27 mayo 2009

No olvidamos

Tengo el privilegio de conocer a Eduardo Sapene, quien además de vecino de nuestro municipio y ser vicepresidente de información de RCTV Internacional, es un luchador por la libertad y los valores democráticos de nuestra Venezuela. Ya cumplimos dos años del cierre de RCTV, de esa medida usurpadora por parte de Hugo Chávez, que cercenó la libertad de expresión pero además de eso que le cerró los ojos a un pueblo que creció viendo ese canal como la ventana de sueños y esperanza para todos.

Una de las cosas que debo reconocer de Sapene y la familia RCTV, es que bajo ningún concepto se dejaron intimidar por la amenaza, que ante la más oscura medida que tenían sobre sus hombros no se doblegaron y siguieron adelante defendiendo principios, valores y derechos civiles. Eso es lo que necesitamos como país, anteponer la esperanza a la amenaza, no podemos claudicar nuestro valores, pero tampoco podemos darnos por vencido, la lucha debe centrarse en organizarnos y defender con pasión en lo que creemos.

El caso de RCTV no puede ser olvidado no sólo por la violación a la libertad de expresión sino por el inicio en la defensa de los derechos civiles, hoy en día vemos cómo ahora van por Globovisión, pero el problema no es que sea Globovisión o cualquier empresa, la amenaza está en que no podemos resignarnos, en que tenemos que salir a defender nuestros derechos pero de manera amplia y organizada, sin mezquindad y con mucha fe de que sí podemos construir un mejor país.

El presente es de lucha, el futuro nos pertenece, eso dijo una vez el Che Guevara, hagamos del futuro nuestro objetivo, con organización, resistencia y mucha convicción de que sí hay posibilidades de un mejor país, superémoslos juntos en paz y con mucha fuerza, resignarse es un delito contra el futuro.

Publicar un comentario