01 julio 2008

Rumbo a las elecciones 2008 (02)

"La unidad no anda bien", dice el MAS y emplaza a PJ y UNT

Según el lado en el que se esté, los avances de la alianza de oposición para la definición de candidaturas unitarias para las elecciones regionales de diciembre van "bien" o "mal".

Es así como mientras ayer, el coordinador nacional del MAS, José Antonio España, admitió su preocupación por la existencia de acuerdos parciales que dejan a otros fuera; el presidente ejecutivo de Un Nuevo Tiempo (UNT), Omar Barboza, aseguró que el tema está resuelto en casi 80%.

En la edición de ayer se informó de un acuerdo excluyente entre UNT, Primero Justicia (PJ) y Copei, que tiene molestos a otros miembros de la plataforma, especialmente a Acción Democrática (AD) y el MAS.

"Estamos profundamente preocupados y hay que decir la verdad. La unidad no anda bien. Hay acuerdos parciales, reuniones de grupos partidistas en donde no es considerada en lo absoluto una plataforma plural", afirmó ayer España en la rueda de prensa semanal.

El vocero masista es conocido por su extrema prudencia a la hora de emitir juicios públicos. Sin embargo, emplazó particularmente a los partidos UNT y PJ a avanzar en la construcción del consenso.

"Ha llegado el momento de decirles a los venezolanos la verdad: Las encuestas no estarán a tiempo y no podemos dejar de honrar el acuerdo que hicimos frente al país el pasado 23 de enero". España confirmó que el MAS en los próximos días retirará a los precandidatos que no han crecido en popularidad.

Barboza, en declaraciones a Unión Radio, insistió ayer en mantener el 15 de julio como fecha para hacer anuncios definitivos de candidaturas unitarias. Cuando este diario informó la última semana de mayo que, por el retraso, las candidaturas estarían definidas en el mejor de los casos, a mediados de julio, Barboza desmintió la versión y aseguró que en junio se darían a conocer los abanderados.

Ayer el vocero de UNT señaló: "Le vamos a entrar esta semana al tema del Área Metropolitana de Caracas, en cuanto a mandar a hacer las encuestas (...) Vamos a empezar a producir decisiones en los próximos días y en el caso de los inhabilitados nos hemos tomado un poquito más de tiempo para despejar esa incertidumbre y buscarle una solución", añadió Omar Barboza.

Desde Copei ven las cosas en términos medios: hay retrasos importantes, pero éstos se deben a que se ha tratado de respetar al máximo la opinión de las regiones, incluso por encima de la dirigencia nacional. Copei ha salido favorecido con el pacto parcial, puesto que en las dos plazas de su mayor interés ganan el apoyo de UNT y PJ. En Táchira para César Pérez Vivas y en Mérida para Léster Rodríguez.

Sin embargo, el caso de Mérida representa un importante roce con AD, por la aspiración de William Dávila. Un alto vocero de AD admitía días atrás que a diferencia de 2005, cuando se pudo llegar a acuerdos unitarios para la construcción de listas únicas al Parlamento, ahora el problema es que se está discutiendo el acceso real al poder. Hace tres años el asunto era más "simbólico".

Desde PJ defienden la necesidad de avanzar en acuerdos parciales. Sin embargo, en el seno de ese partido existen matices sobre cómo abordar las negociaciones y hay miembros de la dirección nacional preocupados por el giro de la plataforma a un mes de las postulaciones.

Uno de los participantes de las negociaciones, siempre crítico con el método, advirtió que "la tentación de hacer crecer pequeños partidos a expensas de poner en peligro la exigencia nacional de cambio es lo que puede explicar el no haber perfeccionado oportunamente los consensos y las encuestas como mecanismo accesorio". Sobre esto también pesa -dice esta fuente- el posible "juego diabólico" del chavismo de levantarle las inhabilitaciones a unos sí y a otros no, lo que no se descarta.


El Universal

"El 23 de noviembre no se apaga la luz"

El presidente de Alianza Bravo Pueblo (ABP), Antonio Ledezma, rechazó "por peregrina" e "irresponsable", la tesis alimentada desde el sector oficial de que una derrota de los candidatos del PSUV en las elecciones regionales de noviembre será el equivalente a propinarle un golpe de Estado al gobierno de Hugo Chávez.

