08 septiembre 2008

Yo no me voy...

Quizás algunos crean que contestar con agresividad a las pretensiones de borrarnos nuestros derechos fundamentales, da placer. Les digo con honestidad que en absoluto. Hacerlo nace de la hartura de padecer las imposiciones de un militarote soez, envanecido y déspota que desde que asomó su rostro aquel 4 de febrero del 92, mostró intenciones y mañas que muchos se encargaron de justificar y maquillar.

Contestarle a Chávez con ira se impone, mostrarle que hay millones de venezolanos decentes y corajudos es menester frente a quien está decidido -después de diez años de secuestrar Venezuela y convertirla en una mancebía de cuanto vivaracho le halaga- a imponer sin caretas ya una tiranía comunista, tan siniestra y devastadora como las que muchos pueblos padecieron y padecen.

Abriendo la semana este hombre sin escrúpulos ni límites arremete nuevamente contra los que no aceptamos sumisos su pretensión de ser la reedición de su obsesión, el tirano cubano, y grotesco grita: 'Pitiyanquis, prepárense porque está revolución nada más está comenzando' y como si ya Venezuela fuera definitivamente Chavezuela, brama: 'si no quieren vivir en revolución, tendrán que irse del país porque aquí van a vivir siempre en revolución'.

Pues teniente coronel con ínfulas de emperador, sepa que yo de mi país no me voy, y menos porque usted lo ordene. Yo no soy recluta de sus milicias ni tampoco usted ha logrado silenciarme. No me voy porque no me da la gana y porque usted no es quién para ordenarme nada.

Desde que aquel 4 de febrero vi su rostro de golpista lo adversé, y cada día me repugna más ahora con la certeza de que usted es un depredador, un traidor, un entreguista. Yo no soy pitiyanky, pero usted sí es un arrastrado de los esbirros castrocomunistas, ellos se lo chulean y usted jura que lo respetan. Usted sí es un 'Lame manos' del cadáver insepulto que arruinó la tierra de José Martí y destruyó lo sueños de tres generaciones de cubanos. ¡Lárguese usted! Millones lo rechazamos.

Eleonora Bruzual
Publicar un comentario