02 abril 2008

Aventuras del Poeta Isaías (04)

Investigación del caso Anderson continuará con otros 2 fiscales

La apertura de una investigación relacionada con la supuesta manipulación de las actas del caso Anderson ordenó la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, quien también anunció que la semana pasada separó a las fiscales Turcy Simancas y Sonia Buznego del equipo encargado de hallar a los responsables del asesinato del funcionario.

La información la suminitró ayer la máxima representante del Ministerio Público, quince días después de que el fiscal Hernando Contreras presentara su denuncia contra el ex fiscal general, Isaías Rodríguez.

Luego de instalar un seminario sobre la lucha contra la corrupción que organizó su despacho, Ortega Díaz reveló que que le remitió una copia de la acusación de Contreras a los fiscales Roberto Briceño y Jesús Gerardo Peña, quienes a partir de ahora deberán encontrar a los planificadores de la muerte de Anderson. Y que le envió otra a la fiscal Gledys Carpio, la cual investiga la denuncia de presunto forjamiento de actas que formulada en 2006 por la defensa del banquero Nelson Mezerhane, uno de los cinco señalados como organizadores del crimen.

De acusador a acusado

Respecto al contenido de la denuncia, la fiscal general dijo: "Es un escrito incoherente y donde admite que él mismo participó en un presunto ilícito (alteración del testimonio del testigo Giovanny Vásquez para involucrar a personas que nada tenían que ver con la muerte de Anderson). Él tenía conocimiento de eso y con base en eso sostuvo una audiencia preliminar y una acusación fiscal".

Seguidamente la alta funcionaria aseveró que Contreras no puede excusarse alegando que respondía órdenes superiores. "Los fiscales son autónomos e independientes. El fiscal general no conoce las investigaciones. Yo conozco lo que me informan los fiscales, algunas veces les pido que se trasladen con el expediente para revisarlo, pero los fiscales desarrollan su investigación de acuerdo con los principios de la Constitución", agregó.

Ortega Díaz negó que se hubiera reunido con Contreras y que él le hubiera expresado sus reservas sobre la manera como se estaba conduciendo la investigación del caso Anderson. "Jamás se dirigió a mí, sencillamente porque ni amigos éramos. El abogado que investigó ese caso, con el que tuve más cercanía fue Turcy Simancas, pero con el resto de los fiscales no y con él (Contreras) menos que menos (...) Si él me hubiese planteado lo que plantea en el escrito yo hubiera tomado los correctivos necesarios. En primer lugar, hubiera acudido ante el fiscal general", remató.

Descartó la posibilidad de reiniciar las investigaciones desde cero, bajo el argumento no hay instrumento jurídico que pueda sustentar dicha medida.

Por último, rechazó explicar los motivos que la llevaron a destituir a Yoraco Bauza, solicitarle la renuncia la denunciante y sustituir a Turcy Simancas y Sonia Buznego. Sólo dijo que esas medidas "responden a decisiones administrativas de esta gestión. No puedo informarles sobre esas cosas, porque estaría violando el derecho que tienen los ciudadanos a la privacidad de sus cosas".

El Universal
Publicar un comentario