16 octubre 2008

Caso Human Rights Watch en Venezuela (10)

Human Rights Foundation critica "inacción" de Insulza

Como "nefasto" calificó Human Rights Foundation (HRF) el rol que hasta ahora ha desempeñado el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, a la hora de defender el sistema democrático en el hemisferio.

En una carta, el presidente de la organización, Thor Halvorssen, criticó al funcionario por no haberle aplicado la Carta Democrática Interamericana a Venezuela, a cuyo Gobierno acusó de "atacar abiertamente los elementos esenciales de la democracia y que, paralelamente, viola sistemáticamente los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas en su territorio".

La agrupación, entre cuyos directores figuran el escritor peruano Álvaro Vargas Llosa, el ex presidente venezolano Ramón J. Velásquez y el ajedrecista ruso Garry Kasparov, acusó al gobierno del presidente Hugo Chávez de violar el principio de separación entre los poderes públicos al referendar la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia en mayo de 2004.

El texto antes mencionado fue el que permitió ampliar de 20 a 32 el número de miembros del máximo juzgado y permitió al Parlamento realizar dichas designaciones por mayoría simple.

HRF acusó al TSJ de ser "un ente que escandalosamente avala todas las decisiones arbitrarias del presidente Chávez, por ejemplo, el cierre del canal de televisión más grande y antiguo de Venezuela (RCTV), los poderes legislativos del presidente (a través de una Ley Habilitante), los 26 decretos ley que incorporan la reforma constitucional rechazada por referendo, la inhabilitación de los candidatos de la oposición para las elecciones venideras, entre otras".

En la misiva también cuestionaron el proceder de los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Paraguay.

Halvorssen, el presidente de la agrupación, fue detenido en 1993 por la policía judicial acusado de estar detrás de los bombazos que ese año se registraron en distintos lugares de Caracas y los cuales, según los investigadores, buscaban generar un clima de temor que afectara el mercado de capitales venezolano.

Publicar un comentario