26 marzo 2008

Mision Judas

No hay Semana Santa sin Judas. Es inevitable acordarse de ese traidor que vendió a Cristo por unas monedas y que es odiado desde hace más de 2.000 años. Judas ha sido permanentemente recreado en las películas del llamado cine bíblico.


La Iglesia y Hollywood nos enseñaron a detestarlo y muy a pesar de los esfuerzos hechos por la National Geographic –hace dos años–, con el publicitado “Evangelio prohibido de Judas”, donde se reveló la infamia de que ese miserable, infiltrado entre los apóstoles, no traiciono a Jesús pues tenía la misión de entregarlo para redención de la humanidad; semejante hipótesis no tuvo aceptación y Judas siguió condenado en la quinta paila del infierno.

Fue inútil la inversión hecha por el “terrorismo mediático” en la televisión por cable, Judas continuará siendo objeto de todo nuestro desprecio. ¡Santo Dios!, no podemos desprendernos de esos sentimientos negativos y tan potentes como el odio, pero en el caso de Judas, tiene una justificación moral.

La historia de la Venezuela contemporánea se divide en un antes y un después de la Misión Judas, que es la verdadera misión de misiones que reina en el proceso revolucionario liderado por Hugo Chávez.

Desde que este antimesías copó la escena e irrumpió con sus prédicas violentas contra el imperialismo, las oligarquías, el capitalismo, los productores, los empresarios, los dueños de medios y pare usted de contar, este país no ha hecho otra cosa que poner las mejillas, recibir sus besos de Judas y sumergirse en el vía crucis de la destrucción.

En muchos pueblos de Venezuela donde se practicó la quema de Judas, humildes ciudadanos, cual exorcismo, colocaron una boina roja sobre el monigote de trapo del traidor. No intentan incendiar la pradera, quieren el fin de este largo y ardiente período que resultó tan aborrecible.

Tic tac

Judas con sotana: el rector de la Universidad Católica Santa Rosa, Martín Zapata, se queja de la sordera en el Gobierno. Exige que el Presidente intervenga en decisiones tribunalicias para que salga a su favor el juicio contra las autoridades eclesiásticas, que se originó con la renuncia que le solicitó el cardenal Urosa.

Así mismo, pide la intervención del ministro de Educación Superior, Luis Acuña, para que la OPSU y el CNU le aprueben nuevas carreras, como Derecho, Administración y Contaduría. Según Zapata, infiltrados del cardenal Urosa, de monseñor Porras y del rector Luis Ugalde impiden su aprobación.

Es tanta su angustia, que le ofreció al Presidente todo su “apoyo en el área de teología política, ya que mi doctorado en Roma versó sobre la relación marxismo y pensamiento cristiano latinoamericano y mis estudios en el área de geopolítica internacional”.

Para rematar, pone a disposición las instalaciones de la Universidad para realizar un Alo, Presidente “y se percate de lo estratégico de su ubicación, a 50 metros del TSJ y 300 metros del palacio de Miraflores”.

República del Zulia: puede desatarse una pelea entre el gobernador Manuel Rosales y el alcalde de San Francisco de Maracaibo, Saady Bijani, pues Rosales acepta su candidatura para sucederlo en la gobernación; pero, a cambio, Bijani debe apoyarlo para la Alcaldía de Maracaibo. Pretensión que encontró rechazo entre la gente de Bijani y en la dirección de un Nuevo Tiempo.

Desconcierto: el alcalde Leopoldo López se ha sorprendido de la renuencia de Acción Democrática y de Primero Justicia en su lucha contra la pretensión de la Contraloría de invalidarlo para las elecciones de noviembre próximo. Y es que AD tiene como candidato a la Alcaldía Mayor al dirigente de Alianza Bravo Pueblo, Antonio Ledesma, y los justicieros tienen también su gallo tapao… tic tac

Marianela Salazar

Vía Venezuela es Noticia
Publicar un comentario