25 noviembre 2007

Protestas Estudiantiles (18)

Los actores que definen el juego

Más allá del resultado del referendo del próximo domingo, está claro que la oposición venezolana permanece más viva que nunca. Pero lo llamativo de todo esto, luego del repunte que se empezó a sentir por el cierre de Radio Caracas Televisión y la evidente impopularidad de la medida, rechazada por tirios y troyanos, ha sido el surgimiento de un nuevo actor político, de insospechado poder de convocatoria que, pese a no tenerlo como objetivo expreso de sus luchas, se ha convertido en el centro de gravedad de una parte sustancial de la sociedad.

Un colectivo que no encontraba asidero a sus palpitaciones, ni cauce a sus inquietudes, ni una representatividad que la hiciera valer como un poder político, hasta entonces disperso en el archipiélago de partidos y organizaciones de todo tipo, consiguió lo que estaba buscando en el movimiento estudiantil.

Ya antes lo había intentado con opciones extrapartidistas o partidistas, reducidas o neutralizadas, con mayor o menor eficacia, a lo largo de ocho años de avances y retrocesos durante los cuales lo único que se mantuvo incólume fue la incombustible actitud democrática de ese colectivo.

El movimiento estudiantil se ha visto en la obligación de asumir una lucha que, según criterio unánime, resultaba superior a sus alcances y más allá de su propio ámbito.

Tuvo que hacerlo y lo hizo, pero con una madurez y una comprensión tan cabal de los problemas y de la realidad ubicada detrás de la hojarasca, que ha logrado arrastrar a buena parte de ese otro país que nunca estuvo con la oposición y cuya naturaleza democrática ha salido a relucir por el despropósito de la llamada reforma constitucional.

Ha sido tan lúcida la posición de sus dirigentes, que lograron superar el germen de la dispersión, las luchas por intereses mezquinos y la visión miope de lo que se está jugando el país.

La que pudiera parecer un prematuro protagonismo político ha sido atendido con la comprensión de la coyuntura, pero con los alcances de unos dirigentes que apuntan hacia el futuro, conscientes de que el país no se acaba el 2 de diciembre.

Ni mucho menos.

El Universal

400 mil firmas por la autonomía


Dos kilómetros de longitud. 47 universidades visitadas. 8 mil kilómetros recorridos y 400 mil firmas. Todos esos datos se condensan en una sola palabra: "autonomía universitaria".

Este sábado, después de dos meses de gira nacional, la pancarta fue desplegada desde Altamira hasta la plaza Chacaíto. "La autonomía es libertad"; "Tenemos derecho a elegir", "Sin autonomía no hay pluralismo", "El socialismo destruye la autonomía" fueron algunos de los miles de escritos que los universitarios de todo el país plasmaron en veinte trazos de tela, de 100 metros de extensión cada uno, sus opiniones.

La estudiante de Administración de la Universidad Central de Venezuela e integrante de la coordinación de la gira, Oriana Hernández, explicó que la idea es condensar las opiniones para formalizar la propuesta de los estudiantes para la próxima Ley de Universidades.

"Esta pancarta es el mejor aval de la participación estudiantil para elaborar un nueva ley. Este es el comienzo para elaborar un proyecto más elaborado. Es obvio que la reforma constitucional reforma la universidad y debemos participar".

Para realizar tamaña idea, Hernández informó que cada tramo de la pancarta fue escaneado para poder leer y clasificar cada una de las ideas, mensajes y propuestas de los universitarios del país. "Es la siguiente etapa del proceso".

La bachiller señaló que la autonomía atañe a todas las instituciones, incluidas las privadas, muchas veces son administradas como empresas y no como centros de estudio. gm

El Universal

Universitarios con el No denuncian que fueron torturados

Tras ser torturados, fueron dejados en libertad dos estudiantes de la Universidad Fermín Toro, en Barquisimeto, luego que fueran secuestrados mientras entregaban información en contra del proyecto de reforma constitucional, informó Globovisión. Ambos universitarios aseguraron que seguirán en la lucha del movimiento estudiantil.

En la tarde del viernes dos de tres estudiantes de esa universidad, quienes entregaban panfletos contra la reforma, en el centro comercial de Barquisimeto, fueron llevados a la fuerza por personas armadas no identificadas que se desplazaban en una Blazer negra, sin placas, se reportó.

A las tres horas del secuestro soltaron a los muchachos, quienes no lograron identificar a los secuestradores pues estaban encapuchados y vestían de negro, dijeron. El tercer estudiante ofreció declaraciones en la Fiscalía regional.

Los dos estudiantes liberados fueron golpeados en el rostro y presentan quemaduras de cigarrillos en los brazos. Explicaron que les hicieron preguntas sobre el movimiento y que cuando no respondían los quemaban. Luego que quedaron en libertad denunciaron el hecho al diario El Impulso.

El Universal
Publicar un comentario