29 agosto 2008

Caso del Maletín. Recopilación (98)

Coimas en Venezuela no tienen relevancia en juicio del maletín

Miami.- A pocos días del inicio del juicio contra Franklin Durán, previsto para el 2 de septiembre, los fiscales que llevan el caso del maletín con 800 mil dólares que portaba Antonini Wilson, solicitaron a la juez Joan Lenard que los autorice a utilizar evidencias de "``hechos malos'' cometidos por Durán, por pago de coimas por varios millones de dólares a funcionarios y militares de Venezuela.

"Las alegaciones no tienen ni siquiera el nombre de un funcionario del Gobierno venezolano implicado en los supuestos sobornos'', indicó el documento presentado por los abogados de Durán. Argumentan, además, que ``ninguno de los presuntos hechos de corrupción tienen algún parecido o relevancia con las acusaciones de este caso o con otros asuntos que se anticipa que surgirán en el juicio.

De acuerdo con la Fiscalía Federal, Durán admitió ante un agente del FBI, Jorge Velez, que sobornó a funcionarios de Venezuela. Durán, Carlos Kauffman y otros tres intermediarios fueron acusados de actuar ilegalmente como agentes del Gobierno de Venezuela. Kauffmann se declaró culpable y está cooperando con el Gobierno de EEUU, citó AP.

Durán y Kauffmann comenzaron a trabajar juntos alrededor de 1998 y compartían en partes iguales las ganancias generadas por sus negocios.

Según las pesquisas de los fiscales, en uno de los casos de sobornos relacionados con contratos de construcción, recibieron cerca de 30 millones de dólares del estado de Vargas y luego pagaron 10% de ese dinero como sobornos a dos funcionarios de alto nivel de esa región entre 2000 y 2008. Entre 2002 y 2004, Durán y Kauffmann se asociaron ilegalmente con funcionarios del Ministerio de Finanzas de Venezuela para reestructurar parte de la deuda de su país. Con la reestructuración, ambos ganaron 100 millones de dólares y pagaron unos 23,6 millones en sobornos a cuatro funcionarios de alto nivel del Ministerio de Finanzas.

Señaló también que pagaron sobornos a funcionarios de la Guardia Nacional en contratos que incluían artículos que ellos mismos le proveían; y suministraron cientos de miles de dólares a empleados de Pdvsa. Entre los numerosos pagos de sobornos incluidos en el documento figura la compra de un edificio en Caracas para que una agencia del Gobierno lo ocupara. Por este último operativo el Ministerio de Finanzas les pagó 9,5 millones de dólares. Durán y Kauffmann, a su vez, pagaron sobornos de $4,5 millones a cuatro funcionarios de ese Ministerio.

También habrían sobornado a funcionarios del Ministerio de Educación y la Gobernación de Cojedes. En este caso Durán y Kauffman habrían recibido comisiones por colocar los recursos del presupuesto del estado Cojedes en un banco particular.


El Universal
Publicar un comentario