30 marzo 2008

Falcon Crest en Barinas

Se explica la catarsis de Chávez con aquelarres como el realizado en Caracas sobre "terrorismo mediático" porque en 10 años no ha podido frenar la capacidad informativa y la credibilidad de los medios independientes, a pesar de la abusiva concentración de medios en sus manos, los intentos de soborno, sus agresiones a periodistas y hasta el cierre de RCTV. A medida que su gobierno se hunde, más urgencia tiene de acallar a la prensa, radio y TV que transmiten realidades urticantes, sólo atribuibles a la inestable personalidad de Chávez y a su carencia de atributos para gobernar. Con cientos de invitados provenientes de la fauna extremista latinoamericana, nos salió carísimo ese autorretrato del terrorismo que Chávez atribuye a quienes osan dar una mirada objetiva al fracaso en la construcción de viviendas, a los mercados desabastecidos, a las vías y puentes derruidos; a la crisis del sistema eléctrico, a las pérdidas crecientes de la rojita Cantv y, sobre todo, a los gritos desesperados de los familiares que lloran a sus seres queridos muertos por carecer de asistencia hospitalaria o asesinados por el hampa desbocada, y a la corrupción que ha penetrado hasta los tuétanos a la otrora pobrísima familia presidencial, cuyos miembros exhiben impúdicamente hoy una injustificable riqueza.

El saqueo comenzó temprano, pero como Chávez estaba en plena luna de miel con el soberano y las denuncias venían de grupos opositores, éstas no tuvieron eco público. Hoy la situación ha cambiado. El denunciante es chavista -el diputado Wilmer Azuaje- y llega a los medios y a los prostituidos poderes públicos armado con los registros de 17 fincas de los Chávez en Barinas y de las fotografías de caballos de carreras, vehículos de lujo y otras muestras de ostentosa riqueza. Emplaza a los humildes obreros de los Chávez que figuran como supuestos compradores y muestra las pruebas. El avezado ex diputado Rafael Simón Jiménez dice que "nunca antes se había recogido una documentación con tanta fuerza como la presentada por Azuaje", documentos que permiten llegar a la inmensa riqueza de la familia Chávez, de cuya existencia conoce el Presidente.

Testimonios de barineses dan fe (como prueban los videos de Azuaje) de que las fincas son de los Chávez, a las cuales llegan diariamente a dar órdenes. Los vecinos citan ejemplos del poder enorme de la familia real en la región, hasta el punto de que controlan todas las instancias públicas: dan órdenes a los militares, jueces, policías y fiscales. Tan enorme es el control, que el ex diputado barinés Garrido Pérez nos confesaba el jueves que sin haber comenzado la AN el simulacro de examinar la documentación presentada por el denunciante, ya una jueza sobreseyó la causa al padre y a los hermanos Chávez por "no haber delito que investigar". Así que los Chávez están libres de toda culpa, mientras que la AN aprobó investigar al denunciante y hasta Cilia Flores amenazó con allanarle su inmunidad parlamentaria. La inmoralidad es tal, que la AN anunció que serán investigados "por corrupción" los gobernadores de Sucre y Amazonas, ambos de la oposición. ¡Qué viva la justicia revolucionaria!

Falcon Crest se mudó a Barinas, pero una réplica de corrupción aún más gigantesca la encontramos en Pdvsa. Nelson Bocaranda nos decía en sus "Runrunes" (EU 27-03) que la gestión de "Rafael Ramírez romperá el récord Guinnes de corrupción si algún día se llegan a conocer las verdaderas cuentas de la petrolera, escondidas y maquilladas, de las que se esmeran en no dejar huellas comprometedoras" (los negocios ordenados por Chávez como dádivas al exterior, refinerías, pdvalitos, compra de Elecar y otras, son el caldo de cultivo para esa enorme corrupción). La periodista Sebastiana Barráez documenta en Quinto Día de la semana pasada que seis ex gerentes de Alcasa -hoy prácticamente quebrada- siguen cobrando sueldos astronómicos. Los contratos sin licitación son la norma en la CVG y en todo cuanto tocan los voraces revolucionarios. Con el cuento de bajar el dólar permuta, unos vivos rojitos se están enriqueciendo salvajemente con las notas estructuradas. Y así hasta el infinito.

Y mientras el Gobierno anuncia que aumentará en 98% los fondos para el financiamiento de sus amigotes políticos en el exterior y que los recursos del Fonden se usarán para financiar el modelo socialista, seis niños mueren en la Maternidad Concepción Palacios por carecer de médicos neonatólogos y de equipos; los aparatos de anestesiología para el Hospital Central de Maracay, negociados por cubanos, no tienen los software para funcionar y no cuentan con garantías; y en las escuelas de Guacara y Mariara (Edo. Carabobo) redujeron el horario de clases por carencia de alimentos. Por eso las encuestas registran que el pueblo ya no se traga la vieja farsa.

Publicar un comentario