29 marzo 2008

Hoy en la educación venezolana (08)

Rechazan suspensión de clases debido a jornada curricular

Valencia.- Un grupo de padres y representantes de siete instituciones privadas del estado Carabobo manifestaron ante la Zona Educativa de esta entidad, su rechazo ante la "imposición" por parte del Ministerio de Educación de dictar la "Jornada Curricular" que servirá de para obtener información y capacitación, proporcionar aportes y realizar el análisis del Nuevo Diseño Curricular del sistema educativo bolivariano.

Los representantes de los alumnos cuyas clases fueron suspendidas del 31 de marzo al 4 de abril, anunciaron la entrega de un documento dirigido a la autoridad única de Educación en el estado, Sarina Cascone, en el cual exponen sus propuestas, soluciones y argumentos para rechazar el modelo oficial.

Exhortaron a todos los padres y representantes a que se sumen a esta iniciativa para que no persista la suspensión de actividades y envíen a sus hijos a recibir clases.

Alegaron que esta suspensión en los colegios "arriesga el cumplimiento del año escolar y conculca los derechos de nuestros hijos".

Los representantes, en asamblea con la sociedad de padres y representantes de los colegios afectados por la medida, rechazaron la suspensión por considerar que no se pensó en los derechos de los alumnos.

El Universal
En Zulia advierten que se procura un "adoctrinamiento"

Maracaibo.-El presidente del Sindicato Único del Magisterio del Zulia (SUMA), Gualberto Mas y Rubí, en representación, según dijo, de la mayoría de los docentes del estado, rechazó la entrada en vigencia del nuevo currículo educativo que adelanta el Ejecutivo nacional.

"Lo que está planteado no es otra cosa que el adoctrinamiento, como se dice, desde la raíz, de lo que significa un gobierno comunista que quiere establecer en Venezuela un sistema educativo comunista", dijo el representante sindical de los maestros zulianos.

Agregó que los docentes de la entidad occidental dudan de la legalidad de la propuesta.

"Todo esto va a traer como consecuencia la protesta de los padres y representantes. Esto de la reforma curricular además es un problema de los alumnos y de nosotros los gremios que vamos a preparar un evento pedagógico, a mediados de mes, para hacerle al Gobierno una propuesta democrática". MC

El Universal

Fetramagisterio se declaró en "rebeldía académica"

Por considerar que el Currículo Bolivariano (CB) es "ilegal" e "inconstitucional", la directiva de la Federación de Trabajadores del Magisterio (Fetramagisterio) resolvió llamar a sus agremiados a declararse en "rebeldía y desobediencia académica" ante las jornadas de formación del nuevo programa educativo.

El presidente de la organización, Nelson González, justificó la acción por cuanto los contenidos que se están dictando son los mismos de conformaban la reforma constitucional que fue derrotada el pasado 02 de diciembre.

"El currículo se dio a conocer gracias a El Universal en el mes de octubre, y su contenido estaba enmarcado en la propuesta de reforma que ellos daban como aprobada. Pero aun con la derrota no cambiaron ni una coma del CB, y por tanto como docentes no permitiremos esta ilegalidad. Respetamos el Estado Docente, pero éste debe estar enmarcado en la Constitución".

Para González, conceptos como geometría del poder, nuevo ordenamiento territorial, las misiones, consejos comunales y la limitación de las ideas universales, son ilegales.

Refutó las afirmaciones del ministro Adán Chávez, según las cuales el CB fue consultado con los educadores del país. "Eso es falso. Eso lo ha impuesto una cúpula y asesores que no sabemos de dónde los sacaron. Los docentes no participamos en eso. Y las jornadas son para imponer, no para discutir.

El próximo lunes, adelantó, repartirán documentos para que sus agremiados, un aproximado de 70 mil, conozcan las razones de esta "desobediencia" .

De igual modo González instó a todos los sectores del país a conformar "un gran bloque de rechazo" al CB. A su juicio, es necesario que las federaciones, padres, rectores y estudiantes universitarios y la sociedad civil unan esfuerzos para evitar que siga avanzando la implementación del currículo, y obligar al Ejecutivo a darle cabida a las propuestas y a las críticas.

