28 diciembre 2008

Ocariz, Cohen, Antonini, Chávez...

Si hiciésemos un balance de lo más relevante ocurrido en 2008 comprobaríamos que existen miles de problemas que se denuncian, pero el Gobierno no los soluciona. Chávez repite que su atención se centra en las necesidades sociales del pueblo, pero sucede que más del 80% de los venezolanos nos quejamos de la carencia de políticas públicas contra el crimen, sin que él, ni sus ministros se inmuten. La cifra de homicidios creció 184% en diez años. Es decir, que de 19 crímenes por cada 100 mil habitantes registrados en 1998, se elevó a 47 en el 2007. Entre el 21 y el 25 de diciembre del 2008 que culmina, hubo 83 muertes violentas sólo en Caracas, ciudad en la que se denuncian más de 500 delitos por semana y en la que los homicidios aumentaron este año en un 14%. Según cifras de la medicatura forense y del CICPC, en el primer trimestre se registraron 710 asesinatos en la capital (EU 14-04-2008). Los secuestros crecieron y el sicariato se ha fortalecido en Caracas, Táchira y Anzoátegui. El Gobierno no actúa cuando Fedenaga o comunidades del Táchira, Alto Apure, Barinas o Zulia, denuncian que existen campamentos guerrilleros operando en esos territorios y extorsionando a ganaderos y empresarios. Ni siquiera en el mar "la vida es más sabrosa". Este año ha habido más casos sobre piratas que ahuyentan embarcaciones turísticas de costas venezolanas. El más reciente fue el atraco y asesinato de un turista francés el 15 de septiembre mientras su lancha estaba fondeada en Caraballeda. En lo que va de año se han reportado 10 robos en Anzoátegui y 13 en Sucre.

La justicia es ciega para castigar los delitos gubernamentales y sólo abre los ojos para cumplir las órdenes de Chávez contra la disidencia. La Fiscalía y la AN han ignorado el ostensible tramado de corrupción revelado a través del juicio de Miami sobre el "caso del maletín de Antonini con los $ 800 mil". Kauffman confesó que él y Durán pagaron sobornos y dieron comisiones a altos funcionarios y militares venezolanos, como generales de la GN, ministros y gobernadores, a cambio de negocios multimillonarios. y que "Jorge Rodríguez pidió ayuda a Durán". Precisamente Durán ganó $ 115 millones con sólo una inversión de $ 500 mil y la empresa suya y de Kauffman tuvo hasta 30 contratos con Pdvsa. A cuatro años de la muerte de Danilo Anderson siguen sin castigo sus asesinos, después de las declaraciones del ex fiscal Contreras y del "testigo estrella" sobre el "montaje" y forjamiento de actas dirigidos por el ex fiscal Isaías Rodríguez para inculpar a opositores del Gobierno. Compárese la rapidez con la que fue iniciada la investigación contra el ex gobernador Rosales, cumpliendo órdenes políticas. Recordemos también la velocidad con la que se cerró la investigación sobre corrupción de la dinastía Chávez en Barinas y del affaire del CAEZ protagonizado por el ex ministro Albarrán, quien hoy es Secretario de Gobierno de Barinas nombrado por el nuevo gobernador Adán Chávez.

En salud, hasta el viceministro cubano denunció retraso en Barrio Adentro, los hospitales están en coma y, para dolor de las mayorías desposeídas, Chávez ordena trasladar los centros de salud y hospitales de la Gran Caracas y Miranda bajo su inepta y corrupta administración centralizada, al igual que escuelas y centros educativos. La Alcaldía Mayor está sin policía y a las de Miranda y el municipio Sucre las dejó prácticamente desarmadas.

La última hazaña de quien actúa como si Venezuela fuera su hacienda personal, es la de "expropiar" el Sambil de la Candelaria, mole que "no vio" en más de tres años que ha durado la edificación autorizada por su alcalde Bernal y por ministerios de toda laya. Chávez critica a los empresarios que no invierten en el país a causa de las señales de riesgo que él mismo emite y contradictoriamente arremete contra el señor Cohen, propietario del Sambil, quien ha actuado como si en Venezuela hubiera reglas claras de respeto y estímulo a la propiedad privada, creando así miles de empleos. ¿Alguien le habrá dicho a Chávez que los centros comerciales se han convertido en lugares de esparcimiento popular -compren o no compren- porque son los únicos sitios donde existe la seguridad, que su inepto gobierno no da?

Chávez subestima la inteligencia del venezolano con la inmoral propuesta de reelección indefinida que la estulticia oficial pretende ocultar como "derecho a la postulación continua", por eso Datanálisis revela que el apoyo al PSUV cayó a 23% luego de los comicios regionales. Ese mismo pueblo está apreciando la magnífica labor de gobierno de jóvenes como Carlos Ocariz en el municipio Sucre, quien en pocos días y sin recursos entregó a Petare una modernísima cancha deportiva construida con apoyo privado y se está ocupando día y noche de su comunidad. Ese es el liderazgo que quiere el pueblo y no el de quien sólo piensa en eternizarse en el poder.

Publicar un comentario