13 mayo 2008

Dos arepas con pollo

Si tú agarraras el salario mínimo de un venezolano, solo te alcanzaría para comprar cada uno de los 365 días del año, 2 arepas con pollo. Solo eso. El trabajo de un hombre o mujer venezolano, solo vale dos arepas con pollo.

Quién entiende que un gobierno revolucionario, con el barril de petróleo a más de 100 dólares el barril, sólo puede ofrecer una economía donde el trabajo de los venezolanos vale apenas dos arepas con pollo.

Sin embargo, el problema es mucho más grave. El aumento salarial es del 30%, pero la inflación de los alimentos hasta la fecha de hoy está rondando más del 40%. Es decir, ya los venezolanos perdieron ese aumento del 30%.

Para ir más lejos, dense cuenta, que el aumento ha sido del 30% y hace pocos días el Gobierno subió el precio de muchos alimentos vitales en más del 60% y 80% de los productos controlados. ¿Dónde quedará entonces el aumento? Evaporado.

Pero por si esto fuera poco, el salario mínimo es de BsF 799 y la cesta alimentaria está en BsF 1.250. Es decir, con las dos arepas con pollo la familia solo puede comer la mitad del mes. La otra mitad es para pasar hambre.

En términos de todos los venezolanos, esto significa que 4 millones de venezolanos no podrán comprar la comida para sus hijos. No les alcanzará el sueldo mínimo revolucionario para alimentar a su familia y a 10 millones de venezolanos no les alcanzará el salario mínimo para comprar la comida, las medicinas y la ropa.

Si sacamos más cuentas nos percatamos que el Gobierno sólo esta invirtiendo BsF 5,5 millardos en subir el salario para beneficiar sólo a 5 millones de venezolanos, pero este monto de millardos divididos entre estos 5 millones de beneficiarios, da como resultado que el aumento salarial es apenas de BsF 1.000 para cada uno al año.

Ahora bien, estamos hablando solamente de aquellos venezolanos que tienen el privilegio de recibir su salario mínimo; pero piensen por un momento en esos más de 10 millones de venezolanos que viven de la economía informal o que se encuentran desempleados.

Mientras tanto, el Gobierno regala 30.000.000.000 millones de dólares a más de 40 países. Compra más de 6.500.000.000 en armas militares. 6000.000.000 en empresas y 5.000.000.000 en comida fuera de Venezuela. ¿Dónde queda el venezolano? Recibiendo su limosna de dos arepas con pollo al día, si tiene suerte.


Julio Andrés Borges
Publicar un comentario