"Lo que tumba a un Gobierno en cualquier parte del mundo es la inseguridad. Lo que desestabiliza políticamente a un país es el narcotráfico, el alto costo de la vida, la corrupción y el desempleo (...) Consideramos una jugada irresponsable ese estribillo de que si se pierde la Gobernación de Miranda o la Alcaldía de Caracas, entonces se va a tener que apagar la luz. El 23 de noviembre no se va a elegir presidente de la República sino alcaldes y gobernadores", dijo Ledezma, aspirante a la Alcaldía Metropolitana.

Insistió en que los alcaldes y gobernadores que resulten electos en noviembre "más bien ayudarán a la estabilidad y a refrescar un país que está amenazado por una serie de problemas que sí son los verdaderos escollos que debe tratar de sortear la actual administración". Dijo Ledezma que a Chávez debería preocuparle la denuncia sobre el aumento del tráfico de drogas o las quejas de los maestros por bajos salarios.

El Universal

Chávez proyecta 19,7 millones de votantes para comicios regionales

¿Cuántos votantes podrán participar en las elecciones regionales del 23 de noviembre? Después que el presidente de la República anunciara el sábado sus estimaciones de cedulados no inscritos para votar, la respuesta a esta interrogante debe ser: no se sabe.

Según el CNE, el Registro Electoral (RE) está integrado por 16.395.195 personas; sin embargo, la proyección poblacional realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), a partir del Censo del año 2001, indica que de los 27.934.783 de habitantes que tiene Venezuela, 17.6347.80 son mayores de 18 años, lo que sugiere que aún permanecen fuera del padrón de votación 1,3 millones de ciudadanos que estando en edad de votar no han formalizado su inscripción en el RE.

Esta brecha se ha reducido sistemáticamente desde el año 2003 cuando se calculaba que, aproximadamente, dos millones de personas no estaban incluidas en el padrón de votación.

No obstante, para el presidente de la República la cantidad de cedulados no inscritos para votar -al mes de junio de 2008- es de 3,4 millones de personas, lo que significa que el padrón debería estar integrado por 19.795.195 ciudadanos.

El cronograma para organizar las elecciones regionales y locales establece que el lapso de actualización del Registro Electoral culmina -como lo establece la Ley Orgánica del Sufragio y Participación Política- tres meses antes del evento electoral; es decir, el 23 de agosto.

Según los reportes de nuevos inscritos divulgados por el Poder Electoral, en el mes de abril formalizaron su inscripción en el padrón de votación 46 mil ciudadanos, en el mes de mayo la cifra se incrementó a 55.222 personas y para el recién finalizado mes de junio se proyecta la inscripción de 100 mil nuevos votantes.

Para hacer buena la estimación presidencial, en los próximos dos meses deberán inscribirse como votantes más de tres millones de ciudadanos; cifra inverosímil si se considera que entre los meses de abril y junio del año 2004 se inscribieron -a través de la Misión Identidad- 1,7 millones de nuevos electores y que en todo el año 2006, con motivo de la elección presidencial, se unieron a la lista de votantes 1,1 millones de venezolanos.

3,4 millones hasta 2014

La estimación presidencial de nuevos electores sólo adquiere sentido si se consulta la proyección poblacional elaborada para el año 2014. Para esa fecha, según los cálculos del INE, Venezuela debe tener 30.587.736 de habitantes y de éstos, aproximadamente, 20 millones deben ser mayores de 18 años.

De concretarse la inscripción de 3,4 millones de votantes en los próximos dos meses se establecerá un nuevo referente histórico en el crecimiento electoral. Entre los años de 1958 y 1998 el RE aumentó a una tasa promedio anual de 7%, mientras entre 1998 y el mes de abril de 2004 se dieron de alta como votantes 1,5 millones de venezolanos.

A partir de este momento entró en operación la Misión Identidad, que logró cedular e inscribir en el padrón -con motivo del referendo revocatorio presidencial- a 1,7 millones de personas. Entre este referendo y el mes de enero de 2006 se inscribieron apenas 600 mil votantes, mientras que en los últimos 30 meses han ingresado al padrón 1,4 millones de venezolanos.


El Universal
Publicar un comentario