16 octubre 2008

Caso del Maletín. Recopilación (127)

Corte niega que Antonini haya coaccionado a Franklin Durán

Miami, Estados Unidos.- El testimonio de Carlos Kauffman fue el eje central ayer en el juicio contra Franklin Durán.

Por un lado, la juez Joan Lenard repitió, por segunda vez en la Corte, que el jurado tiene suficientes evidencias para encontrar culpable a Durán "a través de las declaraciones de Kauffman". Por otro lado, Lenard nombró por primera vez a la presidenta argentina Cristina Kirchner afirmando que "los 800.000 dólares decomisados estaban dirigidos a su campaña, según Kauffman".

En ese momento la juez estaba dictando su fallo, rechazando una "moción por inducción al delito" introducida por el abogado de Durán, Edward Shohat, que pidió anular el juicio y que su cliente quedara absuelto. ¿Su explicación? "El FBI y Antonini le tendieron una trampa". En otras palabras: Franklin Durán cometió un delito coaccionado por Antonini Wilson, que recibía órdenes del FBI "y hasta le escribió una carta al presidente Chávez".

Antonini estaba "en las garras" del FBI. "En mis 36 años de experiencia jamás he visto un caso tan flagrante como éste", subrayó el defensor.

La Fiscalía objetó afirmando que Durán cometió el crimen antes de que Antonini fuera al FBI, el 16 de agosto de 2007. "El acusado vino a hacer lo que le pidió el Gobierno venezolano: silenciar el origen y destino del dinero", apuntó el fiscal John Shipley, recordando la secuencia de los hechos: el 9 de agosto Kauffman y Durán hablaron sobre la conversación de Durán con Rangel Silva, el 10 de agosto Antonini y Durán se vieron en Miami para hablar del asunto y el 14 de agosto Durán le envió un mensaje de texto diciendo: "Estoy aquí, con el director de la Disip". Todo ello antes de que Antonini firmara su colaboración con los federales, el 16.

La juez no aceptó la moción. Según ella, en el testimonio de Kauffman hay suficientes evidencias como para que el jurado encuentre culpable a Durán. "Kauffman declaró que antes de reunirse con Antonini o de que éste fuera al FBI, Durán ya tuvo una conversación con Rangel sobre los 800.000 dólares, dijo que el dinero era para la campaña de Cristina Kirchner y que Rangel les pidió asistencia para resolver el problema.

Además, testificó que era muy importante para ellos el hecho de que el director de la Disip estuviera a cargo del asunto", recordó Lenard, para quien el testimonio del socio de Durán fue clave.

El Universal
Publicar un comentario