09 noviembre 2007

Recopilación Reforma Constitucional (82)

Abstención y desinformación potencian apoyo a la reforma

Abstención y desinformación. Estas son las causas que potencian el eventual triunfo de Hugo Chávez en el referendo constitucional del 2 de diciembre.

En el estudio de opinión pública correspondiente al tercer trimestre del año 2007, realizado por la firma Keller & Asociados, se evidencia una caída del apoyo al presidente de la República (de 50 a 44%), que podría explicarse por el impacto de la propuesta de reforma en el chavismo blando.

El análisis de Keller & Asociados -avalado por la realización de Focus Group- sugiere que la oposición capitaliza directamente la pérdida de adeptos en el chavismo.

De los mensajes clave que utiliza el Ejecutivo nacional para "vender" a los electores la reforma, sólo la reducción de la jornada laboral (52% a favor) y la propuesta de otorgar rango constitucional a las misiones (56% a favor) son avaladas por la mayoría de los venezolanos.

El rechazo es evidente en el resto de los temas clave de la propuesta presidencial. La reelección indefinida y la extensión del período presidencial genera el rechazo de 58% de los venezolanos; la eliminación de la descentralización, para concentrar todo el poder en manos del Presidente, apenas es avalada por 28% de la población.

La propuesta de eliminar la libertad económica y de empresa es rechazada por 72%; mientras 80% están en contra de limitar la propiedad privada sólo para bienes de uso y consumo.

La designación de vicepresidentes territoriales tampoco es bien vista. 57% de los venezolanos rechazan esta posibilidad y apenas 36% se declaran a favor de la creación de milicias populares para integrarlas a la Fuerza Armada Nacional.

No obstante, si el referendo constitucional se celebrara este domingo, la victoria correspondería -por un margen considerable- al bloque del Sí.

Para Keller & Asociados, cualitativamente los venezolanos se dividen en chavistas críticos (29% de la población); chavistas acríticos o comprometidos (22%) opositores (37%) y neutrales puros (12%).

Cuando se les pregunta a los venezolanos por su valoración de la propuesta de reforma constitucional, 41% aseguran que votarían para aprobarla, 35% se inclinan a decir que la rechazan, 20% no tienen opinión y 5% explican abiertamente que no acudirán a votar.

Si se llegara a demostrar a los electores que la reforma persigue "mantener a Chávez en el poder, anular la propiedad privada, eliminar estados y municipios y traspasar al Gobierno la educación de los niños", el panorama electoral cambia radicalmente: 25% apoyan, 56% rechazan, 20% no tienen opinión y apenas 4% aseguran que no acudirán a las urnas.

Si sólo se pulsa la opinión de las personas convencidas de votar, el triunfo del Sí es arrollador: 55% avalan la reforma y apenas 30% están en contra. Un panorama totalmente diferente se encuentra entre los venezolanos que no quieren acudir a sufragar: 16% aprueban la reforma y 42% la rechazan.

Desde la perspectiva de Keller & Asociados, Chávez sólo puede perder el referendo si el electorado adquiere conocimiento de los resultados de la Reforma y si la oposición decide participar en la consulta popular.

Sin embargo, la participación del antichavismo es complicada de promover. Keller & Asociados considera que la oposición "equivoca el debate al concentrarse en los términos jurídicos de la reforma propuesta (...) El debate sobre las condiciones del CNE sólo logra poner el acento en los procedimientos, no en la sustancia. Movilizar con base en el riesgo de lo que se puede perder es más importante que intentar movilizar bajo la creencia de que el esfuerzo puede ser inútil".

El Universal

Exigen al TSJ pronunciarse sobre licitud de los cambios

Determinar si cambios como los que permitirían la instauración de un modelo político y económico socialista, la creación de nuevas instancias de gobierno y al jefe del Estado optar por la reelección las veces que lo desee alteran o no los principios fundamentales de la Constitución de 1999, solicitó a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz.

El presidente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento del ente comicial realizó la petición ayer, al interponer un recurso de interpretación del artículo 342 de la Carta Magna, el cual establece que la reforma sólo permite la modificación o alteración de algunas normas del texto fundamental, siempre y cuando no se modifique su estructura y basamentos.

"Yo he manifestado que estos cambios no pueden ser por vía de reforma, porque quebrantan principios fundamentales de la Constitución. El proyecto de reforma cambia la estructura y naturaleza del Estado y modifica los principios fundamentales sin tocar la letra de éstos", afirmó, al tiempo que agregó: "Al transformar a Venezuela de un Estado de democracia y justicia social en una república socialista, a mi juicio, se compromete el pluralismo político".

Díaz sostuvo que las modificaciones son de tal calado que deberían ser analizadas por una Asamblea Nacional Constituyente y no por el Parlamento. "Estamos en presencia de una nueva Constitución. Es como si a una persona le dejan el mismo cuerpo, los mismos ojos y la misma boca, pero le cambian el cerebro", apuntó.

TSJ rechazó otros 2 recursos

La Sala Constitucional del TSJ desechó ayer dos recursos de nulidad intentados contra el proyecto de reforma constitucional, el primero lo interpuso Mirna Blanco y el segundo Gloria Spitifano. En ambos casos, los magistrados los rechazaron por considerarlos "imposibles de tramitar" debido a que ni siquiera estaban bien redactados los escritos.


El Universal

Publicar un comentario