15 junio 2008

Comenzó la desbandada

Desde que aparecieron las computadoras de Raúl Reyes (RR) develando los terribles secretos de las FARC y la prominencia de algunos de sus cómplices, la vida de Chávez no ha sido la misma. No le habían afectado igual las acusaciones sobre la corrupción extendida de su entorno familiar, ni las del maletín de Antonini; ni siquiera su derrota del 2D, nunca asumida como tal, porque ha venido aplicando ilegalmente la reforma rechazada por el voto popular.

La certificación dada por Interpol, la muerte de Marulanda y Ríos, y la convicción mundial de que Chávez ha protegido a las FARC, han desequilibrado su ánimo, ya de por sí bastante desestabilizado.

Del Chávez que tronaba contra el presidente Uribe y su ministro Santos, que defendía a las FARC porque constituían un ejército "legítimo" y "bolivariano" en guerra contra el imperio, al Chávez también histriónico de ahora, hay un abismo. Mientras la cronista escribe, voceros de las FARC se habrían comunicado con el DAS para iniciar las negociaciones que podrían desembocar en la entrega de secuestrados. El Chávez de estos días (tan astuto como el vociferante de hace semanas) despliega su habilidad de figurante para convencer al mundo de que ahora va a cooperar en la lucha contra las FARC. Nadie le ha creído. Dentro y fuera de Venezuela han pensado que actúa movido por temor al documentado dossier de las laptop de RR. Este Chávez ve en las últimas encuestas la proyección de su derrota electoral en noviembre en los estados más poblados del país. Además algo atroz para un provocador: los venezolanos ya no muerden la carnada de la polarización. Nos dice Hinterlaces, que " entre los sectores populares la condición política de ser chavista u opositor es mucho menos importante que las credenciales, las propuestas y los valores de los candidatos". Y otra noticia letal para el narciso: Chávez ya no es el portaviones del pasado. Mercanálisis registra que "hay frustración en la población por los pésimos resultados del Gobierno, de los cuales culpan directamente a Chávez". Los sondeos llegan en medio de las protestas contra la Ley de Inteligencia (la misma que había calificado de "perfecta"); las trancas de los transportistas contra la reducción del pasaje y la inseguridad, y el estallido de una inflación anual que en alimentos registra un 48%.

Al sopesar su situación actual, el astuto Houdini criollo decidió poner en marcha su mejor actuación: como tengo encima la espada de las computadoras, declaro que la guerrilla no tiene razón de ser y que debe entregar a los secuestrados sin condiciones (... ). Si los venezolanos están hartos de mi guerra, voy a simular la paz. Derogo la Ley de Inteligencia porque la puedo aplicar sin que exista, como lo estoy haciendo con la persecución contra Simonovis, Vivas y Forero, o con las inhabilitaciones del rusián del reino (... ). Y si la enorme inflación creada por los controles de precios y por el hostigamiento a los empresarios está minando mi popularidad, voy a invitar a unos pocos para demostrar que concilio con los sectores oligárquicos del país, a los que, de paso, hago corresponsables de la inflación.

Por aquello de que quien siembra vientos recoge tempestades, tanta ambigüedad no es digerible por quienes internalizaron las airadas prédicas del socialismo del siglo XXI. Chávez enfrenta ahora el dilema de que ni los suyos, ni los otros confían en él. Ver a los empresarios "oligarcas" y "golpistas" sentados en primera fila ante un Chávez "pidiendo cacao" y anunciando la eliminación del impuesto empresarial del ITF, un fondo para créditos y la flexibilidad de Cadivi, fue muy amargo para el chavismo duro. Un forista de Aporrea escribió :"Con solo ver los personajes VIP que estaban en esa reunión (pacto) de anoche me dio ganas de vomitar: la más rancia oligarquía y la más alta burguesía putrefacta como invitados de honor". Dice Noticias24 que ese día "La Hojilla" -antro del culto incondicional al comandante-" duró apenas unos minutos y su conductor, sin hacer comentarios, dio paso a la reposición del programa emitido el martes". Muchos en Aporrea concluyen que "Chávez se desvía del camino hacia el Socialismo auténtico".

Las medidas son puro simulacro y estimulan las importaciones en perjuicio de la producción nacional (¿Y el desarrollo endógeno?). Todo apunta a que la inflación y las protestas arreciarán (En Sidor ya se inició la caza de brujas y la caída de la producción). La desbandada del PSUV apenas comienza. En Guárico más de cinco mil militantes saltaron la talanquera hacia la candidatura controlada por Manuit, expulsado ya por Chávez. En Monagas está por ocurrir otro cisma; en Carabobo los "históricos" van contra el nocturnal alter ego de Chávez; en Vargas le esperan sorpresas y no digamos en el resto del país. Tanto esfuerzo camaleónico para siempre llegar al llegadero.



Publicar un comentario