11 octubre 2010

Las fintas

Cómo nos conoce el líder! Sabe exactamente cuáles son los temas que van a generar la polémica necesaria para "tapar" lo que realmente le preocupa, le duele y le mortifica. Resulta que estamos todos de cabeza con el asunto de la Inscripción en el Servicio Militar cuando faltan pocos días para que culmine el plazo incluyendo no solamente a "los jóvenes" y "a las jóvenes", sino que el tema afecta por igual a quienes ya dejaron la mocedad hace un buen rato hasta el punto que ya están pensando en su jubilación. De esta forma, tenemos a buena parte del país buscando como "palito mantequillero" un Centro de Conscripción Militar o la Prefectura más cercana para "cumplir con el deber patrio" mientras pasan desapercibidos otros asuntillos un tanto más incómodos para el comandante.

Por ejemplo: el líder por más que recurre a los ejemplos matemáticos y a la explicación del sistema que rigió los comicios parlamentarios regañando a quienes le formulan la pregunta lógica del porqué si son mayoría, el total de votos nacionales le dan una ventaja a la oposición, aún sigue sin convencer sobre qué fue lo que realmente sucedió. Peor aún, seguramente piensa en el 2012 y esos resultados le generan un escalofrío sólo comparable con los que siente cuando lee los periódicos españoles todas las mañanas y reflejan el presunto "affaire" de los etarras, faracos y demás deudos en territorio nacional con la supuesta "anuencia" de personajes cercanos al más alto gobierno. (Repetimos, según la prensa ibérica). Valga la aclaratoria a manera de práctica o entrenamiento adelantado de lo que vendrá con la Reforma del Código Penal (la segunda finta temática) que, entre otras cosas, contempla sanciones para quienes tengan la lamentable idea de criticar a funcionarios del régimen, obviamente al Presidente de la República e incluso a mandatarios extranjeros. Así que si, por ejemplo, alguien -en un supuesto negado- se le ocurriera decir la "tamaña barbaridad" de que Fidel Castro y su hermano Raúl son unos dictadores... ¡Ayayay Maracay! Prepárense porque les caerá todo el peso de la ley roja rojita. ¿Por qué decimos que es otra de las fintas temáticas? Porque mientras eso es lo que se esconde en tal reforma, la gente está pendiente de la legalización del aborto (lo que también está en el articulado). Algo social y éticamente polémico a tal punto de hacer el ruido necesario para que "se silencien" algunas cosas inconvenientes como las antes relatadas.

Y es que a estas alturas del partido y después de doce años sí, el líder nos conoce profundamente como para saber los "botones" que detonan a la sociedad venezolana, pero también la gente conoce de sus "trucos" y sus manidos "trapos rojos" para tapar aquellas verdades que le resultan inconvenientes.

Publicar un comentario