12 diciembre 2007

Viene otra Reforma (08)

Consideran vías para reelección indefinida

Freddy Bernal, alcalde del municipio Libertador, aseguró que el proyecto político que está llevando a cabo el gobierno del jefe de Estado, Hugo Chávez, necesita "continuidad" y que esa condición sólo es posible a través de la reelección del mandatario, ya que un solo período no es suficiente.

El burgomaestre indicó que el círculo de las personas más allegadas a Chávez se encuentra revisando la legislación para determinar qué vía se puede usar para hacer posible la reelección del Presidente. "En función de eso estamos revisando los mecanismos legales, constitucionales y apegados estrictamente a Derecho para buscar que, efectivamente, en un tiempo mediano sea posible esa reelección, pero eso todavía es parte del debate y cuando decidamos al respecto seguramente lo vamos a informar", dijo.

Subrayó que Chávez es el líder fundamental del proyecto que se está desarrollando en el país y aseveró que los miembros del extinto Comando Zamora están en la búsqueda y análisis del método para lograr la reelección: "No hemos decidido todavía qué camino es, pero es importante señalar que 49% de la población votó por el proyecto político de Chávez". Las declaraciones fueron ofrecidas al ser consultado por el proyecto de cambios a la Carta Magna, el cual, fue rechazado. "Para nosotros, la reforma constitucional era un bloque y, efectivamente, así lo vendimos a la población e hicimos el mayor esfuerzo para difundir el espíritu y razón de la reforma. El proyecto político (...) no se va a consolidar sólo en un período de gobierno. Eso es imposible. Necesitamos estratégicamente la continuidad del proyecto político".

El Universal

"Una Constituyente puede establecer una dictadura"

La eventual convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente para redactar una nueva Constitución supondría un "peligro" para la vigencia del sistema democrático si dicha figura se activa sin el respaldo de un "gran acuerdo nacional".

La advertencia la formuló el decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Jurídicas de la Universidad Central de Venezuela, Jorge Pabón, quien ayer acudió al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), junto a otros colegas de distintas casas de estudio, para retirar la acción que en noviembre pasado interpusieron contra los 69 cambios al texto fundamental.

"La Constituyente es una figura jurídica sumamente peligrosa, porque ella prácticamente establece una dictadura. Se puede establecer una dictadura de la Asamblea, pues ella no tiene límites de tiempo ni está sometida a ningún control", afirmó el experto, al tiempo que recordó que ninguno de los ar- tículos de la Carta Magna que regulan esa intancia (347, 348 y 349) la obligan a someter a referendo popular la nueva Ley Fundamental que redactará.

No obstante, reconoció que si la convocatoria de este órgano se realizara de manera consensuada podría contribuir a superar los actuales conflictos.

Pese a que la mayoría de los venezolanos rechazó su propuesta de modificar la Constitución para permitirle postularse a la reelección las veces que quisiera, para eliminarle la autonomía al Banco Central de Venezuela, para reorganizar política y administrativamente al país, entre otros puntos, el presidente Chávez ha dicho que insistirá en lograr que esos cambios se aprueben.

Desde el oficialismo han anunciado que recogerán las cerca de 2,4 millones de firmas para presentar la reforma vía iniciativa popular. No obstante, no cierran las puertas a la posibilidad de activar el llamado "Poder Originario".

Sobre estas intenciones, Pabón dijo que "sería un fraude a la Constitución" persistir en la modificación del Texto Fundamental, pues "el artículo 345 constitucional establece que la iniciativa de reforma que se hubiese propuesto y hubiese sido negada no podrá ser presentada nuevamente en el mismo período constitucional. No dice (la Carta Magna) que no podrá ser presentada por la misma persona, sino que no podrá ser presentada en términos absolutos. Toda la materia que fue discutida y de alguna manera rechazada por el poder popular no es posible que se introduzca ni a través de la reforma ni a través de la enmienda".

Aunque reconoció que la Sala Constitucional será la que determinará si en realidad el oficialismo puede presentar, por segunda vez, los 69 cambios a consideración del pueblo, advirtió que si esta instancia autoriza esto se "deslegitimaría".

Igualmente le auguró al jefe de Estado una nueva derrota, aun mucho mayor a la que sufrió el pasado 2 de diciembre, cuando 51% de los electores votó en contra de la reforma que presentó el 15 de agosto a la Asamblea Nacional.

El Universal
Publicar un comentario