18 mayo 2008

La renuncia al Esequibo

La irresponsabilidad en materia de política exterior del gobierno de Chávez no tiene límites. Las recientes declaraciones del primer ministro de Guyana en las que invita al pueblo venezolano a olvidarse de la reclamación del territorio Esequibo, porque fue el producto de una manipulación del Imperio, no sólo son una falsedad histórica sino un irrespeto a nuestro país.¿ Acaso las negociaciones llevadas a cabo por Alejo Fortique para establecer los límites con Inglaterra fueron ideadas por el departamento de Estado norteamericano? Pero lo grave no es que el Primer Ministro guyanés se permita hacer estas afirmaciones sino que la cancillería calla y como se sabe en derecho internacional quién calla otorga. Hasta cuando se va a irrespetar nuestra historia republicana para satisfacer la megalomanía de un hombre que se cree destinado a ser la voz de las américas. Lo más patético de todo es el silencio de los militares quienes , en principio, deberían ser los garantes de la soberanía nacional. Nos contentaremos con las migajas de una explotación conjunta de los recursos de una plataforma continental que en gran parte nos corresponde en pleno derecho. El silencio frente a los desplantes de Chávez va a conducirnos a perder gran parte de la plataforma continental que genera la boca del Orinoco. Si esto no es traición a la patria no sabemos cómo se puede calificar

Editorial Analítica.com
editor@analitica.com
Publicar un comentario