15 marzo 2008

Chávez Vs Uribe (07)

Pragmatismo signará relación entre Colombia y Venezuela

La reconciliación entre los gobiernos de Colombia y Venezuela -evidenciada en la conversación telefónica reciente entre los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez- conducirá a una relación pragmática entre ambas naciones, sobre todo en el ámbito económico, así lo asegura la internacionalista Elsa Cardozo.

"Hay la intención de los dos lados de volver a una cierta normalidad en las relaciones, pero no creo que esto signifique pasar la página", declaró.

Señala que el interés en el área comercial podría llevar a los gobiernos a dejar de lado las diferencias, pero que en el campo político "la cosa es distinta".

"Pienso que se volverá a unas relaciones diplomáticamente cordiales, pero en un ámbito de maniobra más pequeño", dijo.

Unas declaraciones del viceministro para América Latina y el Caribe, Francisco Arias Cárdenas, avalan la opinión de la internacionalista.

Arias dijo ayer en Venezolana de Televisión que "más allá de lo que significa el gobierno de Uribe, y de la oligarquía colombiana, debemos aliarnos desde la integración" y añadió que las relaciones comerciales, familiares e históricas con Colombia, tienen más peso que las diferencias políticas.

Con dudas

La conversación telefónica entre Chávez y Uribe es interpretada por el internacionalista Demetrio Boersner como "un buen gesto", no obstante agrega que "uno se pregunta si esto va a tener un resultado estable, si no es más que una pausa en medio de una tensión de largo plazo".

Para Boersner, el cambio de actitud de Chávez -quien en días pasados llamó a su homólogo colombiano "mafioso"- "en gran medida debe ser a causa de la opinión pública nacional".

"Creo que el presidente Chávez ha visto las encuestas y ha entendido que su agresividad hacia el presidente Uribe no estuvo bien vista por la mayoría de los venezolanos", explicó .

Por su parte, Elsa Cardozo argumenta que Uribe tiene un solo tema en agenda, que es resolver el problema interno y derrotar militarmente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, por lo que cualquier reconciliación con Chávez la hará si puede salvaguardar su objetivo. Sostiene, además, que el mandatario venezolano auspicia una relación que le permita cierta proximidad al proceso político colombiano.


El Universal

Chávez pide a Uribe dar pasos "para recuperar la credibilidad"

Por considerar que "es un paso fundamental para recuperar la credibilidad y las buenas relaciones", el presidente Hugo Chávez formuló votos para que los funcionarios colombianos dejen de emitir declaraciones en contra de Ecuador y Venezuela.

"Ojalá que los funcionarios de nuestros gobiernos... En cuanto a Venezuela no hay problema. Mi Gobierno está bien controlado y homogéneo. Aquí nadie sale en contra de ningún otro país, al menos que salgamos todos juntos. Ojalá que en todos los países, en Colombia especialmente, se recupere ese mismo espíritu (de la Cumbre de Santo Domingo) y no sigan agrediendo ni a ecuador ni a Venezuela ni a nadie. Ese es un paso fundamental para recuperar la credibilidad y las buenas relaciones, entre ellas la económica", puntualizó Chávez, en declaraciones a periodistas, luego del acto de juramentación de la directiva del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en el Teatro Municipal.

El jefe de Estado reveló que la llamada realizada a su par colombiano Álvaro Uribe, el pasado jueves, fue para expresarle, entre otras cosas, su preocupación "porque continúan las declaraciones (contra Venezuela), el imperialismo (EEUU) queriendo ponernos a pelear, queriéndonos dividir. Le manifesté esa preocupación y nuestra más grande resolución... pero para eso hay que abonar".

Luego hizo un símil entre el conflicto ocasionado por la incursión del Ejército colombiano en territorio ecuatoriano como una pelea entre pareja. "Hay que dar pasos todos los días y evitar que se prenda de nuevo la candelita", recomendó, al comentar que expresó a Uribe su deseo "de recuperar las relaciones comerciales, económicas y los proyectos complementarios como el gasífero, energético y la producción de alimentos".

PSUV para la coyuntura

Al juramentar a la directiva del PSUV, el cual preside, Chávez destacó que el partido nace en una coyuntura especial por el plan del "imperialismo" estadounidense de derrocar su gobierno "y echar abajo la revolución". Dijo que el presidente de EEUU, George Bush, tiene como "línea de ataque crear inseguridad y desabastecimiento" en Venezuela con miras a derrocarlo en los comicios regionales de noviembre próximo.

"El jefe imperial arremete contra el Gobierno y contra mí en particular. Anda desesperado y todas estas declaraciones y agresiones, y la amenaza de incluirnos en la lista de terroristas que ellos tienen allá, que hagan esa lista y se la metan en el bolsillo", soltó en su mensaje.

Insistió a sus seguidores que de perder "espacios estratégicos de poder vendría la invasión directa al país, porque ese es el primer plan del imperio, derrocar la revolución". Instó al PSUV junto al Gobierno y al pueblo a enfrentar los planes imperiales "Con una sola estrategia: No andemos como en otras épocas compitiendo, debilitándonos. La unión hace la fuerza y el nacimiento del PSUV significa un elemento adicional de fuerza", resaltó Chávez, al asegurar que EEUU le tiene miedo al "impacto" de la revolución en la región y por eso insisten en la "agresión contra nosotros".

El Universal
Publicar un comentario