29 agosto 2008

Viene otra Reforma (45)

Aspiran a que firmas conminen a la OEA a revisar los decretos ley

El abogado especialista en Derecho Administrativo y representante del Bloque Intergremial, Gustavo Briceño, espera que un millón de firmas sea suficiente para llamar la atención de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los decretos ley promulgados por el presidente Hugo Chávez.

"Si bien es cierto que este número (un millón de firmas) no es exigido por ninguna ley, creemos que es significativo para poner en movimiento la secretaría de la OEA, que pueda convocar a los cancilleres de los países y tocar el tema de Venezuela con la promulgación", dijo.

El objetivo del grupo es reunirse con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, para mostrarle las normas, de forma tal que se pongan en ejecución los mecanismos de corrección que prevé el propio ordenamiento de la organización.

Para el abogado el problema no es la promulgación de las leyes en sí, sino que con ellas el Gobierno venezolano pareciera alejarse del modelo democrático. "Estamos ante la confabulación de un Estado que se dice democrático pero que en el fondo esconde una política que restringe la libertad y la democracia", señaló.

A pesar de que considera que desde el Ejecutivo nacional se han violado los derechos humanos de la población, su defensa no será el foco del documento que esperan enviar antes del 23 de noviembre en compañía de las firmas.

"Nosotros no iríamos tanto porque ha violado nuestros DDHH; que los ha violado, sino porque ha violado principios fundamentales de la Carta Interamericana Democrática, como la transparencia en el ejercicio del poder de la gestión pública, la separación de poderes, el Estado de derecho, el principio según el cual los militares deben estar sometidos al poder civil y no viceversa", enumeró.

Si la denuncia es aceptada Venezuela podría ser sancionada con la suspensión de sus funciones en el plano internacional. "Una sanción internacional significaría un obstáculo para ingresar al Mercosur, porque los organismos internacionales siempre incluyen normas que obligan a los estados a portarse bien", indicó Briceño.

La agrupación confía en que el organismo internacional los escuche y considera un buen precedente que un órgano de la OEA haya declarado en contra del Estado venezolano recientemente.

Publicar un comentario