23 enero 2008

Prevén un estancamiento del nivel de consumo este año


Caricatura tomada del Diario 2001


En 2008 el promedio de consumo no decaerá, pero sí se percibirá un estancamiento en su ritmo de crecimiento, justo en momentos en que finaliza un ciclo de bonanza económica.

Así lo consideró Joseph Saade, director de Datos, quien agregó que todo indica que el incremento del consumo en toneladas crecerá entre 3 y 4%, en lugar de entre 12 a 14%, tal como ha sucedido en los últimos años.

Según cifras que presentó la consultora en el marco del evento Perspectivas Económicas 2008 (organizado por Venamcham), el mercado de consumo en Venezuela cerró en 52.000 millones de dólares en el año 2007.

Y es que el tema de los precios es vital en el cuadro que pinta Datos sobre la realidad venezolana, pues Saade resaltó que el poder de compra de la población no será potenciado por el alza salarial o de otros ingresos, precisamente a causa de la escalada inflacionaria que se registró el año pasado y que promete no detenerse este año.

"A mí me cuesta creer que la inflación sea menor a 6% en enero", indicó el director de la consultora Datos.

Saade expresó que la tendencia alcista de los precios de los bienes y servicios afectará más a los pobres.

En el marco de la encuesta Pulso Nacional 2007, 51% de los encuestados consideran que dentro de seis meses su situación económica personal empeorará, y 31% cree que estará mejor o igual de buena que en el cuarto trimestre de 2007 cuando se hizo la consulta.

Peor que hace un año

Pero los cuadros presentados por Saade indican que ya desde el año pasado la gente siente la mala racha económica, pese a la bonanza. Cuando se interroga a las personas si su situación económica es mejor o peor que hace un año, 65% piensa que está en condiciones más deficientes que el año anterior, mientras que 32% cree que tiene más holgura económica.

Y si bien los resultados sobre la percepción de las finanzas personales son bastante contundentes, al tratarse del sentimiento de bienestar en general se puede apreciar que 51% de la gente piensa que está entre muy bien y más o menos bien, al tiempo que 49% considera que la situación está entre mal y muy mal; mas lo curioso con este resultado -del cuarto trimestre del año pasado- es que hace exactamente un año eran muchos más los que creían que al país le iba bien.

67% de los consultados en el cuarto trimestre del año 2006 tuvieron la impresión de que las cosas iban entre bien y muy bien en el país, contra 32% que creía que la situación en general era entre mala y muy mala.

Desabastecimiento obvio

Pero otro factor que impacta fuertemente en la percepción de las personas es el tema del desabastecimiento, que la consultora Datos calcula en 50% en los supermercados.

En este sentido también se ha presenciado un cambio importante: en noviembre del año pasado 80% de los venezolanos estaban conscientes de que la escasez de productos de la cesta básica era una realidad, en contra de 64% de la población que lo creía en septiembre de 2007.

La percepción es mayor en los estratos sociales más altos. Por ejemplo, 90,5% de las clases A, B y C+ consideran que existe un problema de desabastecimiento en el país, 73,1% del estrato C- creen en esto, al tiempo que 77,5% del estrato D y 79% del E observa el desabastecimiento como un hecho.

Datos señala que las consecuencias que los venezolanos identifican como una señal inequívoca de la falta de productos en los comercios es que los bienes son más costosos (33% de los consultados), que deben salir a buscarlos más lejos de sus casas (24%) y que deben ir más veces al supermercado para encontrarlos (18% de los encuestados).

Saade destacó que algunos de los aspectos que caracterizarán a los consumidores venezolanos este año serán un aumento del grado de desconfianza, más frustración por falta de productos y pérdida de incentivo al ahorro.

El Universal

Publicar un comentario