22 diciembre 2008

Viene otra Reforma (77)

Chávez propone el 15 de febrero para realizar el referendo

Este domingo Hugo Chávez realizó la última emisión, la 323, por este año, de su programa Aló Presidente. Como era previsible, el primer mandatario consumió las casi cinco horas de transmisión para hablar sobre la enmienda constitucional.

El primer aspecto fue para despejar la incertidumbre sobre la fecha de la consulta; en tal sentido anunció que será el 15 de febrero. "Les queda como anillo al dedo, señores del escualidismo. Dedicado a ustedes si fuera ese día pues, porque ellos han anunciado la Campaña de Angostura. Estaríamos complaciendo a la oposición... ese día Bolívar dio su discurso ante el Congreso de Angostura. Ya lo están estudiando técnicamente".

Desde la Clínica Popular de El Valle, que fue inaugurada este domingo, Chávez pasó revista al proceso de las firmas que fueron entregadas a la Asamblea Nacional. El alcalde del municipio Libertador y jefe del Comando de Campaña Simón Bolívar, Jorge Rodríguez, le aseguró que sólo "1% de las firmas recogidas apoyando la enmienda están repetidas y que casi 100% están inscritas en el Registro Electoral".

Antes, un poco antes, de sentarse en el set de transmisión, el jefe de Estado visitó cada una de las áreas del centro asistencial. A la salida, y sin que las cámaras captaran las imágenes, un grupo de niños, hijos de los médicos y enfermeras, que casualmente en ese momento elaboraba el nacimiento gritó: "¡Uh! Ah! ¡Chávez no se va!, ¡Uh Ah! ¡Chávez no se va!".

Para aclarar las dudas, Chávez dijo a los presentes que su intención no es eternizarse en el poder. "No se trata de Chávez, sino de los hijos, de los nietos. En veinte años me voy, porque son necesarios para redondear la revolución", explicó.

7,3 millones como mínimo Tras analizar los resultados del 23N, con la contundente conclusión de que 500 mil oficialistas de Caracas no sufragaron, Chávez instó a recuperar los votos perdidos para dar la pelea en febrero de 2009.

La ocasión fue propicia para volver sobre la tesis de que los gobernadores y alcaldes opositores no ganaron para gobernar sino para "aparentar", pues el objetivo central es sacarlo a él del poder.

"La pelea es peleando, la enmienda va. Por ahí dicen que estamos perdiendo, pero vamos a ver, la pelea es peleando. A mí me lo dice el corazón, que vamos a obtener una gran victoria... No hay excusas, hace dos años votaron por mí 7,3 millones de electores. No aspiro a menos de eso. Seguimos rumbo a los 10 millones", exclamó.

Para lograr ese objetivo, designó a los ex candidatos Diosdado Cabello, Mario Silva y Aristóbulo Istúriz como jefes de los comandos en los estados Miranda, Carabobo y Alcaldía Metropolitana, respectivamente.

Al insistir sobre los planes de los alcaldes y gobernadores opositores, denunció. "Hay basura en Petare, diez veces peor".

Preocupado, tal vez, por la ascendencia de estos líderes, Chávez aseguró que como ellos son ricos, " no pueden preocuparse por los pobres... Allá los que se dejen engañar y manipular. Todos quieren ser presidentes. Por eso es que yo me quedo..."

Si bien dijo que febrero será un mes de triunfos, Chávez advirtió a sus seguidores que la oposición se está moviendo

"Hay que ganar por una diferencia amplia. No por una ñinguita. La oposición tiene una guerra sucia para dividir, debemos organizarnos".

El Universal
Publicar un comentario