01 julio 2008

Padres respetarán aumentos acordados en las asambleas

Los padres y representantes, de acuerdo con la presidenta de la Confederación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes de la Educación Católica (Conaprec), Aleida Romero de Carruyo, han decidido respetar los acuerdos de las asambleas para fijar los montos de las matrículas para el año 2008-09.

La vocera argumentó que estas decisiones fueron tomadas mucho antes del 20 de junio, fecha en que fue publicada la resolución en la Gaceta Oficial N° 38.957, por tanto está a destiempo la medida oficial.

Aclaró que no se trata, como expresaron algunos voceros del oficialismo, de que los padres quieran pagar más. "Se trata del derecho a la participación, a través de la cual los padres resolvieron aprobar los aumentos para salvaguardar la calidad académica y de servicios de los colegios donde estudian sus hijos".

No obstante, Romero de Carruyo admitió que las asambleas están abiertas, si los padres así lo solicitan para revisar el aumento del valor de la matrícula para el próximo año.

"Los padres somos los primeros en procurar que nuestras instituciones sean sólidas para que nuestros hijos disfruten de una educación de calidad y en un buen ambiente de seguridad. Además de ofrecerles una buena calidad de vida a los docentes que trabajan en ellas".

Derecho a decidir

La presidenta de Fenasopadres, Nancy Hernández de Martín, coincidió en que no se trata de un enfrentamiento con el Ejecutivo, sino el derecho como padres a decidir ellos mismos cuánto están dispuestos a invertir en la formación de sus hijos. "El beneficio está en el niño, antes de 2005 había una resolución conjunta, en la que se sugiere a los padres y representantes cuánto se debe aumentar, y cualquier incremento era discutido", explicó.

En cuanto a los resultados del operativo desplegado por el Indecu para sancionar a los planteles que estén cobrando un monto mayor al 15% decretado por el Ejecutivo, la dirigente fustigó dicho balance al aclarar que según los indicadores del organismo, apenas suman 496 colegios. "Esa cifra no alcanza ni 10% del total de los planteles privados de todo el país".

El presidente de la Cámara Venezolana de la Educación Privada (Cavep), Octavio De Lamo, reiteró su rechazo a la medida la cual justificó por el desfase entre la inflación y el porcentaje autorizado por el Ejecutivo.

"Venimos con un índice inflacionario acumulado de 110% en los últimos cuatro años, y lo que se ha autorizado es de sólo 44% acumulado. Esa no es una respuesta necesaria para poder responder también a nuestros docentes".

Para De Lamo el tema de las donaciones no es la solución al problema de las matrículas. "Si el padre desea pagar en conjunto con el colegio la matrícula no es necesaria esta figura. Lo fundamental es que los colegios y los padres establezcan una posición firme. Tenemos la necesidad imperiosa de mantenernos unidos y darle una respuesta al Gobierno de cómo se tiene que administrar la educación".


El Universal
Publicar un comentario