Por último, aclaró que no admitirán que con la excusa de los cursos se violen los derechos laborales de los docentes.

El Universal

El nuevo currículo

A medida que leo el currículo crece mi asombro. Desde la lectura del primer párrafo de sus objetivos hasta el final de la última línea, pienso en lo incomprensible que se me hace el que los padres de miles de muchachos venezolanos no hayan salido a la calle a manifestar su objeción contra la aplicación del nuevo currículo educativo que se impone a partir del próximo año escolar. Como estamos en Venezuela y todo se deja para las últimas, sería de esperar que la llegada de septiembre los decida a no enviarlos a las aulas hasta que cambien los vientos.

Podría adivinar que aquellos que manifestaron con el decreto 1.011 tiraron la toalla después de aquel referendo revocatorio que hoy vemos tan lejano, o que luego de acudir tantas veces a elecciones perdidas decidieron ocuparse de lo particular y dejar el país en manos de otros que piensan igual, mientras el barco hace aguas. Pero, ¿será que ocuparse de lo propio no incluye a los descendientes? ¿O será que la educación no es de prioridad mayor a las entradas de final de mes que pagan los gastos?

El nuevo currículo bolivariano es, además de una antigualla, una equivocación fruto de mentores que se quedaron en el temporal de la guerra independentista o de la lucha que un bautizado popular General del Pueblo Soberano levantó al grito de ¡Tierras y hombres libres! y ¡Abajo la oligarquía! Basta una lectura veloz para caer en cuenta.

De principio a fin, los términos utilizados en el currículo apellidado como el Libertador, para hacerlo más rimbombante y magnífico, develan una intención de logro de complejo igualitarismo. Una serie de calificativos con ritmos socialistoides, que no socialdemócratas, impregnan las páginas con menciones como "el nuevo republicano". ¿Habrá viejos republicanos y ahora se gestan nuevos? "Trabajo liberador de conciencias" y "educación como proceso político y socializador". .. Un entreverado de términos que delatan la transparente intención de persuadirnos sobre las ventajas de la pócima que se nos brinda de gratis, como regalo del benemérito de estos días.

Asimismo se extraen anacrónicos renglones de la vida de Ezequiel Zamora "como gran líder social y militar" para "impulsar las luchas sociales de transformación y refundación de la República" ¿Será, preguntémonos, que las repúblicas se fundan y se refundan cada vez que un gobernante decide cambiar el croquis de los poderes? Y, ¿Cuáles luchas sociales se nos hacen inevitables en estos tiempos de globalización y democracia de avanzada que soplan por Occidente?

Por otra parte, como característica del egresado del Sistema Educativo Bolivariano se espera que conozca "la riqueza y problemática de la nueva geometría territorial" (…). ¿Será que Venezuela ha recuperado los espacios perdidos en disputas limítrofes con Colombia, o es que el Esequibo ya no se pinta con rayas de territorio en discusión? Agrega además que espera del nuevo republicano el conocimiento de las "actividades productivas tradicionales y endógenas, como medio para alcanzar la seguridad y soberanía alimentarias". ¿En un país donde la carestía de alimentos es cada vez mayor? ¿Qué país del mundo, que desconocemos, tiene una absoluta soberanía alimentaria?

En definitiva, el plan de estudios que se supondría destinado a que los alumnos desarrollaran a plenitud sus capacidades para desenvolverse en un mundo que cambia a velocidades extremas, con una tecnología donde los modelos de Ipods y Iphones envejecen en apenas semanas, no es sino una cartilla con letras escritas a lápiz en una época donde las impresoras láser se ubican en Marte.

La absurdidad del nuevo currículo deja sin respuesta las interrogantes que proliferan a medida que se recorre. Y, sin embargo, reina la indiferencia de quienes representan a los afectados futuros. Apenas unas voces se escuchan bajitas, la mayoría de quienes por mandato a juro se entrenan en la tarea. Habrá que ver si, llegado el momento, los ocupados padres harán un alto en sus funciones ejecutivas y pondrán el grito en el cielo, o verán pasar conformes el disparate.


Ana María Valeri
El Universal
anamariavaleri@gmail.com
Publicar un comentario