15 septiembre 2008

Cabeza fría...

Ante tanto show barato, ante el histrionismo desbordado, ante la aburrida y repetida película del golpe y el magnicidio apoyada en una sospechosa grabación que según la fecha de la copia presentada en la Asamblea Nacional data del año 2005, ante la sin respuesta gubernamental sobre cómo pretendieron "taparear" lo sucedido con el maletín de Antonini a punta de "realazos", ante la negativa del cuerpo legislativo a "investigar" lo que realmente pasó, ante la marcha anunciada para hoy hasta la Fiscalía para exigir que se acabe "la impunidad" en estas presuntas y reiteradas "amenazas latentes" contra el líder de esta Revolución (que casualmente siempre se dan previas a un evento electoral), ante la muy particular y casi jocosa reedición de la "Guerra Fría" en su versión tropical en la que Rusia dice "aquí estoy más o menos contigo, pero no tanto" o, "te mando dos aviones para que hagas la parada ante los gringos pero no te lo tomes tan en serio", eso sí "siempre y cuando me sigas comprando"& Ante toda esta "espuma" de esa bebida gaseosa, batida y caliente en la que quiere convertir Chávez a nuestro país... calma...

Así estará de mal el escenario electoral para él, que una estrategia que solía aplicar justo los días previos a los comicios la adelanta para ver si logra unificar a los suyos. Porque la buena noticia para los sectores que le son adversos es que lograron la unidad en casi todas las regiones y la muy mala noticia para él es que parte de sus candidatos en zonas neurálgicas no suben& Entonces la estrategia es la del escándalo y, si es posible, llevar a la sociedad al paroxismo para tratar de evitar lo que luce como casi seguro& Una amplia derrota el próximo 23 de noviembre...

El detalle está en que este "plomo grueso" que soltó la semana pasada con el archiconocido expediente del golpe-magnicidio o viceversa y la "botada" del embajador estadounidense lo deja sin muchas "municiones argumentales" por aplicar en los próximos dos meses...

Así las cosas, ¿cómo podrá enfrentar a la crisis eléctrica que estamos viviendo? ¿Cómo hará con la inflación que nos hace a todos más pobres y sobre todo a los que menos tienen y deben gastar casi todo en alimentación? ¿Qué respuestas hay ante la inseguridad? ¿Cómo justificará la corrupción cada vez más impúdica? ¿Qué hará con las variadas quejas y reclamos por reivindicaciones laborales no cumplidas, viviendas y malos servicios públicos que día a día copan nuestras calles?...

Es cuestión de paciencia e inteligencia. La alfombra de "conchas de mango" está puesta. Ojalá la ya saliente administración del señor Bush sepa leer aunque sea una vez "el signo de los tiempos" en América Latina y no "pisen el peine" de quien vocifera pero que al final nunca se atreve...

Publicar un comentario