25 enero 2008

Medicinas y repuestos de autos también escasean en Venezuela


Los industriales advirtieron que la escasez se debe al retraso en la entrega de divisas para importar por parte de la oficina que administra el control de cambios en el país.

En una respuesta oficial, el ministro de Finanzas, Rafael Isea, indicó que su despacho está dispuesto a revisar los mecanismos de trabajo de CADIVI, la agencia gubernamental de administración la entrega de divisas, y señaló que esta institución ha mejorado en el proceso de otorgamiento de divisas.

Señaló que el gobierno está obligado a hacer uso responsable de las reservas de los venezolanos y con los controles de importación se busca garantizar la disponibilidad de las divisas.

El presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, Edgar Salas, indicó que hay poca oferta en las farmacias de medicamentos para enfermedades como la diabetes, asma, parkinson, convulsiones, tiroides, además de los antibióticos.

"Las diferentes farmacias vienen acusando una falla en una gran cantidad de medicamentos a partir del mes de diciembre, y se va acentuando poco a poco a medida que van entrando los días de este año", dijo Salas a la emisora Unión Radio.

Salas manifestó que no se han reunido con CADIVI para solventar la problemática y llamó a las instancias relacionadas con el tema para concertar un acuerdo que permita la fluidez de productos en los tiempos estimados.

Explicó que la situación se evidencia claramente en las distribuidoras de medicinas que deben entregar sus pedidos con retrasos de hasta una semana.
Igualmente, comentó que los representantes de los colegios farmacéuticos del país se reunieron y concluyeron que el desabastecimiento podría acentuarse.

"La situación puede ser peor que la del año pasado. Las fallas se van pronunciando día a día, y la muestra más elocuente es que las droguerías, que son los intermediaros entre los laboratorios y las farmacias, están entregando los pedidos cada seis, ocho días cuando antes se entregaba a diario", afirmó Salas.

Por su parte, la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (CANIDRA) alertó sobre una "inminente" escasez de partes y repuestos para automóviles particulares, transporte de mercancía y de pasajeros.

CANIDRA atribuyó el desabastecimiento a que Venezuela "no está cumpliendo con su obligación de honrar pagos internacionales".

El gremio de industriales de autopartes precisó que CADIVI y el Ministerio para las Industrias Ligeras y el Comercio (MILCO) no han cumplido con "su responsabilidad administrativa", después de haber establecido normas que los comercializadores de autopartes debían cumplir para poder importar y comprar repuestos de manufactura nacional.

El ministro de Finanzas indicó que el gobierno estableció una cuota de importación de autopartes para garantizar la producción nacional y de esta manera hacer que las empresas ensamblen los vehículos en el país.

Con respecto al desabastecimiento de alimentos, Isea señaló que se encuentran trabajando para disminuir el acaparamiento de los productos.

Igualmente, exhortó a los venezolanos a denunciar a aquellos comerciantes que especulen en el precio de venta de los alimentos regulados. También pidió a los ciudadanos tener confianza en la economía y confió en que la economía seguirá creciendo este año.

Mientras, el director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, alertó que el desabastecmiento y la inflación se han convertido, junto a la inseguridad, en los problemas que más preocupan a los venezolanos.

León indicó que el desabastecimiento es un tema que afecta de una manera masiva a la población y afirmó que es un problema que incide la popularidad del presidente Hugo Chávez, aunque aclaró que las encuestas señalan que sigue siendo el principal líder de los venezolanos.

El director de Datanálisis indicó que la escasez de alimentos es un tema "muy delicado", porque podría crear "hipersensibilidad" en la población que llevaría a los ciudadanos a cometer acciones contrarias al orden público.

El desabastecimiento de alimentos se ha acentuado de tal manera que el presidente ordenó utilizar la estructura de la industria petrolera para importar y distribuir productos.

La escasez de productos básicos en Venezuela se produce después de casi cinco años de que el gobierno de Chávez aplicara los controles de precios y de cambio.

La estrategia fue aplicada con el argumento de garantizar el nivel de vida de los venezolanos. La política de controles comenzó a mostrar vacíos desde el año pasado, con la desaparición de productos de consumo masivo como la leche, paralela a un crecimiento de la economía de un 8,6 por ciento en 2007.

Publicar un comentario