25 febrero 2010

Runrunes del 25FEB10

ALTO

COLOMBIA. La realidad se impuso sobre los deseos de mantener una permanente guerra de palabras obscenas y amenazas ridículas con Colombia y su Gobierno. El mismo pragmatismo que obligó a comprarle equipos eléctricos a EEUU se vio aumentado ante la imperiosa necesidad de abastecer a un país depauperado, con su producción de alimentos -insumos producidos por habitante- a niveles del siglo XIX y con el peor deterioro de su plantel industrial debido a la intención gubernamental de "tierra arrasada" a todo lo que huela a IV República o a empresa privada. Encuentros previos a la cumbre de Cancún -donde un amenazante Chávez quedó al descubierto ante sus pares que ya están cansados, tras más de una década, viéndolo imitar a Fidel Castro y provocar a la prensa global a titular con sus frases notorias y de propaganda- habrían allanado el camino, una vez más, para que las puertas del suministro de alimentos se vuelvan a abrir de forma urgente así como también las del suministro eléctrico compartido. Hasta la compuerta gasífera podría ampliarse desde el otro lado de la frontera. Para esta decisión presidencial el caudillo consultó a su mentor octogenario, quien ya antes había recomendado hacer las paces con los vecinos ante la incompetencia de los funcionarios venezolanos encargados de la producción y abastecimiento de las redes de Mercal y Pdval, complementado por los engaños que en esa materia ha significado una ingente cantidad de acuerdos con Brasil y Argentina de los cuales unos han sido por corruptelas binacionales. Con motivo de una reunión buscando ayudar a Haití en la casa de Gustavo Cisneros en La Romana y en la que se dieron cita entre otros el presidente dominicano Leonel Fernández, el ex presidente panameño Martín Torrijos y el magnate mexicano Carlos Slim, surgió el tema de la confrontación colombo-venezolana. Por eso Fernández estuvo presto a mediar entre los dos presidentes cuando se lo insinuaron en Cancún, conociendo de primera mano la situación por los informes económicos que de las dos naciones revisó antes de viajar a la Cumbre, sin pensar que el impasse allá aceleraría la supuesta mediación. Allí Lula, aunque se ofreció primero, no se le vio muy entusiasmado pues siempre duda que Chávez cumpla por su bipolaridad demostrada. Así lo comentó a otra Presidenta. Por otra parte se habla de un encuentro secreto que se habría celebrado en Caracas días antes de la reunión mexicana entre los cancilleres Maduro y Bermúdez tratando de afinar las relaciones y buscando adelantar de forma rápida, por las necesidades venezolanas, los acuerdos clave. Esta semana tendrían otro encuentro en Bogotá los dos ministros para seguir trabajando en el tema...



CANCÚN. Mientras todos los mandatarios lucieron unas guayaberas, a la medida, regaladas por México, el jefe venezolano no se la quiso poner a pesar de que hasta el propio Raúl Castro se lo recomendó. Su disfraz militar-cívico lo haría hacerse notar en la foto oficial y eso era lo que buscaba antes de haber sido enfrentado por Uribe con la frase que ya le dio la vuelta al mundo. La grosería de la respuesta de Chávez hizo que varios presidentes -de ellos el que más rápido actúo verbalmente fue el propio Castro- se movieran para lograr el encuentro posterior. Como niño regañado el caudillo criollo siguió rumiando por dos días su malestar al haber quedado retratado en su condición de mandón irracional como lo demostró en las diferentes versiones que del suceso ha venido contando. Más allá de todo lo público el Gobierno de Colombia está haciendo unas exigencias claras y determinantes para saber si adelanta o no el proceso de acuerdos. Ya no aguantarán más la petición, sin equino, de la entrega de al menos dos jefes guerrilleros importantes que están del lado venezolano. ¿Iván Márquez, Grenoble u otros de la misma altura en las FARC? Igualmente con la deportación bien sea a Colombia o a EEUU de dos altos narcotraficantes que están enviando desde nuestro territorio grandes cargamentos de droga hacia EEUU, el Caribe y México y haciendo negocios -pruebas presentadas al canciller- con funcionarios rojos en tres estados...

medio

HENRi FALCON. La orden presidencial es llevarlo a prisión. Lo sabe y está dispuesto a inmolarse. Aquí anunciamos este desencuentro hace varios meses. Las pruebas contra Falcón las han venido recopilando los seguidores de Reyes Reyes, de los cuales su hijo Luis Jonás encabeza la lista de los enemigos de Henri pues le quitó la posibilidad de ser gobernador en reemplazo de su padre. Hoy lo quieren nombrar jefe del consejo de gobierno para seguir torpedeando a Falcón. El expediente de Transbarca, sistema integral de transporte masivo del estado Lara, es lo que usarán para acusarlo y pedirle juicio de mérito ante el TSJ y para eso ya encargaron al diputado Carlos Escarrá, quien desde sus nuevas oficinas coordinará el equipo de abogados que enfilará sus baterías contra el disidente rojo, hoy pepetista. A la rabia de Chávez y los Reyes Reyes añádase la de Diosdado Cabello tras aquella demostración pública de un aumento de precios en un proyecto. Los temores de que el caso Falcón se repita en otras entidades exigirán acciones contundentes contra el gobernador. El caudillo trataría el caso en Cuba para coordinar acciones a tomar. Lo que más les preocupa es que Falcón no se amilanó ante las advertencias y amenazas de los últimos meses...

bajos

ANGUSTIAS. El último informe que recibió el Presidente por parte del cubano "electricista" lo dejó estupefacto: la posible pérdida de 125 de los 167 diputados de la AN en una eventual confrontación electoral el próximo septiembre de seguir deteriorándose la imagen y aumentando el desengaño en sus otrora fieles seguidores. Por eso hará todo lo posible para no permitir la celebración de esa consulta. También impulsará a sus dirigentes a seguir ofreciendo trapos rojos a la oposición como el referendo revocatorio y otras perlitas. Tanto es así que ya no confían en Tibisay Lucena como presidenta fiel del Poder Electoral. Piensan que no dudaría en reconocer una victoria de la oposición ante la división interna y el enfrentamiento que tiene dentro del CNE con otros grupos de poder rojos. En medio del nerviosismo, y para tratar de recuperar la confianza del comandante, hasta Jorge Rodríguez habría llegado a plantear su renuncia a la Alcaldía Libertador para volver a encargarse del órgano electoral y "así garantizarle su victoria mi Presidente".

Publicar un comentario