30 septiembre 2008

Caso Human Rights Watch en Venezuela (09)

Salida de Vivanco es debatida en El Salvador

San Salvador.- La expulsión la semana pasada del director para las Américas de Human Right Watch (HRW), José Miguel Vivanco, de parte del gobierno venezolano, ha ocasionado un fuerte debate y choque diplomático entre Caracas y San Salvador.

La situación llegó a tal grado, que en el Legislativo de El Salvador comenzó a promover la semana pasada un pronunciamiento para condenar al gobierno de Hugo Chávez por la expulsión del activista de los derechos humanos, informó la agencia Notimex.

Los roces se incrementaron tras el llamado que hizo el encargado de Negocios de Venezuela, Vladimir Ruiz, al candidato presidencial de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Rodrigo Ávila, y al arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, a no atacar al gobierno de Chávez.

Ante los cuestionamiento del jerarca católico, el diplomático venezolano le aconsejó que leyera el octavo mandamiento. El obispo respondió que no lo consideraba un irrespeto, sino más bien un problema de Ruiz, aunque dijo: "está bueno que se sepa los mandamientos, me alegra mucho".

A la recomendación de Ruiz, reaccionó el ministro de Seguridad, René Figueroa, quien llamó "abusivo" al encargado de negocios de la Embajada venezolana.

Vivanco fue expulsado tras publicar en Caracas un informe que da cuenta de las violaciones del gobierno de Chávez a los derechos humanos.

El Universal
Publicar un comentario