15 diciembre 2007

Caso del Maletín. Recopilación (37)

Socios de Antonini reclaman $7 millones

Carlos Kaufmman y Franklin Durán, dos de los detenidos en Miami, bajo sospecha de actuar como agentes de un gobierno extranjero -de Venezuela- en territorio de Estados Unidos, se encontraban al momento de ser apresados, en proceso de demanda a un banco, pues le habrían retenido "ilegalmente" una fuerte suma de dinero.

Michael Hacker, abogado de ambos, declaró a El Nuevo Herald que "es altamente inusual que nosotros presentemos una demanda por fraude, y días después se presenta la causa criminal".

De acuerdo al diario, Hacker presentó una demanda el pasado 7 de diciembre en nombre de sus clientes y de Klim Fund alegando que el American Express Bank International "malversó'' unos 25 millones de dólares, de los cuales sus clientes lograron recuperar 18 millones, pero la suma restante no ha sido entregada.

Hacker comentó que en el proceso de reclamo, funcionarios del banco les dijeron a sus clientes que ellos formaban parte de una ''lista de personas políticamente expuestas'', PEP, por sus siglas en inglés.

"'Que mis clientes sean PEP no le da derecho al banco para quedarse con 7 millones de dólares", agregó el abogado.

La demanda civil ofrece una rara oportunidad para conocer la fortuna que ambos empresarios manejan. No obstante, según el documento, entre junio de 2004 y octubre de 2005, Kauffman, Durán y Klim Fund, depositaron, solamente en el banco demandado más de 41 millones de dólares.

El Universal

Fiscalía argentina investigaba a Kauffmann y Durán

Luego de que la Fiscalía del Sur de Florida señalara que los 800 mil dólares retenidos en Buenos Aires a Guido Antonini Wilson, irían a la campaña de la entonces candidata Cristina de Kirchner, el Gobierno argentino descalificó de inmediato la investigación, sin embargo hay grandes coincidencias entre las averiguaciones que sobre el caso hacen en los dos países.

Dos nombres resaltan en el eje de la investigación que en Argentina se hace sobre el contrabando del dinero y que en Estados Unidos apunta al accionar de presuntos agentes de un gobierno extranjero en su territorio: ellos son Carlos Kauffmann y Franklin Durán.

En una comunicación oficial del 3 de octubre de 2007, dirigida a los escribanos (notarios) de Argentina, se les instruye que "en relación a la causa número 20.676 caratulada: Antonini Wuilson Guido Alejandro s/averiguación de contrabando", aporten a la Fiscalía Nacional en lo Penal Económico número cuatro, todas las actuaciones notariales, protocolares o extraprotocolares que se hayan labrado con la participación de Kauffmann y Durán -hoy detenidos por el caso en Miami.

Además, se pide también hacer seguimiento de las posibles transacciones de Ricardo Barreto (presidente de Venoco, de la cual Kauffmann y Durán son accionistas principales) , de Daniel Uzcátegui (hijo de Diego Uzcátegui, ex presidente de Pdvsa Argentina) y Jackeline Regnault, esposa de Antonini.

Por otra parte, Kaufmann y Durán no sólo eran investigados en Argentina y Estados Unidos, también la Superintendencia de Bancos de Venezuela envió en agosto pasado a las instituciones financieras, una comunicación en la que solicitó información sobre las cuentas de estos empresarios y de sus empresas.

Durán, Kauffmann, Moisés Maionica y el uruguayo Rodolfo Wanseele Paciello, permanecen detenidos en el Centro de Detención Federal, localizado al este de Miami, el cual es un sitio de tránsito antes de la presentación ante la Corte. Allí tienen derecho a una hora de visita diaria. Hasta tres personas a la vez pueden visitarlos.

Entretanto, de acuerdo con el diario El Clarín de Argentina , una fuente judicial de Miami aseguró que los acusados negarán todo. "Dirán que no tenían relaciones con el Gobierno venezolano, que la plata no estaba destinada a apoyar la campaña electoral de Cristina de Kirchner y que le dijeron todo eso a Antonini para asustarlo y para obligarlo a colaborar con el encubrimiento del origen y el destino de la plata". Según la fuente, dirán que el dinero era de ellos, y que se trata de un caso de lavado de dinero, porque la pena sería menor.

Mientras, en Argentina, los partidos opositores presionan para que se le dé celeridad a la investigación y se ha solicitado que se averigüe una supuesta visita de Antonini Wilson a la sede de la Presidencia argentina, el 6 de agosto, cuatro días después de habérsele quitado el dinero.

El Universal

Wanseele Paciello es poco conocido en Montevideo

Rodolfo Wanseele Paciello, el uruguayo detenido con tres venezolanos por el caso relacionado al maletín de los 800 mil dólares decomisados a Guido Antonini Wilson, no es una persona muy conocida en su país, no obstante, la radio uruguaya en Internet, El Espectador, hizo un perfil de él.

Señalan que los Wanseele Paciello (familia del uruguayo detenido) son cuatro hermanos, dos de los cuales estudiaron y se fueron al exterior.

Rodolfo Wanseele Paciello es el que está detenido en Miami -donde vive-, tiene 40 años, está divorciado y tiene una empresa llamada Wanpac INC, que permite "realizar todos los negocios que sean legales", como los que tenía en cantidades el propio Antonini.

Wanpac funciona desde 2000, no tiene empleados y cambió de domicilio tres veces. El actual es en un piso en Brickell, barrio de Miami. Tiene, además, un apartamento en una de las zonas más caras del condado de Miami-Dade.

El primo de Rodolfo Wanseele Paciello, Walter Paciello Wanseele, es funcionario de la presidencia de la República y trabaja en un departamento dedicado al sitio web que coloca noticias del Gobierno.

Contactan a Antonini
El diario La Nación de Argentina logró conversar el jueves con Guido Antonini Wilson.

El "hombre del maletín", como se le conoce, alcanzó apenas a señalar al reportero, "con una voz "grave y abrumada": "Usted se imagina que mucho no puedo hablar".

Según el diario bonaerense, "Antonini Wilson se encuentra en un lugar no especificado, bajo normas de protección tampoco clarificadas''.

El Universal
Publicar un comentario