advirtió que de no haber sido por la actuación de la Dirección de Protección Civil, se habría producido un linchamiento de estudiantes que pegaban propaganda a favor de la reforma constitucional y fueron obligados a encerrarse en la Escuela de Trabajo Social.

Carreño instó a las autoridades universitarias a tomar el control interno de sus instituciones, habida cuenta de que los cuerpos de seguridad no pueden entrar a los campus. También reclamó responsabilidad a los medios de comunicación que se han dedicado a difundir informaciones tendenciosas destinadas a sembrar el odio en la población venezolana.

"La sociedad debe dirimir sus diferencias por las vías democráticas, no fomentando el desasosiego. En democracia se impone la decisión de las mayorías", expresó el ministro.

Cacerolazos en varias zonas

Mientras Carreño hablaba en cadena de radio y televisión se oyeron cacerolas y bocinas de autos en varias zonas de Caracas como Manzanares, Santa Mónica y La Urbina.


El Universal
Publicar un comentario