21 enero 2008

De Soldado a Soldado

Usted, como yo, ya no usamos nuestros títulos militares para identificarnos, ponemos nuestros nombres y apellidos por delante y nos hacemos responsables de nuestros actos de forma personal. La diferencia es que yo no tengo escudo que me proteja, soy un soldado raso en el llano y usted usa su investidura para hacer quedar mal a un país de hombres libres como Venezuela, escudándose en sus dólares que compran conciencias y terroristas. Sin embargo todavía creo que podríamos hablar de soldado a soldado, de frente y sin temores, es por esto que, a usted le digo:

¿Que carajos estaba pensando para decir las estupideces que habló, pidiendo que se reconozca, como combatientes legales a una banda de secuestradores, narcotraficantes, encubiertos en doctrinas estúpidas, basadas en subir al poder mediante el terror?

Usted como soldado, sabe o debería saber, que dice el Derecho Internacional Humanitario o el Derecho de Guerra y si no aprendió nada en su vida militar, como da a entender con su estúpida proposición, pregúntele a la Cruz Roja de su país, ellos tienen libros sobre tratados internacionales y definiciones de que es un combatiente, un prisioneros y otros, solo como ejemplo recordatorio . Las fuerzas legales tienen prisioneros, con derecho a recibir y mandar correspondencia, a ser visitados por la Cruz Roja. Sus amigos de la FARC y el ELN tienen rehenes secuestrados, niños, mujeres, extranjeros, en circunstancias que no se respeta su condición de ser humano y peor su honor como dice el Derecho Internacional. Claro, que van a respetar, si ellos son Delincuentes Subversivos.

Oiga soldado, quien mierda es usted para hacer quedar mal a las Fuerzas Armadas Venezolanas, y utilizar el nombre del Libertador Simón Bolívar, hombre que luchó por que en América seamos libres, es decir respetuosos de nuestras propias decisiones. Usted se esta metiendo en las decisiones de otros países, pagando terroristas para que se hagan realidad sus enfermizos deseos de gloria.

Le recuerdo que aquellos caudillos que abusaron del poder en América, mas temprano que tarde terminaron acusados y condenados por los mismos que antes lo vitoreaban. Usted no será la excepción. Lo derrocarán y será en las urnas para que sienta el desprecio de su propio pueblo, al que humilla moral y físicamente. No le pido ni aconsejo nada, porque estoy seguro que como Hitler, Mussolini y otros fascistas, usted ya no razona, solo escucha los elogios de sus serviles y los consejos de su mente enferma de egolatría.

Cuando lo veo vistiendo uniforme militar me avergüenzo, y mucho más me avergüenzo cuando un presidente de América Latina, glorifica y pide reconocimiento para las FARC y el ELN, crueles terroristas que usan ideología y uniforme, para escudarse e impunemente asesinar, asaltar y secuestrar.

Usted traiciona los principios morales de los soldados de la democracia, quienes por respeto a la Constitución Política, protegen al gobierno, sin importarles la tendencia política del presidente y si están de acuerdo o no con el gobierno de turno, ofrecen su vida y libertad, por defender el juramento de preservar la voluntad del pueblo. Usted pide reconocer a los delincuentes que están en contra de la democracia en Colombia y América latina.

Por lo expresado y subiendo el tono de mi voz le digo.

SOLDADO, USTED ES UN TRAIDOR. NOS AVERGUENZA.


José Antonio Gil Quiroga
General en Retiro de la República de Bolivia
Publicar un comentario