14 noviembre 2007

Recopilación Reforma Constitucional (87)

Con la reforma tendremos los males profundizados al máximo"

Para Heliodoro Quintero es absurdo que el gobierno de Hugo Chávez pretenda extrapolar un término propio de las matemáticas -geometría del poder- a asuntos de naturaleza política.

Este ingeniero, integrante durante la campaña presidencial de 2006 del equipo que elaboró el programa de gobierno de Manuel Rosales, alerta tajante que detrás de todo el proyecto de reforma constitucional "no existe ninguna motivación de fondo, sino sustentar el sistema actual por la vía de anular a la autoridad municipal y estatal".

Ex gobernador de Venezuela ante la OPEP entre 1995 y 2000, Heliodoro Quintero ahora diseña las políticas públicas para el partido Un Nuevo Tiempo (UNT). Le preocupa que el venezolano, forzado por las circunstancias, se dedique a "un presente de rapiña".

-En caso de aprobarse la reforma constitucional, ¿cuál será el país con el que se enfrentará el ciudadano?

-Para el ciudadano todos los aspectos que tienen que ver con el funcionamiento normal y habitual de la vida -los servicios públicos, insumos básicos, educación, salud- para todas las clases sociales van a depender de la acción del Estado y del Gobierno. Nada más tenemos que ver las veces que se ha dañado ya el teleférico o las fallas en la electricidad que se vienen sucediendo y extrapolarlo al futuro. Todo va a depender de lo que ese gobierno haga porque se crearon todas las condiciones para que a nadie le interese corregir nada ni invertir mientras el precio del petróleo esté donde está. ¿Y qué va a pasar cuando se caigan esos precios? Nos comeremos las reservas, se desgastará la estructura existente y tendremos todos los males profundizados al máximo.

-Ese panorama acrecentará las protestas callejeras, ¿cómo incidirá eso en la tentación de represión con mayores poderes constitucionales?

-Ellos (Gobierno) van a hacer lo que creen que tengan que hacer en función de restablecer el orden de funcionamiento público, de escasez, de falta de salud, de problemas económicos. Que el ciudadano que vive enrejado sepa que todas estas cosas van a agravar la inseguridad y todo esto afecta la conducta psicológica de la gente en la medida en que percibe que no es posible un plan de vida en el corto ni mediano plazos. La gente se dedica a un presente absoluto, de rapiña, especialmente los jóvenes.

-Ante esa perspectiva de un "presente de rapiña", ¿qué propone UNT?

-Tenemos una población que es en 70% menor de 30 años, con un componente alto de estudiantes. Esa población piensa y siente que no hay un futuro y eso lo dicen todas las encuestas. No ven la posibilidad de construirse académicamente, incorporarse a la sociedad productiva y construir una familia, que es el horizonte de vida de cualquier ciudadano en cualquier sociedad organizada. Cuando se quita el futuro y sólo existe el presente, lo que hay es la lucha por la sobrevivencia y se apela a la violencia como defensa.

Desde UNT creemos que con una reactivación mínima de las condiciones del ser humano para vivir y trabajar sería el punto de partida para empezar a reconstruir lo que quede de lo existente.

-En el supuesto de que se vaya a referendo y la reforma constitucional no se aprueba -lo que no significa que se cambia de gobierno- ¿Cómo aprovechar eso?

-Habría que hacerle entender al pueblo que se salvó de una catástrofe. La oposición tendría el deber de hacerle ver al país lo importante que fue ese mensaje que se constituyó en la primera gran derrota política del oficialismo y demostrarle de verdad que quedaron develadas las intenciones y el objetivo que busca la subordinación total del país a un poder central.

-En el bloque por el No hay matices que conspiran contra la construcción de un mensaje contundente y la campaña es cortísima. Falta un líder ¿Considera Rosales dedicarse en exclusiva a la campaña?

-Manuel Rosales está haciendo lo mejor que puede, manteniendo y cuidando el territorio al cual se debe.

-¿Le parece que esa debe ser la prioridad de Rosales?

-El está cuidando el único espacio donde formalmente existe un gobernador de oposición. Esa no es la única misión, él está liderando el No con giras en todos los estados. El debe responder en la medida en que le reste tiempo.

-¿Qué opina de los sectores que alientan la abstención? Sin quórum de participación no votar no deslegitima nada ni a nadie.

-Nosotros tenemos la tesis de que el ciudadano debe estar activo. Respetamos todas las posiciones que son válidas.

-¿Le parece válido llamar a la abstención?

-No, no digo que sea válida la abstención, sino la posición de pensar libremente en varias opciones. No estamos de acuerdo con la naturaleza inconstitucional como se llamó a esta reforma, pero a pesar de eso nosotros participamos. Como no estamos de acuerdo con las cadenas pedimos que no se usen para campaña electoral, igualmente como no estamos de acuerdo con ese programa Aló Presidente. Pero si Chávez lo va a usar a favor del Sí, queremos que nos den a nosotros, a toda la oposición que no está de acuerdo con la reforma, un programa de tres horas los domingos con recursos del Estado a través de VTV.

El Universal

Rechazan recurso contra la reforma

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) concluyó que el supuesto de hecho planteado por una solicitud de nulidad del proyecto de cambios a la Carta Magna no se corresponde con ninguno de los supuestos establecidos en el ordenamiento legal.

La instancia, con ponencia del magistrado Francisco Carrasquero López y el voto salvado de Pedro Rondón Haaz, declaró improponible la solicitud de nulidad o inexistencia presentada por los abogados Jorge Paz Nava, Ángel Paz Gómez y Ernesto Díaz Carabaño, respecto a la introducción del proyecto de cambios a la Carta Magna propuesto por el presidente Hugo Chávez.

La acción judicial fue presentada el 18 de octubre y se esgrimió, entre otras cosas, que en vista de que no se adjuntó al proyecto de reforma copia certificada del acta de la sesión del Consejo de Ministros en la que conste la aprobación por este órgano del anteproyecto de reforma, se infiere que el Presidente no sometió a dicho órgano el anteproyecto, con lo cual se habría incumplido el artículo 342 de la Constitución.

El magistrado Pedro Rondón Haaz salvó su voto al indicar, entre otras cosas, que "en criterio de quien discrepa, esta decisión de la Sala viola el principio de universalidad del control de todos los actos del Poder Público".

El Universal


Publicar un comentario